domingo, 4 de enero de 2009

Tu dualidad




Por haberte conocido terminé conociendo,
del Paraíso sus más escondidas estrellas,
y volando en la cola de algunos cometas,
me llevaste hasta el templo de los Dioses,
y ellos te conocían, y ellos te adoraban,
eras la Diosa que gobernaba en la Tierra.

Por haberte conocido terminé conociendo,
del Averno sus más oscuros laberintos,
y pisé descalzo las cenizas más ardientes
que me llevaron hasta el coro de demonios,
y allí todos te esperaban, te deseaban,
eras el ángel negro que los representabas.

Por haberte conocido terminé conociendo,
tanto el Paraíso como el ardiente Averno,
me desnudé y me revolqué en alegrías,
me desnudé y sufrí tus peores tormentas;
te conozco y te encuentro en tus secretos,
y me nutro de tu dualidad imperecedera.

(Pablo Javier)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...