Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

lunes, 31 de octubre de 2016

No se que hago ni recuerdo.

¿Es el escribir mi senda y destino,
o tan sólo es, afán de mi contienda?
por tratar de que alguno bien entienda
que es más que mi locura y desatino.

Es como el surco que hace el campesino
y de su trabajo y grano, él dependa
cuando tierra no es suya y otro arrienda
el pan del que come, entre flor y espino.

¿Qué es la poesía,? sino el indicio
de un orate, para llegar a cuerdo,
cayendo en un abismal precipicio?.

Si en el afán de buscar, yo me pierdo
en un devenir de palabra y juicio,
cuando no sé, lo que hago, ni recuerdo.


C.Róman 
(© Derechos Reservados)

Frente a mi tumba, poema de amor

No quiero colchón de plumas
si tu no estás a mi lado
yo quiero una fría tumba
en un prado desolado.

Y de la vida no quiero
oro que mi cuerpo cubra,
en este momento prefiero
ser pobre bajo tu sombra.

Ya celebramos a los muertos
y muerto quiero quedarme
viviendo en tu piel muy dentro
para siempre acariciarte.
Que tu eres la viva llama
y sin tu llama no quiero
vivir en una agonía
porque sin tu llama muero.

En esas tumbas de muertos
aunque muerto estoy viviendo
adorna tu mis sentimientos
por lo que te estoy queriendo.

Y si de verdad me muero
no te quedes sollozando,
mira hacia el cielo el lucero
que por ti estará rezando.
















Felices fiestas crayolita

Depredadores del alma, reflexión.

Que difícil es enfrentarse a ese enjambre de depredadores que como pequeños escarabajos carnívoros convierten en una pulpa informe el cerebro anulando su capacidad de raciocinio. Llega después de una plácida temporada donde tu vida transcurre con la felicidad y la tranquilidad propia de un ser carente de pecados y culpas...

Y allí los encuentras de nuevo con ese ruido infernal que producen mientras te devoran intentando por todos los medios instalarse definitivamente en tu alma. Recurres a todas tus armas, recordando otras invasiones y como le hiciste frente...ya no te sirve la excusa de que tus pecados eran producto de una situación transitoria, te reafirmas en que eres una buena persona y no te sirve, los escarabajos siguen con su festín y tu cerebro se resiente cada vez más...

Yo entiendo porque pasa eso, mi conciencia me atormenta y pido al que no tiene nombre que me ayude haciendome un hombre sin sentimientos para no sufrir de mi propia culpa. El es autónomo y no me escucha, quizá porque quiere castigarme para que purgue mis fracasos, mi incompatibilidad para vivir y todos los errores cometidos...intento zambullir mi mente en el pozo oscuro de la insensibilidad, pero ella también es autónoma y libre y sale siempre a flote para seguir castigandome.

Consigo como en otras ocasiones hacer un receso en mis pensamientos para analizar eso que estoy pidiendo, no tener recuerdos, sentimientos ni conciencia y entonces es cuando más real me viene a la vida lo que eso supone...ser un conjunto de huesos y carne carente de empatía, sin posibilidad para amar, un ser robotizado que come y duerme, quizás mas tranquilo, pero mas deshumanizado...

La mente me hace recordar, que el estado por el que paso es solo transitorio, si ya he pasado varias veces por la misma estación y mi vida ha seguido su viaje hasta la proxima, no puedo parar el tren si aún le queda mucha energía a mi maquina. Tengo que seguir adelante alegrandome del dolor que me produce los errores y los recuerdos porque es una forma de sentirse vivo, la incapacidad de autocrítica solo nos lleva a sentimientos caóticos que nos impide crecer.

Quiero sufrir con mis recuerdos, pero viviendo un presente pleno para poder disfrutar de la maravillosa sensación de sentir amor por los demás, respeto por la vida y el sufrimiento ajeno y propio, impidiendo el paso a los depredadores de mi alma...

Poema A Elena de Edgar Allan Poe


Todo, todo, todo cambia.
De la luna la luz límpida
la luz de perla se apaga.
El perfume de las rosas
muere en las dormidas auras.
Los senderos se oscurecen.
Expiran las violas castas.
Menos tú y yo, todo huye,
todo muere, todo pasa…

Todo se apaga y extingue
menos tus hondas miradas.
Tus dos ojos donde arde tu alma
Y sólo veo entre sombras
aquellos ojos brillantes,
¡oh mi amada! Todo, todo, todo cambia.

De la luna la luz límpida
la luz de perla se apaga.
El perfume de las rosas
muere en las dormidas auras.
Los senderos se oscurecen.
Expiran las violas castas.
Menos tú y yo, todo huye,
todo muere, todo pasa…

Todo se apaga y extingue
menos tus hondas miradas.
Tus dos ojos donde arde tu alma
Y sólo veo entre sombras
aquellos ojos brillantes,
oh mi amada...

Qué tristezas irreales,
qué tristezas extrahumanas
La luz tibia de esos ojos
leyendas de amor relata.
Qué misteriosos dolores,
qué sublimes esperanzas,
qué mudas renunciaciones
expresan aquellos ojos
que en la sombra
fijan en mí su mirada.

