Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Nostalgia y esperanza.

Ya se acerca a mi ventana
el devenir del invierno
y van sonando campanas
de la crudeza del tiempo.

Y miro hacia el horizonte
y por allí no te veo
ya las nubes por el monte
presagian los aguaceros.

En mi corazón se ancla
la tristeza de tu ausencia
el color que se me apaga
en el pecho sin tu esencia.

Como ave la tristeza
picotean mis sentidos
se me escapa la esperanza
de no tenerte conmigo.

¿Que escucho por el camino?
si es una bella canción
que un halcón peregrino
me trae de tu corazón.

Ángel Reyes Burgos

Hoy vamos a hacer el amor.


Como a una niña te tendré en mis brazos
como se tiene a una delicada flor
y te meceré desnuda en mi regazo
mientras te canto una canción de amor.

Y desnudos sentiremos la tibieza
de nuestras pieles sedientas de besos
para que veas la belleza y la grandeza
y sintamos como crece el universo.

En tu boca nacerán cien mil estrellas
y una lluvia de cometas esplendorosos
y en mi pecho crecerán las cosas bellas
cuando te mire con ternura a los ojos.
Crearemos nuevos soles con las manos
cuando acaricie con pasión tu firmamento
y recorra desde el norte hasta el pecado
que te haga temblar de sentimientos.

De tu lava surgirán otros luceros
de mi antorcha una estela luminosa
que recorra de la tierra hasta el cielo
y caiga para regar tu hermosa rosa.

Y así pasaremos este domingo
vestidos con la piel de la pasión
con la ilusión de poder estar contigo
con mi cuerpo, con mi alma y corazón.

Historia 18.- Machismo

Historia 18.- Machismo.

Después de estas 17 historias publicadas, no creo que puedan seguir pensando de que todas las mujeres son iguales, pero cada día oímos en la calle lo mismo y aunque parezca que todas tienen un denominador común, lo único que le une es su hermosura y me refiero a la hermosura de sus corazones desde niñas hasta que son ancianas. No puedo negar que hay garbanzos negros, pero en la vida tiene que haber cosas malas, para poder apreciar mejor las cosas buenas...aún así...

Rolando tenia una novia con la que siempre estaba discutiendo por cosas insignificantes...aunque su novia Macarena lo conocía bien y pasaba mucho de seguir su juego, a veces tenia que seguirlo para no darle la impresión de que estaba hablando con un armario... 

Macarena, ¿por que te has puesto esa blusa blanca?, sabes que no me gusta, parece que te va a estallar los botones y temo que me saltes un ojo con esos pezones...ella empieza a reírse de su ocurrencia y el la para en seco, pero de que te ríes, si lo que pareces es una puta buscando cliente.
Ella se pone muy seria y le dice, acaso no recuerdas que esta blusa me la regalaste tu la primera semana que nos conocimos y me decías que estaba preciosa con ella...
Pero Macarena, al principio solo me gustabas, pero ahora te quiero y no me gusta que te miren los hombres. Mira Rolando, yo soy como soy y tienes que aceptarme así y si me visto como lo hago es solo para sentirme guapa y sexy para ti. Por favor cambiemos de tema...

De acuerdo solo una cosa más, no recuerdas el día que nos encontramos con tu compañero de universidad y como no te quitaba los ojos del pecho, parecía que te estaba haciendo un conjuro para que se te abriera la camisa y zambullirse dentro...
Mira Rolando, te he dicho que cambiemos de conversación por que ya sabes como terminamos al final de estas historias.
A ti lo que pasa Macarena, es que nunca quieres terminar una conversación para no tener que tomar una decisión, si a mi esa camisa ya no me gusta, ¿por que te la pones?...
Me la pongo por el mismo motivo que me pongo los pantalones ajustados que tu también me regalaste y que ahora no quieres que me ponga, para sentirme libre de ponerme lo que me dé la gana sin que un machista como tu me diga lo que tengo que hacer.

¿No ves?, yo te estoy hablando bien y tu has empezado a insultarme, no soy ningún machista.
Y no es de machista que tu si pueda ir a la discoteca con tus amigos cuando yo no puedo ir y después me prohíbas a mi que vaya con mis amigas cuando tu no estas...
Ves Macarena, ya te estas yendo por las ramas, estamos hablando del vestuario...
No Rolando, todas las ramas son del mismo árbol, pero tu saltas donde más te conviene. 

Rolando, tenemos que dejar de vernos por que solo llevamos saliendo un año y cada día terminamos con alguna historia triste, me estoy sintiendo agobiada, sabes que te quiero, pero no es suficiente para plantearse la vida en común solo con el cariño, se necesita respeto mutuo, confianza y libertad para ser lo que cada uno somos sin trabas...

Yo ya veo lo que quieres Macarena, estar sola para pendonear con cualquiera que te salga al paso.
Si así lo ves tu me hace sentir triste pero que le voy a hacer, parece que se te ha olvidado tu anterior novia que hacia las delicias de más de uno en la universidad cuando salia contigo y que tu la amabas tanto que no querías escuchar las historias para seguir con ella... 
Yo amaba a Rebeca y pensar en dejarla se me hacia insufrible por que creía que no podía vivir sin ella y por eso hice de tripas corazón para seguir a su lado...

Pero ya ves, yo te soy fiel y por una trivialidad como la ropa me llegas a poner por puta.
¿Que vamos a hacer con lo nuestro?, yo así no quiero seguir contigo Rolando...

Ya me estoy hartando Macarena de todo y puedes hacer lo que quieras, al fin y al cabo todas las mujeres son iguales y tu no vas a se diferente...

Pues ya que me estas comparando con la puta de tu antigua novia, déjame en paz y sigue tu camino, por que no eres capaz de diferenciar a una mujer de un higo chumbo...

Ángel Reyes Burgos

viernes, 26 de septiembre de 2014

Mi corazón para ti, Poema.

Pobre soy de nacimiento
y en mi pobreza yo llevo
el respeto al sufrimiento
a los pobres que venero.

No tengo pan para darte
hermano de la miseria
solo llevo un estandarte
para ondear en la tierra.

Y un corazón que clamando
por justicia y sociedad
llegue hasta el mundo gritando
la falta de humanidad.
El día que se reparta
más justicia pan y amor
los gritos de tu garganta
los escuchará el mismo Dios.

Espero que no este dormido
cuando tus gritos despierten
y en las llagas de su pecho
al pobre tenga presente.

Vasta ya de esos cartones
donde tus huesos reposan
y a la intemperie te pudres
para mandarte a la fosa...


jueves, 25 de septiembre de 2014

Como nubes de tormenta.

Te dejo una sonrisa, 
para aliviar tu soledad
en esos días aciagos, 
que tu alma sola está,
se desmoronan los sueños, 
las lagrimas vuelven a brotar
y un temor profundo y ciego, 
surge de la eternidad...

Como nubes de tormenta 
y negro como negro cuervo
va instalándose en el alma, 
endemoniando los cuerpos
con un manto negro negro 
cegador de los misterios
un gemir en la garganta 
y el crepitar del recuerdo...


