Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Huesos y calaveras, noche de muertos, México

No le lloramos a los muertos
aunque muertos estén paseando
con la catrina riendo
y yo en el altar rezando.

Calaveritas me he hecho
de dulce para el altar
y en esta noche de muertos
mis muertos van a brillar.

Una foto de mi abuelo
en el altar esta presente
debajo tiene plantado
mucha fruta y pan caliente.

Mira que linda mi abuela
si parece estar diciendo...
date prisa calavera
que el pan se lo están comiendo.
Mi abuelo sale del cuadro
y a mandíbula batiente
asusta con sus chasquidos
corriendo a los presentes.

En el altar se ha montado
una fiesta nacional
el día de muerto ha llegado
ya lo vamos a festejar.

La catrina es la importante
con su sombrero de gala
y yo con mis huesos errantes
le bailo en la madrugada.





Celebremos el día de muertos, México.

A través de la historia del hombre, el culto a los muertos se ha manifestado en diferentes culturas de Europa y Asia, como la china, la árabe o la egipcia, pero en las culturas prehispánicas del continente americano no ha sido de menor importancia; así, la visión y la iconografía sobre la muerte en nuestro país son notables debido a ciertas características especiales, como el sentido solemne, festivo, jocoso y religioso que se ha dado a este culto, el cual pervive hasta nuestros días.

La muerte es un personaje omnipresente en el arte mexicano con una riquísima variedad representativa: desde diosa, protagonista de cuentos y leyendas, personaje crítico de la sociedad, hasta invitada sonriente a nuestra mesa.

En México, las culturas indígenas concebían a la muerte como una unidad dialéctica: el binomio vida-muerte, lo que hacía que la muerte conviviera en todas las manifestaciones de su cultura. Que su símbolo o glifo apareciera por doquier, que se le invocara en todo momento y que se representara en una sola figura, es lo que ha hecho que su celebración siga viva en el tiempo.

Es así, una ardua tarea entender la muerte y su significado, labor que abarca momentos de innumerables reflexiones, rituales y ceremonias de diversa índole, lo que ha erigido el máximo símbolo plástico de la representación de esta festividad: el altar de muertos. Dicha representación es quizá la tradición más importante de la cultura popular mexicana y una de las más conocidas internacionalmente; incluso es considerada y protegida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.  

Les dejo con este lindo vídeo de estas fiestas mexicanas.