Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

martes, 17 de diciembre de 2013

Venganza salvaje, Novela de terror de Ángel Reyes Burgos Prólogo...

Venganza salvaje
Código: 1312259674901
Fecha 25-dic-2013 21:06 UTC

Licencia: Todos los derechos reservados

Venganza salvaje, Novela de terror de Ángel Reyes Burgos Prólogo...

Prólogo...

Albert Einstein dijo… Solo hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana y de la primera no estaba muy seguro…lo que no tendrán ninguna duda al terminar de leer esta novela es de su infinita perversión…

Aunque la novela la empiezo escribo en primera persona, lo que aquí relato son las experiencias de un psicópata que estuve entrevistando unos días…
Estando en Aragón, me hablaron de unos terrible sucesos acaecidos en una remota aldea del pirineo, como periodista y psicólogo, sentí curiosidad por conocer los acontecimientos de primera mano, casi pierdo la vida en el intento, este hombre no hablaba con nadie y los que lo intentaron, nunca se les volvió a ver. Quizás me salvo la vida el hecho de que llevaba una foto de su madre que le enseñe cuando me iba a atacar.
Pasé tres semanas de un crudo invierno en su cueva tomando notas.

Me costó mucho escribir lo que me contaba por que su vocabulario era muy escaso y su pronunciación casi inteligible, pero después del trabajo que me costó el permitirme que le entrevistara, no dejaría la labor sin terminar…
En mas de una ocasión, estuve por abandonar, las atrocidades que ese salvaje contaba, me ponían los vellos de punta, no sabia si tendría estomago para llegar al final de está odisea...

No sabía su nombre, ni su edad ni como llegó hasta la cueva, tampoco recordaba haber tenido trato con otros humanos, lo primero que recuerda y me cuenta es, que un día se encontraba enfermo. Dos mastines negros con multitud de cicatrices, aparecieron por la mañana en su cueva llevando una mano y parte del brazo de un niño, había visto en una ocasión uno bañándose en el río y le recordaba a eso…la perra lo deposito junto a el en el suelo como si fuera un regalo, su hambre era acuciante y lo devoró en unos momentos, nunca había comido carne humana, le gustó y supo que iba a seguir comiéndola.
Su exagerada dentadura, le permitía rasgar la carne y triturar los huesos.
Su cabeza en parte pelada y una gran cicatriz sobre su sien derecha, le conferían un aspecto tétrico y terrible, no me sentía cómodo mirándole a la cara, me inspiraba temor.

Conforme pasaban los días, mi mente se iba abriendo y confieso que en algún momento me identificaba con el, llegando a sonreír con sus salvajadas y sintiendo cierto placer en sus perverso comentarios, mi lucidez, estaba dando un vuelco peligroso...procuré aclarar mis ideas y seguir con el objetivo que me trajo hasta aquí, sin saber lo que el destino me había deparado al pasar con el tiempo, de ser medico a paciente…

Es probable que mi incipiente locura, este debida a escribir esta novela en primera persona, metiéndome en la piel de este psicópata y relatarla como si se tratará de mis propias vivencias, seguramente en algún momento tendré que desligarme de este ser infernal, si no quiero que su personalidad psicótica se transfiera a la mía convirtiéndome en un autentico asesino…


Ángel Reyes Burgos

Quisiera ser un velero...

Quisiera ser un velero
y tu que fueras el viento
que me arrastre hacia tu cielo
para besarte al momento.

O quizás, ¿que te diría?
tu, tormenta tropical
que me arrastra vida mía
para volverte a besar.

O yo podría ser jinete
de una estrella en tu cielo
para iluminar tu frente
besando tu hermoso pelo.

De tu cerro de la silla
ser esa nieve tan blanca
que se arrastre hasta Sevilla
para iluminar mi cara.

Todo eso yo quisiera
para tenerte al momento
y así mi amor yo pudiera
expresarte mis sentimientos.

Ángel Reyes Burgos
Para ti amor y gracias por todo