sábado, 12 de noviembre de 2011

Pie de Manzana...receta llena de amor y dulzura.


Ingredientes

Masa
200 gramos  de harina de trigo por un sol de verano embriagado
100 gramos de azúcar de caña por  la vida y el amor endulzada
1/2 cucharita de sal recogida de un mar por la luna enamorado
225 gramos de margarina sin sal en trocitos con cariño cortada
1/3  taza de agua fría pura y cristalina del pozo de los deseos
  
Relleno
8 manzanas en rodajas del jardín de la esperanza
1 taza de azúcar de espumas embrujadas
1/2 taza de harina de las más doradas espigas
2  cucharitas de canela, de tierras de misterios cepas
1/2 cucharita de sal de minas muy blancas
Pizca de nuez moscada de campiñas lejanas
1/4 de taza de leche evaporada de nubes blancas

 Elaboración
-Mezclar la harina, la sal y el azúcar con dulzura y paciencia
-Agregar la margarina hasta que parezca hojuelas de la más tierna avena
-Con un poquito de agüita se une la mezcla
-Se divide en dos para que crezcan en la igualdad de la pareja
-Poco a poco y con esmero se alisa los problemas con fe y destreza
-Formando un circulo símbolo de unión y vida
-Se coloca en un refractario con gran delicadeza
-Se vierte el relleno con todo el amor que en tu alma se anida
- Y se cubre muy abrigadito con la ternura de su compañera
-Dejando aperturas en el centro para que salgan los suspiros
  De un amor compartido.
-Se polvorea con la leche y azúcar para conservar su dulzura
-Se hornea por 25 minutos a 350 grados como cuando estaban de enamorados
-Se baja la temperatura a 180 grados  por 40 minutos con ese calorcito 
del convivio de una vida plena y justa.
-Retirar del horno y dejar enfriar para disfrutarla con toda la familia y agradecer las bendiciones recibidas.



Caricias...Carmen Díez Torio

Caricias que me acarician
por dentro entera el alma
y descosen las tristezas
que a mi corazón se hilvanan.

Caricias que me acunan
y me cantan suave nana
para dormir en la noche
como una estrella apagada.

Caricias que me hacen nacer
y resurgir al nacer el alba
despertar al nuevo día
estrenando las mañanas.

Caricias que son las manos
que en mi piel tejen palabras
de amores y de deseos
del mar bravío y en calma.

Caricias que en mi se posan
como si fueran dos alas
para recorrer mi cuerpo
para hacer morir mi alma.

Caricias que me hacen extremecer
y exremeciendo me matan
con el fuego del amor
y el corazón se me abrasa.

Caricias que me acarician
y acariciandome me aman
bendita son las caricias
que en mi  piel tu nombre graban.

Carmen Diez Torio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...