Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

sábado, 5 de mayo de 2012

Ha dejado de llover cariño....

Ha dejado de llover cariño mio, la lluvia me pone nostálgico
y aunque la lluvia de Sevilla es una maravilla cuando estas a mi lado,
ahora me siento solo cuando tu imagen junto a mi, 
en el cristal no esta reflejado.

Miro hacia el cielo para buscar esa estrella del norte
que guía la luz de mi amor que para mi encendiste un día,
suspiro a los astros suplicando que aparezcas,
y mis suplicas se oyen trayéndote junto a mis fantasías. 

Tu halo etéreo difuminado en las estrellas,
me sonríe y me habla, me miras y conversas...
¡Aquí me tienes mi angelito amado¡,
hombre de mis ensueños, poeta enamorado,
no olvides nunca mi amor de ensueño,
que aunque no me veas siempre estoy a tu lado.

No controlo una lagrima que de mi se escapa,
la siento tan lejos y tan cerca de mi,
que extiendo los brazos para poder abrazarla
y sentir por momentos en un sueño feliz.

Una cálida brisa salen de tus labios,
se secan las lagrimas que salieron por ti,
y como en un susurro escucho muy dulce
amor mio te amo, tu siempre estarás en mi...

Ángel Reyes Burgos.



Hoy no voy a escribirte un poema erótico...

Hoy no voy a escribirte un poema erótico
me presento ante ti con una docena de rosas
y mirándote dulcemente a los ojos,
me meto en tu alma y te digo, ¡hola preciosa¡

Esa dulce mirada tuya, esa sonrisa picara y traviesa
me hace acercarme hasta tus labios de jugoso anhelo
y sin que me lo proponga de tus labios hago presa
y besos tus labios mientras acaricio tu pelo.

Empiezan mis estremecimientos al tenerte en mi boca
nuestras lenguas ardientes bailan y se mueven
siento endurecer tus pezones como las rocas
y en ese instante, es cuando nada ya me detiene.

Mis manos se mueven por todo tu cuerpo
bajan con mi pasión hasta tus muslos sagrados
recorriendo montañas, planicies y valles
hasta dar con el ardor entre tus muslos apretados.

Mis manos se mueven acarician y consuelan
ese fuego ardiente que arde en tu ser
tus manos me atrapan y con caricias leves
me llevan al éxtasis con tu amor y el placer.

Hoy no iba a escribirte un poema erótico...
pero cual es mi culpa si pensando en ti
me pierdo en tu boca y en tu cuerpo divino
donde siempre mi vida me haces sucumbir...

Ángel Reyes Burgos