Noche oscura. Ya Diana
entre turbios nubarrones, lentamente,
hundió la faz plateada y tú sola
en medio de la avenida, te deslizas
irreal, mística y blanca,
te deslizas y te alejas incorpórea
cual fantasma…

Sólo flotan tus miradas.
Toda de blanco vestida, toda blanca,
sobre un ramo de violetas reclinada
te veía y a las rosas moribundas
y a ti, una luz tenue y diáfana
muy suavemente alumbraba,
luz de perla diluida
en un éter de suspiros
y de evaporadas lágrimas.

¿Qué hado extraño
¿fue ventura? ¿fue desgracia?
me condujo aquella noche
hasta el parque de las rosas
que exhalaban
los suspiros perfumados
de sus almas?

Ni una hoja susurraba
no se oía una pisada
todo mudo, todo en sueños,
menos tú y yo cuál me agito
al unir las dos palabras
menos tú y yo…De repente
todo cambia.
Oh, el parque de los misterios
Oh, la región encantada...

Sólo tus ojos perennes,
tus ojos de honda mirada
fijos quedan en mi alma.

A través de los espacios
 y los tiempos, marcan,
marcan mi sendero y no me dejan
cual me dejó la esperanza…
Van siguiéndome, siguiéndome
como dos estrellas cándidas;
cual fijas estrellas dobles
en los cielos apareadas
en la noche solitaria.

Ellos solos purifican
mi alma toda con sus rayos
y mi corazón abrasan,
y me prosterno ante ellos
con adoración extática,
y en el día no se ocultan
cual se ocultó mi esperanza.

De todas partes me siguen
mirándome fijamente
con sus místicas miradas….
Misteriosas, divinales
me persiguen sus miradas
como dos estrellas fijas…
como dos estrellas tristes,
¡como dos estrellas blancas...


Te vi a punto.
Era una noche de julio,
noche tibia y perfumada,
noche diáfana…
De la luna plena límpida,
límpida como tu alma, descendían
sobre el parque adormecido
gráciles velos de plata.
Ni una ráfaga
el infinito silencio
y la quietud perturbaban
en el parque…

Evaporaban las rosas
los perfumes de sus almas
para que los recogieras
en aquella noche mágica;
para que tú los gozases
su último aliento exhalaban
como en una muerte dulce,
como en una muerte lánguida,
y era una selva encantada,
y era una noche divina
llena de místicos sueños
y claridades fantásticas.

Todo, todo, todo cambia.
De la luna la luz límpida
la luz de perla se apaga.
El perfume de las rosas
muere en las dormidas auras.
Los senderos se oscurecen.
Expiran las violas castas.
Menos tú y yo, todo huye,
todo muere, todo pasa…
Todo se apaga y extingue
menos tus hondas miradas.

¡Tus dos ojos donde arde tu alma!
Y sólo veo entre sombras
aquellos ojos brillantes,
¡oh mi amada! Todo, todo,
todo cambia.

De la luna la luz límpida
la luz de perla se apaga.
El perfume de las rosas
muere en las dormidas auras.
Los senderos se oscurecen.
Expiran las violas castas.
Menos tú y yo, todo huye,
todo muere, todo pasa…

Todo se apaga y extingue
menos tus hondas miradas.
¡Tus dos ojos donde arde tu alma!
Y sólo veo entre sombras
aquellos ojos brillantes,
¡oh mi amada!

¿Qué tristezas irreales,
qué tristezas extrahumanas!
La luz tibia de esos ojos
leyendas de amor relata.
¡Qué misteriosos dolores,
qué sublimes esperanzas,
qué mudas renunciaciones
expresan aquellos ojos
que en la sombra
fijan en mí su mirada!

Noche oscura. Ya Diana
entre turbios nubarrones, lentamente,
hundió la faz plateada, y tú sola
en medio de la avenida, te deslizas
irreal, mística y blanca,
te deslizas y te alejas incorpórea
cual fantasma…
Sólo flotan tus miradas.
Sólo tus ojos perennes,
tus ojos de honda mirada
fijos quedan en mi alma...

A través de los espacios y los tiempos,
marcan, marcan mi sendero
y no me dejan
cual me dejó la esperanza…
Van siguiéndome, siguiéndome
como dos estrellas cándidas;
cual fijas estrellas dobles
en los cielos apareadas
en la noche solitaria.

Ellos solos purifican
mi alma toda con sus rayos
y mi corazón abrasan,
y me prosterno ante ellos
con adoración extática,
y en el día no se ocultan
cual se ocultó mi esperanza.

De todas partes me siguen
mirándome fijamente
con sus místicas miradas….
Misteriosas, divinales
me persiguen sus miradas
como dos estrellas fijas…
como dos estrellas tristes,
como dos estrellas blancas...


















































































































Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias...Para saber más pulse aquí.

viernes, 28 de octubre de 2016

Bailando con la Catrina

Cuando solo sea huesos
llevarme con la Catrina
que allí celebran a los muertos
con risas y con golosinas.