Y no hay luz en lontananza, 
ni brisas de mares frescos,
solo rugidos de lanzas 
y el hervir de los calderos
que cuecen las calaveras 
en el fondo del infierno,
dejando las mentes blandas, 
de aquellos que no murieron.

Los zombis hablan muy bajo 
pregonando cosas muertas
la soledad va buscando 
mentes que ya estén dispuestas
a sucumbir al pasado 
dejando la puerta abierta
al cristo muerto y llagado 
que despierte de su siesta.

Hoy te dejo una sonrisa, 
para regarte con calma
del llanto que a mi me aflige 
desde el fondo de mi alma...


lunes, 22 de septiembre de 2014

Historia 17.-Falsedades.

Historia 17.- Falsedades.

Suena el móvil y lo coge David...si, ¿Quien es?
¿Es que no te sale mi numero en pantalla?, si, pero no miré antes de contestar...
Te noto muy frío, le dice Lorena al otro lado del teléfono.
 Imagínate por que...Ya se, hay moros en la costa, si quieres llamo después..., no espera.
Oye, que se acerca su mujer y pone el móvil en espera...
Sonia le da un beso a su marido y le pregunta, ¿con quien hablas?, 
El contesta, con el doctor Castaño.
Mira voy a salir a comprar, ¿quieres que te traiga algo?...no, nada, hasta luego. 
Sonia deja un paquete cerca de donde el marido estaba hablando y se marcha.

Cuando sale la mujer, David retoma la llamada telefónica...Ya estamos solos cuerpazo, 
te voy a devorar por teléfono...Déjate de fanfarronadas que ayer me dejaste a medias...
Pichoncito, tuvimos muy poco tiempo, pero ya veras este fin de semana, ya le dije a mi mujer que me tenia que ir a Córdoba y veras que te va a parecer que tienes un león encima...
Tu llévate ese tangas rojo que tienes abierto por delante, que el primer asalto te lo doy en el coche.

Lorena, cuelgo que está entrando mi mujer, te dejo un beso un metro más abajo...
Sonia le tira un beso al pasar y se dirige a la cocina con las compras para hacer la cena.
El se siente excitado por la llamada y ese fin de semana que le espera junto a su amante...
su mujer agradece ese brío cuando se van a la cama.

Al día siguiente tiene una comida en casa de sus suegros y David es como siempre un derroche de amabilidad y simpatía, la suegra se deja caer con una de las suyas...Que felicidad Sonia me has dado con este marido tuyo, cuanto te quiere y cuanto te respeta, ojala todos los maridos fueran como el que tu tienes, pues ni de tu padre puedo decir eso, que menudo pendón estaba echo de joven, ahora como ya no se le levanta ni el pensamiento, míralo, parece que no ha roto un plato en su vida...Déjalo ya mamá, no empieces que nos va a dar la comida.

Mientras escucha a su suegro durante la comida, David está pensando...menudo carcamal el viejo, quien diría que alguna vez ha ligado en su vida, con esa pinta que parece salido de un campo de concentración, como si no tuviera dinero para comer... y la foca de su mujer... zampando como un cerdo, después se dará golpes de pecho para pedir perdón por haberse comido lo de ella y lo de veinte negritos hambrientos de África...la mira sonriendo y piensa, pero que putón eres vieja...
Después de la comida se despide de los suegros como si en ello le fuera una herencia...

El sábado a las diez de la mañana le da un beso a su mujer y baja al garaje a por el coche, viven en una urbanización de lujo, en un chalet regalo de los suegros por la boda con su hija y cerca de allí, una clínica privada donde ejerce de cirujano, también regalo de los suegros a ese hombre tan bueno que su hija ha encontrado...
Cinco minutos después de que saliera su coche, otro coche aparcado en la acera lo seguía...

Sonia conducía un mercedes blanco que había alquilado el día anterior y aparcado en la acera frente a la urbanización, siguió a su marido durante veinte minutos hasta que paró a recoger a una mujer que ella no conocía, al subir al auto le dio un efusivo beso en la boca y se dirigieron a la autovía Sevilla-Madrid. Ella puso en marcha el pequeño grabador que tenia en el asiento y escuchó como tantas veces en los últimos días la conversión de su marido con la amante...no se conformó con eso, quería pruebas mas concluyentes y comprometedoras...

Sonia era rubia y llevaba una peluca morena, el coche que conducía era alquilado, por lo que le era fácil estar detrás sin levantar muchas sospechas, puso en modo grabación la cámara de vídeo que se hizo instalar en el coche cuando vio el movimiento de la cabeza de la acompañante de David que surgía y desaparecía en el asiento del conductor...El coche giró entrando en un camino rural con grandes alcornoques, ella paró observando donde iban hasta que los vio pararse a unos cuatrocientos metros, bajó de su coche y se fue andando con precaución en esa dirección hasta situarse detrás de un gran árbol desde el que podía grabar sin que le vieran...

Cinco minutos de grabación fueron suficientes donde se veía a la mujer agachada fuera del vehículo con una serpiente que parecía resucitar en su boca para meterse en sus partes nobles cuando sentada en una manta en el suelo, parecía una manzana ensartada... 

Sonia se fue hacia su vehículo y descargo en su portátil el vídeo que inmediatamente mandó a su abogado y sus padres...después volvió donde estaba su marido ya sin disimulo y se acercó a la pareja que parecía haber visto al mismo satanás, el no lograba articular palabra y enseñándole la cámara le dijo...Lo tengo aquí todo grabado y tus conversaciones telefónicas con ella hace tiempo la tiene mi abogado y la cinta de vídeo se la acabo de mandar por correo por si intentabas algo contra mí...Ya puedes seguir tu camino a Cordoba, pero no regreses por que la casa ya tiene la cerradura cambiada y la clínica que es propiedad de mi padre, ya está vacía...

El se quedo llorando sin poder articular una palabra y la amante se vistió para parecer decente  y acercándose a Sonia le dijo. Por favor señora, me puede llevar usted a Sevilla... 

Ángel Reyes Burgos

Para ti, hombre que te convertiste en mi ser.

Te soñé despierta
te besé despacio
te cerré los ojos
te perdiste en mis  brazos.

Te bajé la luna
me volví poetisa
para enamorarte
antes que cualquiera.

Te escogí mi inspiración
te grabé en mi mente
nunca imaginaste
que era para siempre.

Te invite a mi barca
y partimos juntos
¿hasta donde iremos?
hasta el fin del mundo.

Para ti crayolito, linda semana 

Conchis

Hoy toca...

Hoy toca viajar y sentir
derretirnos con el fuego de los cuerpos
hoy toca volver a vivir
navegando en el éxtasis de los sueños.

Y soñando cabalgaras en mi cintura
y yo dócilmente te dejaré montar
y anclada a horcajadas en mi montura
galoparas hasta que te oiga gritar.

Y tus gritos espolearan mis sentimientos
cuando tus gemidos bañen mis ansias
poniendo rumbo al final del momento
donde a ti y a mí se nos sacie las ganas.

Y ahora seguiremos ese viaje
con las ganas en el cuerpo más templada
y en tu cuerpo harás ese viraje
que te deje entre mis muslos extasiada.

