sábado, 2 de julio de 2011

Ando buscando la sombra

Ando buscando la sombra,
sin un verso que evocar;
¿qué maldición me transforma
musa en nada que contar?

Si yo soy quien canta al viejo,
también al de edad pueril,
al niño, al cielo, al espejo
y a las lluvias en abril.

Sueño en sueños que despierto
y resuelvo en escapar
de este escondite, el desierto,
sin atisbo de agua o mar.

Solo dunas y más dunas
y así es como hoy ando yo,
sin huellas, contando lunas,
las que el zahorí perdió;

y ando buscando la sombra
para iluminar la sed
de tristeza antigua y honda
que en mis versos recité.

¿No hay inspiración divina?
¿Quién me escuchará gritar?
Solo hay ocre, arena fina,
mi sombra y mi soledad.

Raül Bernadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...