Quiero mover mis caderas
al ritmo de esa señora
y reír con las calaveras
de día y a todas horas.

Y cuando llegue la noche
con los muertos por la calle
quiero que mis huesos caminen
con mi Catrina del talle.
Que me pongan en un altar
con calaveras de dulce
y botellas de tequila
en medio de tantas luces.

Que morirse en ese México
es morir con alegría
que es como morir de sueños
de ilusiones y fantasías.

Que allí da gusto morirse
porque muerto no estas solo
y en esos hermosos altares
los huesos parecen de oro.


Espejismo, poema de amor

No se si son pensamientos
o mis deseos contenidos
cuando desnuda te veo
y alteras mis cincos sentidos.

Parece que en mi pecho anida
una docena de pájaros
mientras con descaro miras
y yo suspiro despacio.

Y te veo como Afrodita
y me siento tan perdido
que en mi boca tu suscita
sabores de miel y vino.
No puedo dejar de mirarte
desde la puerta entreabierta
ni puedo dejar de soñarte
aunque entrar yo no me atreva.

Despacio voy a tu cama
ni la piernas me sostienen
despacio agacho mi boca
para besar en tus laureles.

Y tu te me difuminas
te me haces transparente
maldita sea esta ruina
de espejismos de mi mente.


A los poetas, Miles de Azorín.

Tened claro que existen
unos cuantos poetas genuinos
algunos conocidos
y otros muchos que anhelan  que se les reconozca
como grandes poetas.

Se sienten importantes y dentro de su círculo,
tratan de ser el gallo del corral,
cacarean, enseñan su plumaje
envanecidos, vanos, engolados,
impacientes y con cierta soberbia.

Lo cierto amigos míos,
es que son unos cuantos y pululan,
alrededor del YO,  disfrazados de auténticos.

Queridos jóvenes, id con cuidado.
Hay muchos impostores profanando
el sagrado lenguaje de la vida,
el lenguaje sagrado de los sueños.

José Augusto Trinidad Martínez Ruiz, más conocido por su seudónimo Azorín (Monóvar, Alicante, 8 de junio de 1873-Madrid, 2 de marzo de 1967), fue un novelista español, además de ensayista, dramaturgo y crítico literario. A partir de 1905 el pensamiento y la literatura de Azorín están ya instalados en el conservadurismo. Comienza a colaborar en ABC donde participó activamente en la vida política. Antonio Maura y sobre todo el ministro Juan de la Cierva y Peñafiel, se convierten en sus máximos valedores...Para saber mas pulse aquí.

jueves, 27 de octubre de 2016

Envenename, poema de amor.

Tu amor tan bello y tan lejano
como escorpión envenena mi pecho
cuando de tus besos me siento sediento
y voy a la deriva, tan solo en mi lecho.

Si tu sabes que yo soy tu presa
y que quiero en tu presencia claudicar y
 me piques con tu aguijón mientras me besas
y que tu veneno me haga sollozar.
Me hace brotar la humedad de los ojos
cuando mi cuerpo te desea sin poder tenerte
lleno de sueños y lleno de antojos
estremeciendome entero, por poseerte.

Yo necesito abandonarme a tus caricias
y que te comas de mi pecho el alma entera
mientras siento entre tus labios las delicias
y tu cuerpo sea mi territorio y mi bandera...













Tu risa contra mi pena...

¿Por qué hundís más la daga
en mi corazón herido?
Dejadlo que llore en paz
y se pierda en el olvido.

Tan solo quería de ti,
tu risa, contra mi pena,
ese calor de tu piel
rozando la mía serena.

No era mucho pedir,
pues solo de ti quería
esa boca que era mía
y ese néctar hecho flor 
de tu joven lozanía.
Llegaste con la primavera
de mi otoño ya vencido
cargándolo con tu luz,
y dejándolo en el olvido.

Si sólo querías de mí
el vil metal del que vivo,
no tenias porque herir
a este corazón dolido.



(© Derechos Reservados)

miércoles, 26 de octubre de 2016

Este libro, Alfonsina Storni

Me vienen estas cosas del fondo de la vida,
acumulando estaba, yo me vuelvo reflejo,
agua continuamente cambiada y removida,
así como las cosas, es mudable el espejo.

Momentos de la vida aprisionó mi pluma,
momentos de la vida que se fugaron luego,
momentos que tuvieron la violencia del fuego
o fueron más livianos que copos de espuma. 
En todos los momentos donde mi ser estuvo,
en todo esto que cambia, todo esto que muda,
en toda la sustancia que el espejo retuvo,
sin ropajes, el alma está limpia y desnuda.

Yo no estoy y estoy en mis versos viajero,
pero puedes hallarme si por el libro avanzas
dejando en los umbrales tus fieles y balanzas,
requieren mis jardines piedad de jardinero. 











Fue diagnosticada con cáncer de mama, del cual fue operada. A pedido de un medio periodístico se realizó un estudio de quirología, cuyo diagnóstico no fue acertado. Esto la deprimió, provocándole un cambio radical en su carácter y llevándola a descartar los tratamientos médicos para combatirla. Se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres. Para saber mas pulse aqui.

