martes, 1 de julio de 2014

Con tu mano tendida.

Se hicieron serpientes las letras de mis poemas
en esos días antiguos de mi soledad
y un inmenso vacío llenaba mis penas
y la angustia en mi pecho, no sabían llorar.

Mi cuerpo en letargo, mi habitación solitaria
bandadas de gorriones agitando pasiones
mi pluma escribiendo sobre fantasías
carente de cariño, amor e ilusiones.

El alma doliendo y las lágrimas secas
bebiendo en mi soledad un cáliz amargo
vino de los desprecios de cicuta añeja
de mil aventura y cien desengaños.

Los gorriones se fueron dejando mi angustia
cien mariposas blancas poblaron mi alma
una situación nueva y milagrosa
me llenó la vida de amor y calma.

Allí estaba ella con su mano tendida
una nueva luz comenzó a brillar
devorando las tormentosas heridas...
me dio un nuevo camino de amor y paz.

Ángel Reyes Burgos
Gracias crayolita por tu mano tendida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...