Y en tus muslos quedarme dominando
la flor donde consumo tu ambrosía
y dejarte entre tus muslos palpitando
el grito de sentir que ya eres mía.

Ángel Reyes Burgos

domingo, 21 de septiembre de 2014

Historia 16. La prostituta

Historia 16.- La prostituta.

Teresa llevaba una apacible vida matrimonial con su marido y sus dos hijos a los que adoraba, ella decía de su marido Rogelio, que era un pedazo de pan y una bendición del cielo ante sus amigos.
Tenían una economía saneada y vivían con comodidad, gracias a sus ingresos como director general de una multinacional con una gran sede en Sevilla dedicada a la industria farmacéutica. 

 El poco tiempo que llevaba en la empresa, no le había permitido ahorrar mucho, pero el quería para su familia una vivienda mas digna y se embarcó en una hipoteca para comprar una casa.
Tuvo la mala fortuna de que el abogado encargado de las finanzas cometiera un gran desfalco y la empresa cerró la sucursal de Sevilla quedándose sin trabajo...

Intentó que su mujer no se diera cuenta de su deterioro emocional ante la nueva situación. A los seis meses del despido se había quedado a cero su cuanta bancaria y el seguía sin encontrar trabajo, los recibos hipotecarios estaban venciendo y el banco le amenazó con el desahucio, les estaba costando ya trabajo para obtener lo imprescindible para comer...el panorama era desesperante.

Lucia era una amiga de la Universidad en su época de estudiante y seguían en contacto y también conocía la situación de Teresa por sus conversaciones telefónicas. Ella trabajaba en una güisquería de alto standing donde trabajaban de forma libre cantantes, presentadoras y artistas del cine.
Una sola copa por tener la compañía femenina, costaba 50 Euros y la salida a un hotel se pactaba por anticipado en el local y no bajaba de ochocientos euros la noche.

Lucia le propuso a Teresa que le dijera a su marido que había encontrado un trabajo nocturno en el mercado de abasto y así podía dedicar las noches a ganar un dinero que pocos hombres ganan.
Ella se quedó horrorizada ante esa perspectiva, pero pasaban los meses y se acercaba el desahucio, no tenia con que alimentar a sus hijos y su marido estaba en tratamiento por depresión.
Una tarde llamó a Lucia después de haber hablado con el marido diciéndole que tenia un trabajo en el mercado y se presentó en la güisquería... 

Teresa estaba sentada en la penumbra con lagrimas en los ojos, recordaba a su marido y sus hijos y no se perdonaba a ella misma estar en ese lugar. Lucia se acercó a ella y cambió su panorama mental al hablarle del amor que tendría que tener a su familia para dar ese paso tan difícil. Ella se intentó autoconvencer, pero por dentro vivía un infierno ante la perspectiva de tener sexo con otros hombres, por que lo mirara como lo mirara, se iba a convertir en una prostituta.

Con el primer cliente que la invitó a una copa, tuvo que hacer un gran esfuerzo para que sus lagrimas no afloraran a la superficie, consiguió comerse sus emociones y pensar que lo que estaba haciendo era por amor a su familia...
En el hotel estuvo a punto de salir corriendo cuando el hombre se desnudaba, aunque tuvo suerte pues el hombre solo había pagado por dos horas de servicio y pudo hacer dos más durante la noche. Antes de irse para su casa tenia mil ciento ochenta euros en el bolso entre copas y servicios.

Se los dio integro a su marido después de haber escondido algunas joyas, diciéndole que había vendido a un compañero parte de sus alhajas, utilízalo para lo más urgente que tengamos...

Así fue ganando más y más dinero que guardaba para dárselo al marido cada ciertos días contándole que provenían de fuentes diferentes para no levantar sospechas...
Teresa no se acostumbraba a esa situación y lloraba con frecuencia y vomitaba sin remedio después de estar con un cliente, por dentro estaba destrozada.

Una noche visitó el local un ejecutivo de la empresa donde trabajaba su marido y ella se negó al reconocerlo a tomar una copa con el y le pidió que la dejara en paz...mira, estoy aquí por culpa de tu puta empresa y chorizos como tu, no quiero que te acerques a mi...

Al día siguiente el marido recibió una llamada contándole donde estaba su mujer por las noche y Rogelio se presentó en el local en el momento en el que un cliente le daba un beso y una palmada en el trasero, ella creía morirse y a el se le hinchaban las venas del cuello de tanto gritar...
Pero que pedazo de puta eres, yo en casa sufriendo con los niños y tu aquí puteando para divertirte, siempre me ha olido mal este trabajo nocturno tuyo, pero ya lo veo claro hija de perra...
No vuelvas a casa, voy a coger tu ropa y a los niños y los dejo en casa de tu madre, por mi puedes seguir puteando todo lo que quieras...no le dio ni la más mínima oportunidad a defenderse y se quedó allí quieta y llorando mientras su marido se marchaba...

En su mente solo había un desafío, comprar un pequeño piso para tener a sus hijos con ella, nunca se llevó muy bien con su madre y quería vivir en paz la vida con sus hijos...en cuanto su marido salió por la puerta del local de alterne, lo intentó borrar de su corazón y siempre pensaba, lo hice por vosotros y tu ni siquiera lo sabes...

Una vez que pasó por el parque, vio a su marido Rogelio durmiendo sobre unos cartones y las lagrima asomaron a su rostro, tenia en la mano una botella de vino vacía y dormía con grandes ronquidos, se acerco a el y acariciando su frente lo beso y le dijo, te amo y dirigió sus pasos hacia su nueva casa donde lo esperaban dos seres maravillosos.

Nunca desprecies por su trabajo a una puta, no sabes sus motivos ni si algún día pasaras por eso.

Mujer distante.

Mujer, envidio el aire que respira
que quiero respirar entre tus brazos
el suelo donde pisas y caminas
el diván donde reposas tu regazo.

Quiero ocupar el espacio que tu ocupas
mirando en tus ojos de dulzura
acariciando el paisaje de tus dunas
con esa rosa que bese tu figura.

Y beber del delirio apasionado
que viaja por tu centro y tus vertientes
y quedarme en tus pechos aprisionado
navegando entre tus olas mansamente.

Y beber de la copa que tu bebes
viajando por tus labios caudalosos
con mi lengua libando tus relieves
mirando la belleza de tus ojos.

Hay mujer si pudiera solo un día
traerte hasta el suelo que yo piso
en mis brazos tenerte ya pudiera
para sentirme en un bello paraíso...

Ángel Reyes Burgos
Feliz domingo crayolita, mujer distante.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Pon tu cuerpo a navegar.

Pon tu cuerpo a navegar
tensa las velas y tus remos
que pronto vamos a zarpar
por mares limpios y serenos.

Cuando estemos en alta mar
arrópate con las velas
que yo las voy a quitar
cuando baje la marea.

En un islote perdido
entre palmeras y juncos
en ti quedaré fundido
con un abrazo profundo.

Se ha parado una gaviota
que ve como hacemos el amor
y busca a su macho que vuela
bajo los rayos del sol.

La noche cierne sus alas
y oculta la luz del día
y tu me escondes en tus velas
suspirando de alegría...

