lunes, 17 de septiembre de 2012

Te amé bajo los pinos...


Ardía el sol de mi Castilla
en el dormir del ocaso
y el caminito de polvo
los dos le fuimos andando.

Llegamos bajo los pinos
y el verde del verde campo
las amapolas nos sonreían
la margaritas nos guiñaron.

Nos sentamos bajo el  pino
y el verde del verde campo
y mirándose nuestros ojos
de amor sin querer se hablaron.

Bajaste hasta mi boca
y me rozaste los labios
mientras mi lengua dibuja
en ti un dulce beso callado.

Nuestros brazos se hicieron ramas
que morían en un abrazo
y el deseo se hizo fuego
en el morir del ocaso.

Bajo las ramas del pino
y el verde del verde campo
cayo mi vestido al suelo
y los dos nos amamos.

Subimos a la cima
de esos pinos tan altos
entre besos y gemidos
en el verde , verde campo
quedándonos como niños
mientras el sol de mi castilla
se dormía en el ocaso.

Vivir en el mismo cielo...

Vivir en el mismo cielo
olvidando del pasado
todo los momentos malos
que vives desconsolado
por errores cometidos
que te dejan destrozado.

Caminar siempre adelante
hacia un nuevo horizonte
que una luz nueva te guié
y vaya siempre delante
que los años que pasaste
quedaron ya irrelevante...
Vivir el día con alegría
aunque sea con careta
careta que a ti te sirva
para aliviar tus tristezas
y hagan feliz a tu alma
y la llene de grandeza.

Vive e ilumina tu rostro
que te sientas como un sol,
refleja en tu mismo suelo
la luz de tu resplandor
y siéntete un hombre nuevo
feliz y cautivador...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...