Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

miércoles, 5 de junio de 2013

Las luces de mi alma...

Medito ante seis lumbreras
que son los bellos luceros
que acompañan mis sentires
mis amores y mis anhelos.

Uno sereno y bondadoso
primogénito de mi sangre
que en mi otoño ya canoso
su llama brilla constante. 

El segundo que no es meno
el hijo de mis entrañas
que cuando lo tengo lejos
el llanto mis ojos empaña.

Tengo otro lucero hermoso
inquieto y apasionado
que no sabe vivir la vida
si no está enamorado.
Un cuarto lucero alumbra
la senda de mi pasión
el camino de mi vida
de mis sueños y mi ilusión.

Un quinto lucero habita
entre las hadas del cielo
esa es mi madre bendita
y el mayor de mis luceros.

Yo soy el sexto lucero
que su brillo apagado
relucen mas que mil soles...
cuando ellos están a mi lado.



Sencillo y tierno...

Sencillo y tierno
los momentos contigo
a veces lleno de fuego
los que ya he vivido
y otras lleno de hielo
si no estas conmigo.

Sencillo y tierno...
cuando tu me miras
que me llega la luz
en tu alma prendida
y ese rayo de ilusión
que en mi pecho anida.

Sencillo y tierno...
los atardeceres
la noche y madrugada
de nuestros placeres
el amor en tu mirada
en amaneceres...

Sencillo y tierno...
este amor nuestro
unas veces apasionados
y otras de tormentos
cuando estamos alejados
sin sentir tu aliento...

Sencillo y tierno...
cuando tu me abrazas
que llena mi vida
de amor y esperanza.

Ángel Reyes Burgos

Cerca de las estrellas...

A ti que vives tan alto,
muy cerca de las estrellas,
a ti te llamo gritando
con mis sencillos poemas,
que van siguiendo tus pasos
y van sembrando fonemas,
que solo te hablan de amor,
pues es amor lo que anhelan.

Perdida en tu paraíso,
siempre encontrarás mi mano,
que impedirá que el abismo
de distancias sea amargo,
pues nunca seré yo mismo
si no te tengo a mi lado.

Andaremos los caminos,
entre la tierra y el cielo,
y seremos peregrinos
del amor de nuestros sueños,
que tantas noches, dormidos,
aunque en diferentes lechos,
siendo origen y destino
de sentimientos eternos.
Yo quiero vivir muy alto,
muy cerca de las estrellas,
y no seguirte buscando
porque tú eres una de ellas.

Todos los derechos reservados
Andrés Mª