domingo, 4 de agosto de 2013

He evocado tus manos y tu boca bebiéndome entero....

He evocado tus manos y tu boca bebiéndome entero.
Casi puedo sentir el tacto de tu boca sobre mí,
tu lengua resbalando sobre mi piel, lenta, lenta,
lamiendo y  besando cada poro de mi piel
como si solo yo existiera en ti...

Tu aliento caliente abriéndome el pecho,
tu aire haciéndose mío por dentro de tu cuerpo,
elevándote a una tercera dimensión....

Es increíble el poder que tiene la mente
para despertar a otro tiempo.
Apenas unos segundos...
y casi puedo sentir tu suavidad,
recordar cada sonido producido por tus gemidos,
con esa complicidad que solo el amor puede dar
y ese deseo nuestro reventándonos en los labios.

He cerrado los ojos un momento y he vuelto a sentir aquel escalofrío... .
Jadeaba sobre tu pecho y me sacudía dentro de ti sin poder parar ni un momento.
Recuerdo cada una de aquellas estrellas sobre mi cabeza, recuerdo cada uno de tus besos.

Pasamos toda la noche comiéndonos, besando, amándonos...Lejos.
Solamente lejos de todo. Solos. Absolutamente solos tu y yo...

Ángel Reyes Burgos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...