Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Ponerse en lugar de otro...

Cuando tú no haces algo es porque estas muy ocupado.
Cuando el otro no lo hace, es porque está desorganizado.
Cuando tú hablas, es una crítica constructiva.
Cuando el otro habla, te está atacando.

Cuando tú defiendes una idea, es convicción.
Cuando el otro lo hace, es obstinado.
Cuando tú no cumples, es distracción.
Cuando el otro no cumple, quebranta tu confianza.

Cuando tú mientes, dices que ocultas algo
Cuando el otro miente, dices que engaña.
Cuando tú reclamas, luchas por tus derechos.
Cuando el otro reclama, es perjudicial.
Cuando tú luchas por tus derechos, es prueba de carácter.
Cuando el otro lo hace, es obstinado.
Cuando tú hablas de ti mismo, es porque necesitas reconocerte.
Cuando el otro habla sobre si mismo, es un presumido.

Cuando tú te esfuerzas por ser agradable, eres cortés.
Cuando el otro se conduce así, es pura actuación.
Cuando tú encaras ambos lados de un problema, estas siendo comprensivo.
Cuando el otro lo haces. Es confuso.
Cuando tú haces alguna cosa sin indicación previa, es iniciativa.
Cuando el otro lo hace, se está excediendo en sus funciones.
Cuando tú progresas, es fruto de mucho trabajo.
Cuando el otro progresa, tuvo suerte.

Me pareció tan interesante este texto!!
Porque muestra a las claras como cambia nuestro
vocabulario cuando nos referimos a nosotros mismos o lo hacemos de otras personas
¿Por qué piensan que es diferente?
Pareciera que cuando hablamos de nosotros queremos evitar toda culpabilidad respecto
del asunto.
Queremos ser inocentes sin darnos cuenta el alto precio que pagamos por eso...

¿Cuál es?

Somos inocentes pero no podemos hacer nada
Un buen líder acepta más culpa
de la que le corresponde
y menos crédito del que merece
Arnold Glasow.

Me gustaría proponerte un ejercicio de auto observación donde puedas escucharte a ti
mismo y a tu manera de hablar para que puedas distinguir de que manera creas realidad
negativa y a veces no te pones en los zapatos del otro.
¿Para qué?
Para que puedas elegir cambiar si así lo quieres.

No podemos cambiar
aquellas cosas nuestras,
que no podemos observar

No hay comentarios :