Ángel Reyes Burgos

Historia 15, la contorsionista.


Historia 15, la contorsionista.

La mujer es una gran contorsionista y no me refiero a este tipo de contorsiones que ilustra la imagen, son esas que tiene que hacer con la economía familiar cuando están casadas y antepone lo que sus hijos y su marido quieren ante que sus propias necesidades.

Hay mucho humor negro relacionado con sus compras compulsivas, no dudo de que ese problema existe en algunas mujeres, pero la regla general no es esa. La mujer es comedida cuando se trata de gastar del presupuesto familiar para ella misma, aunque puedan gastar con alegría cuando su familia lo necesita. El hombre no se priva de su fútbol que representa al año una gran cantidad de dinero, 
la salidas con sus amigos cuando así se tercia, un cambio de coche por que el modelo está según el obsoleto y una gran cantidad de extras que a las mujeres ni se le ocurre.

Una madre se piensa dos veces si se va a comprar esos zapatos o ese vestido que tanto le gusta, pero solo se lo piensa una vez si le gusta para su hijo o su marido, por que fundamentalmente la mujer tiene un gran corazón y es en la pareja la menos egoísta. Si alguna vez nos quitáramos ese filtro con el que vemos a las mujeres y la miráramos con el alma desnuda, nos daríamos cuenta.

Consuelo era una de estas amas de casa, abnegada y entregada a las necesidades de su marido y sus tres hijos. Su marido Juan trabajaba todo el día y ella buena amante de la repostería, hacia cada día pasteles en su casa para venderlos en la calle, con lo que aportaba unos ingresos extras.

Solo tenia un problema, su hijo pequeño tenia seis meses, el siguiente un año y medio y el mayor tres años. Cuando terminaba de las faenas de la casa y atender a sus hijos, era la hora de llegar su marido para comer, a veces se la había ido demasiado tiempo con la repostería y la comida no estaba lista, con lo que surgía una discusión sobre las prioridades que tiene una mujer para con su marido. El día que el le dijo que no olvidara quien lleva el dinero a casa, a Consuelo se le cayó el alma a los pies...

Consuelo no quería de nuevo tener una discusión sobre el peso especifico de cada miembro de la pareja en cuanto a horarios de trabajo y carga emocional, cosa que en una ocasión un mes atrás le dijo una noche que se encontraba agotada y se excusó con el para impedir tener relaciones sexuales.

Juan se enfadó por ese excusa de que estaba muy cansada y le recordó que el también trabajaba todo el día...ella le dijo que cuidar de los niños, de las tareas de la casa, la repostería y salir a vender con sus tres hijos a la calle era un maratón que la dejaba agotada. 
Juan le dijo...¿y para que vendes ni haces nada si yo jamas se donde va tu dinero?

Por que no miras en los cajones de la ropa de nuestros hijos, sus juguetes, en el juego de oro del reloj y el encendedor tuyo, en tu zapatero, en los dos últimos trajes...después mira en mi armario, 
en mis cajones y dime que ves...Juan se abrazó a su mujer y lloró de felicidad en su hombro...

En la penumbra.


Voy mirando a la penumbra
a una silla que vacía
se llena con tu mirada
tu cuerpo y mi fantasía.

Yo permanezco en el cuarto
mirandote dulcemente
y tu imagen se va a ratos
desquiciandome la mente.

¿Es real lo que yo veo?
¿Es deseo el que me aflige?
por tenerte a ti tan lejos
aunque no quiera rendirme.

Me acerco hasta tu figura
para poderte besar
te apagas como una antorcha
sin que te pueda tocar...

Vuelvo a mi silla y me siento
por si de nuevo apareces
y allí como un monumento
te haces a mis ojos presente.

Ángel Reyes Burgos
A veces te me apareces crayolita

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Pasión al teléfono.

Porque se que me llamas desnuda
desnudo al teléfono espero
deseando tener la fortuna
de viajar por tu piel y tu pelo.

Y tu voz que viaja en el cable
me transporta la visión de tu cuerpo
recordando los días calientes
que tu desnudez me llevaba al cielo.

Y tu me habla temblando
de amor, de lujuria y pasión
y con mi voz te estoy acariciando
con mis manos y mi corazón.

El sonido de tus gemidos aumenta
y los míos te siguen a la par
pronto estallará la tormenta
para llenarnos de amor y paz.

Un te amo apenas imperceptible
surge de tu voz entrecortada
un te quiero con mi voz inaudible
grita desde mi alma enamorada.

Ángel Reyes Burgos

martes, 16 de septiembre de 2014

Historia 14. En el infierno.

Salvador estaba siempre despotricando contra su mujer, no miraba si estaban solos o acompañados y le dijo tantas veces que era un demonio que poco a poco su vida se vio sumida en un infierno.
Y lo más absurdo del caso, es que por cosas muy triviales la emprendía con ella haciéndole sentir una inútil. Muchas veces se metía en su cuarto a llorar sin comprender muy bien las exageraciones de su marido, si la tostada estaba mas pasada de lo que le gustaba, imbécil, mira que tostada...su ropa tenia que estar como si la estrenara, sus zapatos inmaculados, por que Salvador se creía el centro del universo y su mujer tenia que rendirle pleitesia a su excelsa persona.

Antes de nacer su hijo durante el embarazo, Adriana era una mujer estable emocionalmente y saludable, pero su parto se complicó y estuvo un mes en el hospital, Salvador fue solo una vez a verla para decirle que cuando iba a salir, que el no lo podía hacer todo en casa y ademas necesitaba desahogarse por que un hombre no puede estar así mucho tiempo...

Cuando se marchó del hospital, Adriana lloro como jamás lo había echo, se sentía sola y desconsolada y una enfermera le dio una capsula para que pudiera dormir, pues entre el niño que era muy llorón y su estado emocional, le impedía conciliar el sueño. Por su gusto se hubiera quedado en el hospital, temía el momento de enfrentar de nuevo la situación.

Cuando le dieron el alta, llegó a su casa y dispuso de todo el día para preparar las cosas del niño
lavar la ropa que le había comprado por que pensaba que cualquiera sabe si rodaría por el suelo de la tienda antes de que ella se la llevara. Dio varias veces de comer al niño, lo cambio otras tantas y lo meció para que se callara mas veces de las que sus brazos podían aguantar...

Cuando llegó Salvador en la noche con pinta de haberse tragado un barril de cerveza, lo primero que dijo fue, ¡niña, que hay de cenar¡...no se acercó a darle un beso ni mirar al niño, no dijo nada pero un dolor infinito se reflejaban en sus ojos...

No he tenido tiempo de hacer cena, el niño me ha acaparado todo el tiempo.
¿Pero que dices?, un mes en el hospital y ahora voy a seguir como si estuviera solo, eres una inútil
y una holgazana, no se como pude casarme contigo... 
Calientate algo por favor, no puedo con mi alma...
Bueno esta bien pero a partir de mañana te pones las pilas, mira como tienes la cocina  y toda esa ropa sucia en el lavadero.
Pero no seas injusto Salvador, llevo un mes fuera de casa y todo eso lo ensuciaste tu...
Ahora me vas a echar la culpa a mi imbécil, voy a cenar algo y dando un portazo se va...

