viernes, 22 de julio de 2011

Lagrimas ciegas, Juanmaromo

He sentido el dolor horadarme 
como un río de lava 
y dejarme un vacío infinito 
en medio del alma 
un dolor inclemente, asesino 
que todo lo arrasa 
y que deja un erial calcinado 
allá donde pasa.

Regaré con mis lágrimas ciegas 
el ánima yerta, 
sembrare nuevas flores de amor 
en la tierra desierta 
y otra vez brotarán olorosas 
fragantes y frescas 
y ese inmenso vacío lo irán repoblando 
mariposas , gorriones jilgueros 
ardillas, abejas 
beso a beso ire construyendo 
una nueva morada 
donde pueda tenerte en mis brazos 
a mi confiada 

Llenaré nuestra casa de flores 
recién cosechadas 
sembrare nuestro lecho de amor 
con las rosas mas grana 
y abrazado y perdido en tu cuerpo 
y fundido en tu alma 
volveré a renacer como Fenix 
prendido en tus alas.



A Colombia, Julio Florez Rea

Golpea el mar el casco del navío
que me aleja de ti, patria adorada.
Es medianoche; el cielo está sombrío;
negra la inmensidad alborotada.

Desde la yerta proa, la mirada
hundo en las grandes sombras del vacío;
mis húmedas pupilas no ven nada.
Qué ardiente el aire; el corazón qué frío.

Y pienso, oh patria, en tu aflicción, y pienso
en que ya no he de verte. Y un gemido
profundo exhalo entre el negror inmenso.

Un marino despierta... se incorpora...
aguza en las tinieblas el oído
y oigo que dice a media voz ¿Quién llora?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...