Origen y mitología, día de muertos. México


La muerte, era el comienzo del viaje hacia el mictlán, el noveno y último nivel del inframundo, el reino de los muertos.

En los 18 meses del calendario mexica se pueden observar que hay por lo menos seis festejos dedicados a los muertos. El más importante era la fiesta de los descarnados que se celebraba en el noveno mes, cercano a agosto, y estaba presidido por la diosa Mictecacíhuatl, señora de los muertos y reina de Mictlán, y por Mictlantecuhtli, señor del lugar de los muertos y dios de las sombras.

Pero el Mictlán, a donde llegaban todos los muertos que hubieran perecido de causas naturales, no era el único destino de los fallecidos. En su cultura, existía el Tonatiuhichan, a donde llegaban quienes morían en guerra o en labor de parto, el Tlalocán, a donde iban los que fallecían por causa de agua, rayos, o enfermedades, por último el Tonacacuauhtitlan, lugar al que iban los niños que no habían probado el maíz, símbolo de la tierra y por lo tanto no habían tenido contacto con la muerte, allí, eran alimentados por el árbol que da sustento y donde permanecían hasta que recibían la oportunidad de una segunda vida, la posibilidad de reencarnar.

A diferencia de la religión cristiana, en el Mictlán no existían las connotaciones morales del infierno ni del paraíso, sin embargo, para llegar a él, los muertos debían durante cuatro años, pasar por diversas pruebas que encontraban en los diferentes niveles del inframundo, para finalmente llegar al lugar de su eterno reposo, liberarse de su tonalli o alma y ser compensados por la presencia de Tonatiuh, el dios del Sol, al caer la tarde.

No fue hasta la llegada de los conquistadores, cuando la divulgación del cristianismo introdujo a la cultura el terror a la muerte y al infierno, sin embargo, los evangelizadores tuvieron que ceder ante las fuertes creencias de los nativos, dando lugar a un sincretismo entre las costumbres españolas y las indígenas, que dio origen a lo que hoy conocemos como la celebración de Día de Muertos.

Ángel Reyes Burgos

Escena V, Hamlet, para los mexicanos.

Los mexicanos tienen que leer esta gran obra propicia para la semana del día de muertos...
HORACIO.- Es por cierto una mota que turba los ojos del
entendimiento. En la época más gloriosa y feliz de Roma, poco
antes que el poderoso César cayese quedaron vacíos los sepulcros y los
amortajados cadáveres vagaron por las calles de la ciudad, gimiendo en voz confusa; las estrellas resplandecieron con encendidas colas, cayó lluvia de sangre, se ocultó el sol entre celajes funestos y el húmedo planeta, cuya influencia gobierna el imperio de Neptuno, padeció eclipse como si el fin del mundo hubiese llegado. 

Hemos visto ya iguales anuncios de sucesos terribles, precursores 
que avisan los futuros destinos, el cielo y la tierra juntos los han 
manifestado a nuestro país y a nuestra gente...
 Pero. Silencio... ¿Veis?..., allí... Otra vez vuelve ...
Aunque el terror me hiela, yo le quiero salir al encuentro. Detente,
fantasma. Si puedes articular sonidos, si tienes voz háblame. Si allá
donde estás puedes recibir algún beneficio para tu descanso y mi
perdón, háblame. Si sabes los hados que amenazan a tu país, los cuales
felizmente previstos puedan evitarse, ¡ay!, habla... O si acaso, durante
tu vida, acumulaste en las entrañas de la tierra mal habidos tesoros, por
lo que se dice que vosotros, infelices espíritus, después de la muerte
vagáis inquietos; decláralo ... Detente y habla... Marcelo, detenle.

HAMLET.- ¡Oh! ¡Si esta demasiado sólida masa de carne pudiera
ablandarse y liquidarse, disuelta en lluvia de lágrimas! ¡O el
Todopoderoso no asestara el cañón contra el homicida de sí mismo!

¡Oh! ¡Dios! ¡Oh! ¡Dios mío! ¡Cuán fatigado ya de todo, juzgo molestos,
insípidos y vanos los placeres del mundo! Nada, nada quiero de él, es
un campo inculto y rudo, que sólo abunda en frutos groseros y amargos.
¡Que esto haya llegado a suceder a los dos meses que él ha muerto! 
No, ni tanto, aún no ha dos meses. Aquel excelente Rey, que fue comparado
con este, como con un Sátiro, Hiperión; tan amante de mi madre, que ni
a los aires celestes permitía llegar atrevidos a su rostro. ¡Oh! ¡Cielo y
tierra! ¿Para qué conservo la memoria? Ella, que se le mostraba tan
amorosa como si en la posesión hubieran crecido sus deseos. 

Y no obstante, en un mes... ¡Ah! no quisiera pensar en esto. ¡Fragilidad! ¡Tú
tienes  nombre de mujer! En el corto espacio de un mes y aún antes
de romper los zapatos con que, semejante a Niobe, bañada en
lágrimas, acompañó el cuerpo de mi triste padre... Sí, ella misma.
¡Cielos! Una fiera, incapaz de razón y discurso, hubiera mostrado
aflicción más durable.
 Se ha casado, en fin, con mi tío, hermano de mi padre; pero no más 
parecido a él que yo lo soy a Hércules. En un mes...
enrojecidos aún los ojos con el pérfido llanto, se casó. ¡Ah!
¡Delincuente precipitación! ¡Ir a ocupar con tal diligencia un lecho
incestuoso! Ni esto es bueno, ni puede producir bien. Pero, hazte
pedazos corazón mío, que mi lengua debe reprimirse.

Os dejo con el enlace para leerla completa...Pulsa aquí.

martes, 25 de octubre de 2016

Rimas y leyendas...


LXI

Este armazón de huesos y pellejo,
de pasear una cabeza loca
cansado se halla al fin, y no lo extraño;
pues, aunque es la verdad que no soy viejo,
de la parte, de vida que me toca
en la vida del mundo, por mi daño
he hecho un uso tal, que juraría
que he condensado un siglo en cada día.

Así, aunque ahora muriera,
no podría decir que no he vivido;
que el sayo, al parecer nuevo por fuera,
conozco que por dentro ha envejecido.
Ha envejecido, sí, ¡pese a mi estrella!
Harto lo dice ya mi afán doliente;
que hay dolor que, al pasar, su horrible huella
graba en el corazón, si no en la frente.
LXVIII

No sé lo que he soñado
en la noche pasada;
triste, muy triste debió ser el sueño,
pues, despierto, la angustia me duraba.

Noté al incorporarme
húmeda la almohada,
y por primera vez sentí, al notarlo,
de un amargo placer henchirse el alma.

Triste cosa es el sueño
que llanto nos arranca;
mas tengo en mi tristeza una alegría...
Sé que aún me quedan lágrimas.


Gustavo Adolfo Bécquer





















Hacia 1858 conoció a Josefina Espín, una bella señorita de ojos azules, y empezó a cortejarla; pronto, sin embargo, se fijó en la que sería su musa irremediable, la hermana de Josefina y hermosa cantante de ópera Julia Espín, en la tertulia que se desarrollaba en casa de su padre, el músico Joaquín Espín y Guillén, maestro director de la Universidad Central, profesor de solfeo en el Conservatorio y organista de la Capilla Real...Para saber mas pulse aquí.

Tu amor, ayer tan firme...

Tu amor, ayer tan firme, es tan ajeno,
tan ajenas tu boca y tu cintura,
que me parece poca la amargura
de que hoy mi alrededor contemplo lleno.

El mal que hiciste lo tomé por bueno;
por agasajo tu desgarradura:
ni yo abro el pecho a herida que no dura
ni con vinos de olvido me sereno.

Mi corazón te tiene tan presente
que a veces, porque vive, desconfío
que sienta el desamor como lo siente.

Yo he ganado en el lance del desvío:
de nuestra triste historia únicamente
el arma es tuya; todo el dolor, mío.

Antonio Gala, Lector precoz de Rainer Maria Rilke, Garcilaso, San Juan de la Cruz y otros autores, estudió desde la temprana edad de 15 años la carrera de Derecho en la Universidad de Sevilla y como alumno libre, Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Económicas en la Universidad de Madrid, obteniendo licenciaturas en todas ellas...Para sabe mas pulse aquí.

viernes, 21 de octubre de 2016

Ay voz secreta del amor oscuro...

Soneto

Ay voz secreta del amor oscuro,
ay balido sin lanas, ay herida
ay aguja de hiel, camelia hundida, 
ay corriente sin mar, ciudad sin muro.

Ay noche inmensa de perfil seguro, 
montaña celestial de angustia erguida,
ay perro en corazón, voz perseguida, 
¡silencio sin confín, lirio maduro!

Huye de mí, caliente voz de hielo,
no me quieras perder en la maleza 
donde sin fruto gimen carne y cielo.

Deja el duro marfil de mi cabeza,
apiádate de mí, ¡rompe mi duelo
que soy amor, que soy naturaleza.
Poema

Entre mariposas negras, 
va una muchacha morena 
junto a una blanca serpiente de niebla.  

Tierra de luz, cielo de tierra. 

Va encadenada al temblor 
de un ritmo que nunca llega; 
tiene el corazón de plata 
y un puñal en la diestra. 

¿Adónde vas, siguiriya 
con un ritmo sin cabeza? 
¿Qué luna recogerá 
tu dolor de cal y adelfa? 

Tierra de luz, cielo de tierra.





















Parece definitivamente establecido que Federico García Lorca fue fusilado a las 4:45 de la madrugada del 19 de agosto, en el camino que va de Víznar a Alfacar. Su cuerpo permanece enterrado en una fosa común anónima en algún lugar de esos parajes, junto con el cadáver de un maestro nacional, Dióscoro Galindo, y los de los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, ejecutados con él. Trescastro presumiría después de haber participado personalmente en los asesinatos, recalcando la homosexualidad de Lorca. La fosa se encuentra en el paraje de Fuente Grande, en el municipio de Alfacar...para saber más pulse aquí.

Feliz fin de semana, poema de amor.

Hoy que de sueños estoy sediento
y seca mi garganta se hace río
cuando tu cuerpo meto en mis pensamientos
y en mis pensamientos te quedas, cariño mío.

Y este fin de semana allí metida
voy a llevarte a todas horas
y en mis pensamientos te quedes rendida
meciendote en mi cuerpo como las olas.
Yo seré tu recipiente donde te bañes
de amores, ternura y de pasión
y seré el regalo que en tu pecho arde
allí muy cerca de tu corazón.

Ya sabes mi amor, este fin de semana
quiero que sepas que voy a extrañarte
en la tarde, noche y en la mañana
cuando quiero que amanezca, para besarte.











Ángel Reyes Burgos
Feliz fin de semana crayolita.

jueves, 20 de octubre de 2016

Mira que quiero mirarte...

Mira que quiero mirarte
y mirándote yo sienta
por mi cuerpo cien temblores
mientras yo te beso entera.

Y besándote en los labios
o en tu piel lisa y desnuda
voy a estremecerte despacio
desde el pecho a tu cintura.

Tu piel pegada a mi piel
tu vientre a mi vientre toca
cien suspiros de placer
y uno para volverte loca.
Y meciéndome en tu cuerpo
te navegaré acariciando
los deseos que en tus ojos
parecen me estén hablando.

Y es que si sigues mirando
de esa forma en que me miras
en mis ojos vas dejando
llamas de amor y locura.

Mira que quiero mirarte
y me quemes con tu fuego
no dejes de acariciarme
que sin tus caricias me muero.

Ángel Reyes Burgos

Yo quisiera salvar esa distancia...

Yo quisiera salvar esa distancia
ese abismo fatal que nos divide,
y embriagarme de amor con la fragancia
mística y pura que tu ser despide.

Yo quisiera ser uno de los lazos
con que decoras tus radiantes sienes,
yo quisiera en el cielo de tus brazos
beber la gloria que en los labios tienes.

Yo quisiera ser agua y que en mis olas,
que en mis olas vinieras a bañarte,
para poder, como lo sueño a solas,
a un mismo tiempo por doquier besarte.

Yo quisiera ser lino y en tu lecho,
allá en la sombra, con ardor cubrirte,
temblar con los temblores de tu pecho
y morir de placer al comprimirte.

Oh, yo quisiera mucho más! ¡Quisiera
llevarte en mí como la nube al fuego,
mas no como la nube en su carrera
para estallar y separarse luego.
Yo quisiera en mí mismo confundirte,
confundirte en mí mismo y extrañarte,
yo quisiera en perfume convertirte,
convertirte en perfume y aspirarte.

Aspirarte en un soplo como esencia,
y unir a mis latidos tus latidos,
y unir a mi existencia tu existencia,
y unir a mis sentidos tus sentidos.

Aspirarte en un soplo del ambiente,
y así verte sobre mi vida en calma,
toda la llama de tu pecho ardiente
y todo el éter del azul de tu alma.

Aspirarte, mujer... De ti llamarme,
y en ciego y sordo y mudo constituirme,
y en ciego y sordo, y mudo consagrarme
al deleite supremo de sentirte
y a la dicha suprema de adorarte.

Salvador Díaz Mirón  fue un poeta mexicano precursor del modernismo. Trabajó como periodista y profesor. Para saber más pulse aquí.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Su mono azul...

Su mono azul le ciñe la cintura,
le amanzana las nalgas y los senos,
la vuelve un muchachito y le da plenos
poderes de liviana arquitectura

Al viento va la cabellera oscura,
es toda fruta y es toda venenos;
el remar de sus muslos epicenos
inventa una fugaz piscicultura.

Amazona de mono azul, el arte
la fija en este rito paralelo,
cambiante estela a salvo de mudanza;

viejo poeta, mírala mirarte
con ojos que constelan otro cielo
donde no tiene puerto tu esperanza.

Julio Florencio Cortázar (Bruselas, Bélgica, 26 de agosto de 1914-París, Francia, 12 de febrero de 1984) fue un escritor, traductor e intelectual argentino. Optó por la nacionalidad francesa en 1981, en protesta contra el régimen militar argentino.

Es considerado uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, y maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general, y creador de importantes novelas que inauguraron una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano, rompiendo los moldes clásicos mediante narraciones que escapan de la linealidad temporal. Debido a que los contenidos de su obra transitan en la frontera entre lo real y lo fantástico, suele ser puesto en relación con el realismo mágico e incluso con el surrealismo...Para saber más pulse aquí...

martes, 18 de octubre de 2016

Al atardecer, solo, en la meseta

Llanuras abiertas sin melancolía,
un ancho silencio donde pasearse,
magnetismo seco de aquellas presencias
que ya no se nombran,
que no pueden nombrarse.

Árbol invisible, crecen las audacias,
iris continuado, locas negaciones.
Pasa, calla el viento,
pasa con su larga gloria de otro mundo,
calla con su vasta ruina transparente.

Porque sí el espacio brillante y vacío;
yo, perdido, en medio,
yo sin mis entrañas cálidas y amargas,
yo solo y mi sombra
que si el sol se pone crece exagerada.

Yo y mi sombra, lejos,
yo y mi sombra, loca,
los ojos dolidos de tanta evidencia,
las manos vacías, la sangre sin eco
y caricatura, mi sombra creciendo.

Rafael Gabriel Juan Múgica Celaya Leceta, conocido como Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 18 de marzo de 1911-Madrid, 18 de abril de 1991), fue un poeta español de la generación literaria de posguerra.

Celaya fue uno de los más destacados representantes de la que se denominó poesía comprometida o poesía social. Su obra y su figura estuvieron influenciados y fueron fruto de la estrecha colaboración con su esposa, Amparo Gastón...Para saber más pulse aquí.

Otoño en mi vida...

Despojando la juventud de nuestros cuerpos
hoja a hoja en el otoño de la vida
nos acercamos al final de nuestro tiempo
con el corazón y el alma, llena de heridas.

Miramos con envidia a la juventud
sin darnos cuenta que también se deshoja
y a pedazo se cae esa virtud
con las puñaladas que en el cuerpo les dejan.

En la recta final y en soledad
sin un nieto que tener entre mis brazos
mis huesos yacen yerto en la humedad
que caen desde mis ojos a mi regazo.

Y yo solo me siento en ese banco
y solo me da por recordar
aquellos tiempos de mis años mozos
donde pocos días me daba por llorar.

Ya mis días los consumo en agonía
de esta juventud dorada que se ha ido
solo esperando que llegue ese día
en que muera mi pecho consumido.

lunes, 17 de octubre de 2016

Escrito está en mi alma vuestro gesto...

Escrito está en mi alma vuestro gesto
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribistes, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto,
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros,
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero;

cuanto tengo confieso yo deberos,
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir y por vos muero.

Garcilaso de la Vega, Garcilaso entró a servir en 1520 al rey Carlos I de España en calidad de contino real. Aprendió griego, latín, italiano y francés, así como el arte de la esgrima y a tocar la cítara, el arpa y el laúd...Para saber más pulse aquí.

Arrepentimiento, soneto


Aquellos tiempos idos.

No puedo imaginar aunque lo intento
donde estén las caricias que te hice,
ni los ratos que en ti me satisfice;
parece ser volaron con el viento.

Para nada sentí lo que ahora siento,
que entonces por tu amor yo me deshice
y pido a Dios de nuevo cristalice,
por vivir repetido aquel momento.

Fueron tiempos de enormes emociones
merced a la pasión y la dulzura
que pusimos. En grandes atracones

de besos, de caricias, de locura
terminamos por todos los rincones,
pues nunca conocimos la mesura.
Arrepentimiento.

Malhadados aquellos tiempos idos
en que, niño, sentí grandes anhelos
de cazar pajarillos sin repelos
en momentos que estaban distraídos. 

Gurriatos escapados de sus nidos,
alegres y felices en sus vuelos,
novatos, que no tienen los recelos
de aquéllos que ya fueron perseguidos.

Me pesan tales hechos como losa
y sufro cuando vienen a mi mente,
pues creo que es una acción muy vergonzosa

por más que la practique mucha gente
y aunque sea un pajarillo poca cosa,
no siento que me sirva de eximente.

Cristino Vidal Benavente

viernes, 14 de octubre de 2016

Dos sonetos de amor.


A la memoria de mi madre

Te fuiste sin decir adiós siquiera
a un submundo de sombras y quebrantos,
dejándome sumido en tantos llantos
que dudo que en el mundo más hubiera.

Quedaste del autismo prisionera
y en los ojos mostrabas tus espantos
que debieron ser duros y ser tantos,
que tuviste que echarlos hacia afuera.

Recuerdo con dolor aquella historia
que fue la consecuencia de perderte
y aunque pienso que moras en la gloria,

yo vivo en el infierno por tenerte
de nuevo encadenada a esa memoria
que quieren me persiga hasta la muerte.
A tus ojos.

Locura es lo que siento cuando miro
los ojos que te adornan esa cara
que otra igual en mi vida no mirara,
pues jamás se me ha puesto nunca a tiro.

Con ellos me disparas sentimientos
con una claridad que te agradezco,
mas dándome un valor que no merezco
y dejando mis ojos más sedientos.

Sin duda, de tu alma son reflejo
resultando tan limpios al mirar
y por ello no tienen ni un complejo

que a tan dulce mirada pueda dar
sensación de caer en disparejo
con aquello que quieren expresar.

Cristino Vidal Benavente






















Blowin’ in the wind en español de Bob Dylan

La letra de esta canción surgió de la fusión de una escrita por el y la melodía de una vieja canción en plena lucha racial...para mi se actualiza continuamente, pues no hay nada más que ver lo que sucede hoy en día en la que el mundo mira para otro lado mientras se producen los genocidios actuales. Felicidades a este gran cantautor por el premio nobel...

¿Cuántas carreteras tiene que recorrer un hombre
antes de que lo puedas reconocer como tal?
¿Cuantos mares debe surcar una paloma blanca
antes de que duerma sobre la arena?
Sí, ¿cuantas veces ha deberán volar las bolas de cañón
antes de que sean prohibidas para siempre?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento.
La respuesta está flotando en el viento.