Cuando Adriana se acuesta eran las doce de la noche y su marido roncaba como un cerdo por que había seguido bebiendo en casa y ella intentando no molestarle se acuesta al lado.
El enseguida se da la vuelta y quitándose los calzoncillos le dice, ya está aquí mi palomita y este pichoncito te va a devorar. 
Salvador por favor, no puedo, sabes que he tenido complicaciones con el parto y estoy en tratamiento para remitir la infección que traigo.
Pues por detrás...jamas hicimos eso ni lo vamos a hacer, ademas estoy destrozada.
A ti si que te voy a destrozar yo so guarra y poniéndola boca abajo intento forzarla.
Adriana se resistía y viendo lo que iba a ser inevitable, tomo la botella de güisqui y se la echo encima y con el encendedor que estaba en la mesilla le prendió fuego... 

Ella se abrazó a el para que no se levantara y juntos ardieron hasta bajar a los infiernos.

Frente al espejo.

Contempla la hermosura de tu cuerpo
con esa calidez fresca y serena
y siente que mis besos se hacen eco
para agitar la sangre de tus venas.

Y me acerco a mirarme en ese espejo
rodeando con mis manos tu cintura
y te lleno de caricias y de besos
con el fuego de mi pasión y mi ternura.

En un instante la camisa que te cubre
la dejas caer sobre tus pies
y mi boca se hace dueña de tus cumbres
y tu mano de mi centro y mi placer.

Mis labios que aún están sedientos
se desplazan desde el norte dulcemente
besando con pasión y sentimientos
navegando con mi lengua en tus corrientes

Y allí me quedo temblando en el espejo
donde un momento antes te veía reflejada
y me encuentro que allí estoy solo
con el reflejo de mis ojos en tu mirada.

Ángel Reyes Burgos

lunes, 15 de septiembre de 2014

Historia 13, El deseo.

Historia 13.- El deseo

Por mucho deseo que el hombre tenga, una mujer normal y sana es como un polvorín a punto de estallar si no se siente satisfecha, la diferencia con el hombre es que son mas recatada y prudentes a la hora de expresar sus deseos y necesidades sexuales y por encima de eso está para ellas el amor y la ternura que tanto necesitan.

Pero eso no lo entendía Amadeo que creía tener en su cama a una fría he insensible mujer, por que cada vez que quería hacer el amor con ella, sin un beso, unas palabras de cariño y unas caricias, ella lo rechazaba por no estar dispuesta a abrirse de piernas para ese merluzo sin sensibilidad...
Eso hacia que el matrimonio Gonzalez funcionara mal y que sus deseos estuvieran permanentemente a flor de piel, pero insatisfechos...

Anita se sentía infeliz por que en más de una ocasión habló con su marido del tema de su comportamiento a la hora de hacer el amor. En lo que ella necesitaba para no sentirse como un simple recipiente donde el vaciaba sus necesidades ajeno a lo que ella sentía, pero Amadeo parecía estar sordo a todas esas conversaciones y aunque ella lo amaba, el deterioro del matrimonio era solo una cuestión de tiempo, por que una mujer que no se siente respetada y comprendida, es capaz de dominar sus deseos cuando el compañero no la sabe hacer vibrar.

El hombre por lo general aunque hay excepciones, se excita al mínimo roce y acaba en el mismo roce sin quedarle ganas para algo tan importante como son los besos y caricias después de una buena sesión amatoria y hacen sentirse a la mujer sola en esos momentos tan hermosos que compartieron, el se vuelve y se duerme y ella a veces se queda sin saber por que esta triste.

Amadeo reaccionó lo mismo que muchos hombre en su situación, primero con broncas y cabreos continuos con su mujer a la que acusaba de fría y después saliendo a la calle a buscar lo que para el no encontraba en casa por culpa de su mujer...pero pagar a una mujer en la calle para eso, solo hace empeorar el sentido de reciprocidad que se necesita en la pareja, en principio le parecerá bien llegar, terminar y pagar, pero no creo que eso pueda alimentar la otra gran parte de la necesidad del hombre, el sentirse querido, que solo se puede encontrar cuando  hay amor en la pareja. 

Las continuas salidas de Amadeo, hicieron que las cosas empeoraran y que Anita se enterara de sus correrías y no estaba dispuesta a aguantar eso, decidió que cada vez que el saliera, ella haría lo mismo. Empezó saliendo a un bingo la primera noche que el le dijo que se quedaba a trabajar y cada noche que el le venia con la misma historia, ella se iba al mismo bingo.

Un día se sentó en su mesa un joven que enseguida le dio conversación y al cuarto día de encontrase en el bingo le dio toda su pasión en un hotel cercano, Anita disfrutó la diferencia con ese hombre que le decía tantas palabras cariñosas, que la acariciaba de una forma que ella no conocía y la hacia ascender al paraíso con sus caricias sin notar en ningún momento la imperiosa necesidad del hombre de forzar su imperio...Anita simplemente estaba extasiada con su amante.

La suerte para este matrimonio es que no tenían hijos y después de cierto tiempo Anita le propuso el divorcio, hubo una bronca tremenda por que el seguía echándole la culpa de todo lo que había pasado, pero ella mientras el gritaba pensaba, ¡a sonidos pronunciados por laringes descoyuntas, trompas de Eustaquio en perfecto estado letárgico¡ o sea, a palabras necias oídos sordos...

Anita se fue a vivir con el profesor de culturismo que le enseño la enorme cultura que tenia con su cuerpo y que le hizo sentir como una reina...


Ángel Reyes Burgos

domingo, 14 de septiembre de 2014

Porque amo a México...

A veces me he parado a pensar, el por que de mi cariño tan especial a México, enseguida recuerdo mi niñez y esas películas que veía de este entrañable Cantinflas y sus deliciosos y humanos personajes, envueltos en la pobreza tal como estaba España, pero con ese corazón dispuesto siempre a ayudar y donde el personaje del cura, era tan necesario como la ostia consagrada...
Aunque niño, creo que todos percibimos esas cosas de la vida incluso en las películas...

Otro de mis recuerdos, está en ese centauro del desierto que cuando cantaba me transportaba en el torrente de su voz por los desiertos mexicanos cabalgando codo a codo con su sombrero y silbando a las adelitas que al paso nos salían para tirarnos besos, o así lo veía yo, pero quizás los besos solo fueran para el señor Fernandez y yo los asumía como míos.

Esos son recuerdos de mi juventud que se quedaron grabados en mi pecho, pero cuando mejor empecé a conocer y querer a México, fue hace ocho años al encontrar una dulce mexicana de Monterrey, desde entonces es mi novia y la Adelita de mis películas...
Y digo bien conocer México, pues aunque no he tenido la oportunidad de ir allí para empaparme de su aire, si he viajado por todo el país a golpe de ratón...  

Me he perdido pocos lugares por que allí donde viajaba Conchis, volaba con google siguiendo la ruta de sus viajes y me paraba en cada población para conocer su gente, sus costumbres, historia y gastronomía. Y los lugares de México donde ella no viajaba, mi experto ratón buscaba las rutas del México de los constructores de esas otras pirámides y culto a los dioses por donde me perdía solo...

