Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

lunes, 22 de febrero de 2016

Caminando hacia el abismo.-Capítulo 31.- El triunfo de la voluntad.


Capítulo 31.-

El triunfo de la voluntad.-

Hoy le hice a Pedro un contrato de trabajo, lleva tres meses conmigo y no me ha dado la menor razón para que dude de su actitud positiva, sigue con sus visitas al psicólogo y no ha dado nunca un positivo en doping. Hablamos cada día sobre la postura a adoptar cuando por algún motivo se le pase por la cabeza la nefasta idea de consumir de nuevo. Me gusta su actitud, le digo que recuerde de nuevo mis palabras...tu no naciste enganchado, una mala decisión te llevo a eso y ahora tienes que retroceder en el tiempo a esa época donde ni conocías la droga, para que entiendas que ese es el estado al que quieres llegar, estabas bien y así es como tienes que estar el resto de tu vida...

Ángel, por nada del mundo me acercaría de nuevo a la droga, siento por primera vez después de muchos años el deseo de vivir y hacer cosas positivas, como te dije, me lo debo antes que nada a mi mismo y después a mi familia que pasó tanto conmigo. ¿Y yo que, cabronazo?...se ríe con carcajadas estruendosas y se me acerca para darme un abrazo, esta vez lo abracé con mucho cariño.

Mi empresa constructora Reycon S.L., había tenido que cerrar por falta de encargos, yo me contraté como jefe de obras para hacer un bloque de pisos en la calle San José de San José de la Rinconada, un edificio muy bonito con patio central dividiendo dos alas...al lado de la peña sevillista.
A Pedro lo coloque en una empresa de un amigo mio también del sector de la construcción y cuando pasó el año y le dieron el alta definitiva, alquiló un piso y se independizó. Por un lado me alegré por el que por fin volara solo, por otro algo triste porque había sido mi compañero el ultimo año.

Este libro lo estoy escribiendo cuando han pasado ya veinte años de los últimos acontecimientos, sigo viendo a Pedro y está en perfecto estado. Ya en mi casa empezó a engordar y a perder esa apariencia de perro famélico que tenia, esta mas viejo como todos los que pasamos de los sesenta y aquella enfermedad suya jamas hizo aparición de nuevo...

Decidirme a escribir este libro no ha sido fácil por lo que en el me implica y el tener que recordar de nuevo todo ese drama vivido, pero moralmente me sentía movido a escribirlo y por cerrar al cabo de tantos años ese capitulo de mi vida definitivamente...

Quiero en este momento a punto de terminar este libro, poner un enlace de una reflexión que escribí hace años en este mismo blog y que le da titulo a este capitulo...El triunfo de la voluntad, drogas no.
Si queréis leerla pinchar en ese enlace, pues desde hace muchos años quise escribir este libro para dar ánimos a todos los que lo intentaron y no lo consiguieron, por que esa guerra no la podéis perder aunque perdáis muchas batallas en el intento...

Espero que recordéis que puse esta imagen en el capitulo 26 y explique que no había encontrado en Internet una en el que hubiera un drogadicto recuperado, una foto con un drogadicto en los huesos y después de curarse se viera rejuvenecido y como nuevo...He esperado al final de este drama para presentaros a ese Pedro que realmente fue un amigo de mi infancia pero al que no vi de mayor, el Pedro del que os he hablado en todo momento soy yo, pero también soy Antonio, Manolo, Ignacio, Juan Ramón y todos esos drogadictos que están padeciendo y sufriendo esa fatídica enfermedad, para deciros que si es posible salir de la droga. os dejo con estas fotografías que no son de Internet, soy yo mismo en distintas épocas, antes y después...

Entre estas foto hay 20 años de diferencia, aunque en ese tiempo pareciera más viejo, os la pongo para que os sirva de estimulo a todos los que al miraros al espejo, deseáis no estar vivo y en lugar de buscar ayuda hacéis como Pedro, intentar forzar la salida de este mundo por miedo al mono y el no saber enfrentar el problema. Deja de ser Pedro, o Manolo, recupera tu vida de una vez por todas,  antes de que sea tarde y sigas haciendo daño a tu familia hasta ese día que le llegue la noticia de que te encontraron en un callejón sin vida...tu puedes amigo, pero tienes que empezar sabiendo lo difícil que es y que perderás muchas batallas, pero al final se impondrá el triunfo de tu voluntad...

Este libro lo dedico de manera muy especial y con mucho cariño a mis hijos, mi orgullo.
Os dejo un fuerte abrazo, mil sonrisas y mucha suerte...

FIN

EPÍLOGO.-

Hace años que estoy preparando este libro, con la intención de transmitir mis experiencias, pero sobre todo con esperanza de que puedan sacar provecho las personas que lo necesiten. Deben comprender lo difícil que ha sido para mi sacar a la luz publica todas esas miserias por las que pasé y las diferentes barbaridades que hice producto de esa gran depresión a la que me llevo el sentirme un drogadicto...Ha pasado el tiempo suficiente para que pueda escribir de todo esto sin que me afecte ni me preocupe el juicio que puedan hacer de mi, me conozco bien y se que soy una gran persona y no me preocupa lo que los demás piensen...Se que un drogadicto no suele tener medios para entrar en Internet a leer, pues cualquier dinero que cogen es para quitarse el mono para poder levantarse y buscarse la vida. Pero quizás les pueda servir a sus familiares si he sabido transmitir los puntos más importante donde se puedan apoyar para curarse.

El alcoholismo o la ludopatía no es muy diferente, yo tenia un socio que estaba enganchadisimo en las maquinas tragaperras y tenia monos tan graves como los tienen un drogadicto, cuando no tenia dinero para jugar lo vi en una ocasión en un bar sudando sin dejar de mirar a las maquinas y como no le di dinero para jugar, al poco tiempo estaba vomitando al lado de la barra. Con eso quiero dar a conocer a los que no lo sepan lo duro que es para el enfermo y también para las familias. Debo de insistir una vez más, que el drogadicto es un enfermo y como tal hay que tratarlo y respetarlo. No haces bien en criticarlo o mirarlo por encima del hombro.

En una ocasión aprendí sobre las criticas algo importante, las criticas tienen que ser constructivas, si vas a hacer una critica, hazla con respeto y con la intención de ayudar a la persona a la que se la haces, tienes que intentar transmitir que lo estas intentando ayudar, pues de otra forma la persona criticada solo puede sentirse mal y cerrarse a la persona que se la hace... 

Las fotos que he publicado son mías, la mayoría aparecen en un vídeo de mis obras insertado en el capitulo 21. excepto las perspectiva que estan sacadas actualmente de google heart. 
Espero haber cumplido con el objetivo de hacer un libro ameno con esos recuerdos y anécdotas graciosas que he ido recordando y poniendo en mi bloc de notas durante estos años. Debido a la crudeza del tema de fondo, no quería que el conjunto fuera excesivamente dramático.

Deseo que mi esfuerzo haya merecido la pena y que lo disfruten...

Para leer todos los capítulos escritos, dale a click, 

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios :