domingo, 24 de enero de 2010

Concédeme de pronto la delicia...


Concédeme de pronto la delicia
de entrar en tu mirada fascinante
dejando que mis ojos sean guante
que posen en tu alma su caricia.

Concédele perdón a mi estulticia
si sabes que no vivo ni un instante
tranquilo, con el alma vacilante
que sueña con tu imagen vitalicia.

Concédeme seguir tan solo preso
y fiel a tu recuerdo que ha formado
lo dulce de tus labios cuando beso

y el cielo ya me das predestinado
si logro realizar el gran suceso:
concédeme un minuto... ¡A tu lado!

Ángel Mier Garza
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...