No me pregunto por que quiero a México, solo se que lo llevo en la piel...

No te sientas sola amada mía.

No te sientas sola amada mía
luz de mi existencia y mi corazón
un rayo de amor te dejo en el día
que ilumine tu vida con toda ilusión.

Son estos versos que de mi alma salen
que volaran por los sueños de tu soledad
para que entren en tu alma y allí se ancle
y llenen tu vacío de amor y paz.

En ese México donde tan lejos hallas
este amor tan grande que por ti siento
y que volcaré con mis besos cuando vaya
a quitarte tus penas y tus sufrimientos.

Que esta distancia no es impedimento
cuando el amor es grande y sin fronteras
y se lleva prendido en el pensamiento
la esperanza de tenerte por compañera.

Se me hace imprescindible otro domingo
darle gracias a la vida que nos unió
y en estos versos a ti te digo
gracias mi vida por tanto amor...

Ángel Reyes Burgos

Canto de esperanza para México...poema a su independencia.

Hoy tiro contigo de la cuerda
sin ruidos de sables o cañón
celebrando con la madre tierra
la victoria y la liberación...

En la plaza de la constitución
en su zócalo yo voy a gritar
con las fuerza de mi corazón
viva México y su libertad...

Que mi grito resuene en el aire
como trueno de amor y confianza
y se hinche las velas del mástil
que navegue por un mar de esperanza.
Ya es tiempo de olvidar el pasado
y construiremos un futuro mejor
celebrando con todos el legado
que dejaron los hijos del sol.

Que nuestros ojos miren al futuro
con la vida puesta en su gente
y como hermanos se sientan solo uno
con el alma, corazón y con su mente.

Yo no quiero llorar por los hermanos
que de España tan lejos están presente
y en este día yo os tiendo esta mano
tocando esa campana eternamente...


















Ángel Reyes Burgos
Por si les interesa les dejo con estos otros poemas que he escrito para México Pulse aquí.

Historia 12, El cornudo.

Historia 12.- El cornudo

Hay hombres que no solo se merecen ser cornudo, sino que ademas le sientan bien los cuernos y este es el caso de Prudencio, que para nada hacia honor a su nombre, por que de prudente no tenia nada. Director general de una empresa de exportaciones-importaciones de maquinaria pesada para obras publicas, con un despacho que ocupaba gran parte de la ultima planta de un edificio alto.

Prudencio tiene cincuenta y dos años  y dos preciosas hijas a las que tenia siempre bien atadas,
por que como el era tan putañero, pensaba que todos los hombres eran iguales y pretendía así mantenerlas a salvo, mientras el no dejaba títere con cabeza, aunque lo mas correcto es decir que no dejaba en paz, esa cabeza que albergaba la entrepierna de su anatomía...

Contrataba secretarias cada mes, por que es lo que más duraban, parecían sacadas de una revista de playboy, no las examinaba, para que, si lo que más le importaba es que estuvieran buenas y poder presumir con sus ejecutivos que no se metían por los buenos resultados económicos de sus gestiones y es que en cuanto a finanzas, era un genio.

Dorita, la mujer de Prudencio, es a sus veinticinco años una dama de la que es imposible no volver la cabeza cuando pasa por la calle, una preciosa y explosiva morena que levantaba murmullos a su paso y algún que otro capullo al pasar delante de alguna obra...aunque conocedora de su gran éxito con los hombres y alguna que otra mujer, tenia su corazón en el matrimonio y sus hijas...

La fortuna familiar la había acumulado Prudencio y ella le exigió si se quería casar, que no habría separación de bienes, el estaba loco por Dorita y no titubeo al aceptar ese acuerdo.

Conforme pasaban los años, Prudencio fue cada vez mas imprudente en sus relaciones externas al matrimonio y Dorita cada vez se sentía más marginada y triste, el ultimo año apenas la había tocado y eso en una mujer con tan solo veinticinco años, era un cruel castigo tanto para su cuerpo como para su ego...veía en la calle la cantidad de hombres que se le insinuaban mientras ella los ignoraba y ese rompebragas de su marido no dejaba el pajarito en paz...pero eso iba a cambiar...

Dorita consultó con una agencia de detective privado y le aconsejaron que se hiciera de pruebas que demostraran las infidelidades de su marido, ellos se podían hacer cargo de todo.
El detective que se hizo cargo del caso se instaló en un edificio alto de enfrente con un equipo de vigilancia, una cámara de vídeo con trípode y un gran zoom, una de fotos y un micrófono láser
que orientado hacia la ventana podía grabar cualquier conversación...

En una de las cintas se observa como al salir de su despacho un hombre, se queda a solas con su secretaria que parecía estar tomando unas notas, el se acerca a ella y le quita la libreta de la mano después de haber ido a la puerta a echarle un cerrojo.
La levanta...ven aquí gatita que te voy a hacer maullar de placer...
Uy no don Prudencio, que estamos en la oficina...
Bueno, pero cuantas veces lo hemos echo en la oficina gatita...
Pero es que hoy estoy con la regla...
Pero no creo que tengas la regla en la boca, así que no tienes excusa...

Se ve en el vídeo a la secretaria bajándole la cremallera del pantalón y un gusano que crecía por momentos para perderse entre los labios de la pudorosa secretaria...
Aunque eso era suficiente para pedir el divorcio, el detective gravó tres sesiones más con diferentes secretarias, en una de ella Prudencio detrás de una señorita con la falda levantada, parecía darle golpes para que escupiera el hueso de algún melocotón que se hubiera tragado...aunque lo que se estaba tragando por otro sitio era muy diferente.

Dorita después de ver las pruebas, pensaba que lo que tenia que hacer es ponerle los cuernos a ese pedazo de cabrón, lo hizo solo una vez con su entrenador de tenis, pues no quería arriesgarse a perder en el divorcio su más que suculento cincuenta por ciento del patrimonio familiar.

No dejó de reírse mientras el entrenador le daba todos los puntos con lo que parecía ser el mango de una raqueta por lo grande y duro...cuando ganó su cincuenta por ciento en el divorcio, ella seguía riendo cuando le regaló a su ex, unos prismáticos para que pudiera ver en el edificio de enfrente, a una Dorita disfrutando de sus diferentes amantes mientras miraba de frente a su despacho...pensaba, ahora me toca reír a mi....

Ángel Reyes Burgos

Ángel sin alas, sublime poema.

Portaba de la mano su muñeca
y en su cara brillaba la alegría,
al tiempo que en sí misma se metía
después de desprenderse de una mueca.

Hilaba en esa rueda de la rueca
del tiempo que su vida permitía
y nunca conoció, pues no podía,
el mundo donde todo cristo peca.

Era inocente porque así lo quiso
el cielo cuando vino a nuestro mundo,
ángel sin alas que llegó trayendo

hasta mi casa un tierno paraíso
lleno de un dulce amor y tan profundo,
difícil de entender, pero lo entiendo.

Cristino Vidal Benavente

Enlace a la pagina de Cristino

viernes, 12 de septiembre de 2014

Historia 11.- La casa de Bernarda Alba.

