Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

viernes, 9 de marzo de 2012

El sabor de la miel...Versos decasílabos y hexasílabos


Volverán los momentos vividos
con su traje, bordado en recuerdos
y un sombrero repleto de estrellas
cubrirá mi cielo.

Magia en versos, que marca mis noches
con la fuerza del árbol dormido,
que transforman el viejo ropaje
en brazos floridos.

Escaleras que bajan o suben,
escalones, peldaños de sueños
y que llevan al punto soñado
donde yo te quiero.

Con las hojas más viejas del alma,
trituradas por nuevos deseos,
construiré nuestro nido que albergue
nuestro amor secreto.

Y secreto es aquello que impide
que los vientos ventilen su celo,
pues a nadie le importa si existe
un amor tan bello.

Ven a mí con tus dulces miradas…
Te daré con mis flores y versos
el sabor de la miel que mis labios
sellarán lo nuestro.

Reservado todos los derechos de autor

Princesa de Guayaquil...Acrostico para La negra Rodriguez...

Lo quiero celebrar hoy contigo
Amiga de poetas y mujer enamorada.

Negrita te llamas, puro corazón
Enaltece mi sitio, gitana apasionada,
Gloriosa poeta que con toda ilusión
Reflejas en tus letras la clara mirada,
Asumiendo tus letras con toda pasión.

Razones me sobran para festejarte
Orgullosa gitana de tu Guayaquil
Desciendes de sangre marcada a fuego
Reflejando tus letras el amor que hay en ti.
Ignota belleza tus ojos reflejan
Gracia de gitana como caramelos
Un claro reflejo que a mi me dejan
En paz al mirarte, lleno de consuelo...
Zambullido en tus poemas... de terciopelo...

Ángel Reyes Burgos

Apenas nada...En un tiempo muy lejano…


En un tiempo muy lejano…
cuando aún tus ojos eran míos,
cuando aún tu boca me nombraba,
cuando aún tus labios eran tibios
en el tibio despertar de la mañana,
las horas se quedaban detenidas,
reposando de dulzura en tu mirada
y el viento se aquietaba hasta ser brisa,
deslizándose en el hueco de mi espalda.

Las noches se enredaban con los días,
los días se mecían con el alba
y el alba despuntaba entre caricias,
que aprendían a amarse
hasta ver nacer la madrugada.
Tu nombre era vocal redonda y clara,
mi nombre, consonante enamorada
y juntos proclamábamos silencios,
el hermoso silencio de una única palabra.

En un tiempo muy lejano, muy lejano,
cuando aún salía el sol en tu mirada
fuimos todo, fuimos tanto ¡fuimos tanto!
que no entiendo que pasó…
se nos llenaron de vacíos las palabras
y nos estalló de invierno el corazón
y un frío helado se nos clavó en el alma.
Un tiempo muy lejano, muy lejano…
del que ahora queda ¡apenas nada!

http://atardecerdeletras.blogspot.com/