Historia 11.- La casa de Bernarda Alba

Todos conocemos la casa de Bernarda Alba por la obra de Federico Garcia Lorca, esta historia
mía en clave de humor, se sitúa en esa España profunda, con un personaje un tanto extraño como su nombre, Armando Bronca Segura. Este hombre se encargaba de la huerta y de que no le faltara hortalizas a ese conjunto de piadosas mujeres que se reunían en la casa para rezar y si podía, meterle su hortaliza a alguna descarriada que dejaba el rosario para ir a la huerta a darse golpes de pecho, mientras con la falda levantada, Armando le daba golpes de boniato...

Nadie sabia los apellidos de Armando por que no se conocía que tuviera padres, se lo encontraron en un pajar donde una señora fue con un mozo del pueblo a clavarse, seguramente la única aguja que había y desde entonces se quedó el dicho de encontrar una aguja en un pajar, aunque tuvo que pajear mucho esa señora para clavarse esa aguja...

Armando desde que estaba en la casa la iba armando por todos sitios, le encantaba echar a pelear a las pudorosas señoras, que si fulanita o menganita, eran mejores en la cama, en el pajar o en el cobertizo de la huerta y entre pitos y flautas se montaban buenas broncas entre las señoras.

Aunque todas esas mujeres parecían que antes de levantarse se tomaban un zumo de limón por lo agrio de su aspecto, en realidad era solo fachada por que tenían campanillas entre sus muslos que sonaban cada vez que notaban que Armando estaba pues eso, armado hasta su máxima expresión ese boniato enorme que unos momentos antes colgaba bajo sus pantalones y que ahora pugnaba por perforarlo y salir a respirar el aire y el olor de los caracolillos de pelo que adornaban las vergüenzas de las vergonzosas señoras...

En Andalucía hay un dicho que mucha gente exclama cuando alguien te molesta...vete al coño de la Bernarda, me imagino que eso es por que en esa época la casa de la Bernarda estaba retirada del pueblo y era la forma mas inmediata de mandarte a hacer puñetas, pero solo era un dicho pues si todos a los que se le dice eso aquí se fueran al coño de la Bernarda, una de dos, o la pobre señora se queda siempre con las piernas abierta o se lo hace coser...

Hoy no les mando al coño de la Bernarda, solo a que se sientan felices este fin de semana...

Ángel Reyes Burgos

jueves, 11 de septiembre de 2014

Lluvia de besos.

Cuando mis besos te falten
voy a mandarte mil rosas
para que tu lecho lo adorne
y te sientas tu dichosa.

Que llueva sobre tu cama
para aliviar tus temores
cien besos sobre tu alma
con sabor a miel y flores.

Y si cerraras los ojos
como yo cierro los míos
cierra tus brazos en el pecho
que allí estoy cariño mío.

Suspiraras los suspiros
que tus besos me provocan
y en mi pecho ya rendido
cien temblores se desbocan.

Cuando te falten mis besos
con el alma abre tu mente
veras esa lluvia cayendo
con ternura y dulcemente.

Ángel Reyes Burgos

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Historia 10. Lobo con piel de cordero.


Historia 10.-Lobo con piel de cordero.

Ernesto era el típico hombre que parecía no haber roto un plato en su vida, su permanente sonrisa y sus modales caramelizados, se repartían por igual  en los grupos donde solía ser el centro de atención de las damas, sobre todo en las damas que no conocían bien las artimañas de este D. Juan de pacotilla, experto en el arte de seducir sin levantar sospechas de que esa era su intención, con el único propósito de acumular puntos sobre su insuficiente verga...en este individuo si se podía aplicar eso de que el tamaño no importa...


Una de sus cualidades es la de hacer sentir a las mujeres que era realmente un buen amigo del sexo femenino y a su lado lo sentían como una mujer más con la que se podía hablar de todo y confesarle sus mayores secretos, solían entregarse por completo y a más de una hizo daño y defraudó al pregonar a los cuatro vientos lo que en confianza contaban a Ernesto. Pero eso a el no le importaba siempre que hubiera conseguido lo que quería, pintarse una raya virtualmente en el medidor de su hombría entre sus piernas...

Rara vez repetía con la misma mujer en la cama, por que su vida sexual era como una competición de unidades, antes de empezar la faena recordaba el numero...con esta son cuarenta y nueve...
y así se sentía el tío más macho de la tierra. Pero con ese numero cuarenta y nueve las cosas se le iban a complicar, ese día el no lo sabia, pero cuando iban pasando los días y el no se la podía quitar de su cabeza, supo que algo estaba pasando, ¿Se habría enamorado?.negó con la cabeza, de eso nada y a continuación marco el numero de Eva.

Oye, soy Ernesto, estaba pensando en ti y me gustaría que nos viéramos.
Hace una semana que estuve en tus brazos Ernesto y ¿hasta ahora no pensaste en mi?.
No es así Eva, desde el día que estuve contigo no dejo de pensar en ti.
¿Con todas esas mujeres que me contaste que habías estado, ¿solo te intereso yo?...
Tu tienes algo especial que no se como decirte, solo quiero que seas la única en mi vida.
Nos veremos hoy Ernesto y nos daremos tiempo para conocernos mejor...

Los días transcurrieron como en una novela romántica con el ingrediente añadido de una intensa pasión entre los dos a las que le daban rienda suelta cada vez que podían por que los dos vivían con sus progenitores. Pero Ernesto no era hombre de una sola mujer y en una ocasión que lo llamó por teléfono una antigua amiga, no dudó un solo instante en quedar con ella en la pensión en la que se vieron la ultima vez y quedarse a dormir con ella con su celular apagado para no dar explicaciones.

Al día siguiente, Ernesto llamó a Eva y ella no contestó el teléfono, ni al día siguiente, ni al otro, el se estaba desesperando y ya se sabe que a los tíos no hay mejor forma de hacernos corderitos que darnos largas una y otra vez para volar detrás de una falda, es como si nos convirtiéramos en lobos cuando tenemos toda la atención de nuestra dama, quizás por que no sabemos valorar cuando la tenemos a nuestra entera disposición cuando nos aman...

Pasaron unos días y Eva llamó a Ernesto...Oye cielo, hay un montón de llamadas tuyas en mi móvil, estuve fuera y hasta hoy que he llegado a casa no las vi por que no me lo llevé...
Me tuviste desesperado Eva, no puedo vivir sin ti, ¿Cuando nos vemos?.
Pronto, pero por el momento estoy terminando mi tesis y no podrá ser, ya te llamo yo. ¿Podrás tener la bragueta quieta mientras tanto?...
Por que dices eso, yo no podría tocar a una mujer desde que estoy contigo.
De acuerdo ya te llamaré. Colgando Eva, Ernesto llama a una amiga con la que pasa la noche.

Eva se había enamorado de verdad de Ernesto y no podía creer lo que le contó por teléfono una antigua amiga del instituto, Rosa, cuando estando en la pensión con Ernesto, la llamó desde el cuarto de baño diciéndole que había echo el amor con el...

Eva llamó a Ernesto al cabo de dos meses cuando ya lo tenia desesperado y le propuso verle en la pensión, se puso como loco de contento, ella le dijo que iría a reservar la misma habitación y que lo esperaba allí a las nueve de la noche.

Ernesto se presentó con un ramo de rosas, la puerta tenia el cartel de no moleste con la llave puesta y la giró para entrar...Eva estaba desnuda mirando hacia la puerta y sentada sobre un corpulento hombre que parecía haber salido de un rin de lucha libre...las flores se le cayeron al suelo y no pudo pronunciar ni una palabra antes de que ella dijera...pero que haces aquí,
¿no habíamos quedado para mañana?...

Ángel Reyes Burgos

lunes, 8 de septiembre de 2014

Una dulce tentación.

Eres perversa y en tu perversión me arrastra
a un juego delirante de pasión y amor
te cubres de polvos de miel dorada
y de deseos ardientes en tu corazón.

Nuestra cocina está hecha para soñar
y en la mesa te tiendes para excitarme
yo que soy mendigo del verbo amar
a tu boca me acerco para besarte.

Que delicia cuando bajo por tu cuello
saboreando el dulzor que te recubre
y me encuentro con las guindas de tus senos
en lo alto de tus dos preciosas cumbres.

He llegado al centro de tu cuerpo
y beso con fervor tu ombligo divino
y tu te estremeces cuando lo beso
libando un chorrito de dulce vino.

Todo es dulzura en tu cuerpo amado
y la perversa lujuria que a mi te ata
y en tu cuerpo de fuego tan deseado
ganaré con gemidos las mil batallas.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Historia 9, El asesino.

Historia 9.- El asesino

Las miradas de Evaristo y Lucinda se cruzaron por azar en la mesa de la ruleta donde ambos jugaban en el casino de Benidorm, ella evidentemente por su atuendo y sus joyas parecía tener mucho dinero y eso al hombre le hizo sonar una alegre campana en la cabeza, enseguida pensó en la forma de abordarla elegantemente sin despertar las sospechas de su avaricia.

Lucinda intentaba catalogarlo sin atreverse a darse una opinión definitiva, aunque a simple vista parecía estar fuera de lugar, con ese traje mediocre y sus modales forzados para intentar dar la mejor apariencia de si mismo, pero a los ojos de esa experimentada mujer, no se le escapaba que detrás de ese hombre solo había fachada, aunque tuvo que reconocer lo apuesto y varonil de su figura...decididamente pensó, no desaprovecharé la oportunidad si se me presenta...

A Evaristo no le quedaba más dinero para jugar y antes de marcharse se acercó hasta Lucinda y le entregó su tarjeta diciéndole, espero tener la oportunidad de volverte a ver. Ella le sonrió y le dijo que lo llamaría durante la semana próxima.
El hombre no dejaba de pensar en la mejor estratagema para conquistar a esa mujer de tan altos vuelos para su maltrecha economía, pero no era la primera vez que enfrentaba ese reto y salia victorioso con las joyas y el dinero de otras damas, podía tener mucho dinero si su afición a los casinos lo hubiera abandonado hace años...

El jueves recibió la esperada llamada telefónica de ella invitándolo a cenar, no quería poner en un aprieto a Evaristo si este se encontraba sin dinero y eso es lo que a ella le sobraba. El aceptó enseguida y dijo que la próxima invitaba el. A las nueve se encontraron en la puerta del restaurante
y un abrazo mutuo y espontaneo surgió entre los dos como si se conocieran de siempre. Pensó enseguida que las cosas iban a ser más fácil de lo que el creía...

Los dos se llevaron una buena impresión de esa cena, la conversación de el era muy amena y sonreía con facilidad haciéndole sonreír a ella con sus ocurrencia, la estaba ganando y eso a ella no se le escapaba, pero menos a el que daba la cena como un triunfo y no la iba a desperdiciar.

Al terminar la cena el se lo dijo sin rodeos, Lucinda, ha sido una cena maravillosa y tu compañía deliciosa y quisiera que termináramos la noche juntos...ella no se iba a andar con remilgos y desaprovechar lo que prometía una perfecta noche en sus brazos, salieron del restaurante y se dirigieron a las afueras a la casa de campo de Lucinda en un porches rojo descapotable, hasta llegar a una especie de palacete estilo árabe con un gran estanque central donde una fuente lucia impresionante...Le abrió la puerta del coche y mirando alrededor solo dijo, ¡valla¡ ella sonrió.

La noche se convirtió en días y los días en meses y parecían vivir una luna de miel permanente,
Evaristo le pidió que se casaran y ella le dijo que más adelante que prefería conocerlo mejor como persona, el empezó a impacientarse pero sin dar signo de esa impaciencia, en otra ocasión que se lo negó el dijo, como tu quieras corazón, me basta con estar a tu lado...
Eso hizo bajar las defensas de Lucinda y decirle, de acuerdo nos casaremos, pero antes tengo que arreglar algunas cosas con mi abogado...

Lucinda fue a hablar con su abogado y darle los datos de Evaristo para que investigaran sus antecedentes encontrando que en la ficha policial aparecía como sospechoso de dos desapariciones, pero que se cerró el caso por falta de pruebas. A ella no le preocupó demasiado por que no lo habían juzgado y podia ser solo una coincidencia esas desapariciones, tenia la impresión que su pareja era incapaz de hacer algo así.

En el cajón de su dormitorio, Evaristo guardaba una pistola que en su momento le dijo era para defenderse en caso de atracos, pues a veces transportaba mucho dinero en su maletín, de pagos de la empresa de servicios donde trabajaba de contable.

El abogado le pidió a Lucinda, que antes de casarse le permitiera mandar a su casa a un detective privado para colocar micros como medida de precaución para escuchar posible conversaciones que reportaran algún peligro para ella, en principio se negó, pero dado el historial de la policía aceptó.

En una de las cintas, el detective escuchó una conversación en la que se oía decir a Evaristo...
Mañana es el día, la voy a llevar a la casa de campo, tu ten abierto el agujero donde te dije...
El detective fue inmediatamente a casa de Lucinda y le pidió la pistola del hombre, le dijo que se la devolvería antes de que llegara Evaristo...

Por la mañana la voz de Evaristo parecía imperiosa, Lucinda, baja enseguida que nos vamos...
salieron de la casa y se encaminaron a la casa de campo, en su chaqueta llevaba la pistola y una decisión tomada.
Cuando llegaron le pidió que se dirigiera hacia los pinares para que viera una cosa interesante...
párate en ese hoyo que quiero veas algo, ella bajó y el la siguió hasta el agujero, se paró y preguntó, ¿quien hizo esto y que interés tiene?, al levantar la vista vio a Evaristo con su pistola en la mano...
¿Pero que haces?, le respondió el eco de un disparo y cerró los ojos, al abrirlos Evaristo estaba tendido en el suelo con la cara destrozada en un charco de sangre...la pistola estaba manipulada y la parte de atrás saltó echa pedazos incrustándose en el rostro y el cráneo...

Lucinda accionó el interruptor de la luz de su coche y se marchó, alguien se acercó a terminar su trabajo, echando a Evaristo a la fosa para después taparla...