Sí, ¿cuantos años debe existir una montaña
antes de ser erosionada por el mar?
Sí, ¿cuantos años pueden algunos existir,
antes de que se les permita ser libres?
Sí, ¿cuántas veces puede un hombre girar la cabeza
fingiendo no haber visto nada?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento.
La respuesta está flotando en el viento.

Sí, ¿cuantas veces debe un hombre mirar hacia arriba
antes de que realmente pueda ver el cielo?
Sí, ¿cuantos oídos debe tener un hombre,
antes de poder escuchar a la gente llorar?
Sí, ¿cuantas muertes deberan suceder
hasta que sepa cuantos muertos ha habido?
La respuesta, amigo mío, está flotando en el viento.
La respuesta está flotando en el viento...

Les pongo una imagen de anuncios de un periódico de la época donde se equipara a los negros como animales publicados en la misma sección...Eso de con alguna inteligencia en lavado y plancha, no tiene desperdicio.

jueves, 13 de octubre de 2016

La mujer sola...

Les dejo con este genial extracto del monólogo, La mujer sola de Dario Fo 

Voy a ir al baño, me meto en el inodoro y luego tiro la cadena ¿te parece bien? ¡Anda, si encima se enoja! ¡Que te zurran, guapo! (Cuelga furiosa) Ha dicho que ni bien llega me va a matar a palos. ¿A mí? ¿Qué si mi marido me pega? (Vuelve a trabajar) Pero dice que lo hace porque me quiere. ¡Que me adora! Que soy como una niña, y él tiene que protegerme... ¡y para protegerme mejor el primero en jorobarme es el! Me encierra en casa, me pega, y luego pretende que hagamos el amor. Y le importa un bledo que a mí no me den ganas. Yo tengo que estar siempre dispuesta, a punto, como Nescafé: lavada, perfumada, depilada, pintada, cálida, voluptuosa, sensual... ¡pero callada!

Basta con que respire y suelte de vez en cuando un gritito, para que el crea que me gusta. Y a mí con mi marido, no me gusta nada. Bueno, es que no siento..., no consigo alcanzar... (Muy incómoda no encuentra la palabra adecuada. La vecina le sugiere) Eso es... esa palabra ¡es que hay que ver que palabra! Yo nunca la digo. ¡Orgasmo! Me suena a nombre de un bicho asqueroso... un cruce de mandril y orangután. Como si lo leyera en el diario, a toda plana “Orgasmo adulto escapa del circo americano” o “Monja atacada en el zoológico por orgasmo enloquecido” o cuando dicen “He alcanzado un orgasmo” me recuerda a cuando después de la carrera tremenda que consigues alcanzar el autobús a último momento...

Puede leerlo completo en este enlace de mis antologías poéticas...La mujer sola.

Dario Fo (Sangiano, 24 de marzo de 1926 - Milán, 13 de octubre de 2016) fue un actor y escritor de teatro italiano ganador del Premio Nobel de Literatura de 1997. Para saber más pulse aquí.

A Carmela la peruana...sonetos


A Carmela la Peruana

Una luz de jacinto me ilumina la mano
al escribir tu nombre de tinta y cabellera
y en la neutra ceniza de mi verso quisiera
silbo de luz y arcilla de caliente verano.

Un Apolo de hueso borra el cauce inhumano
donde mi sangre teje juncos de primavera,
aire débil de alumbre y aguja de quimera
pone loco de espigas el silencio del grano.

En este duelo a muerte por la virgen poesía,
duelo de rosa y verso, de número y locura,
tu regalo semeja sol y vieja alegría.

Oh pequeña morena de delgada cintura
Oh Perú de metal y de melancolía,
Oh España luna muerta sobre la piedra dura.
A Mercedes en su vuelo.

Una viola de luz yerta y helada
eres ya por las rocas de la altura.
Una voz sin garganta, voz oscura
que suena en todo sin sonar en nada.

Tu pensamiento es nieve resbalada
en la gloria sin fin de la blancura.
Tu perfil es perenne quemadura,
tu corazón paloma desatada.

Canta ya por el aire sin cadena
la matinal fragante melodía,
monte de luz y llaga de azucena.

Que nosotros aquí de noche y día
haremos en la esquina de la pena
una guirnalda de melancolía.





















Federico García Lorca. Después de su muerte se publicaron Primeras canciones y Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín. Una de las obras más estremecedoras sobre el hecho de su muerte es el poema, El crimen fue en Granada, escrito por Antonio Machado en 1937. En el otro bando, el periódico falangista de San Sebastián, Unidad', publicó el 11 de marzo de 1937, una sentida elegía firmada por Luis Hurtado Álvarez y titulada . A la España imperial le han asesinado su mejor poeta. Para saber más pulse aquí.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Poema al día de la hispanidad.


Hombres de Hispanidad, en dos riberas, 
tended sobre el azul del mar las manos;
venid, auténticos americanos
de las llanuras y las cordilleras.

No os amedrente sombra de gigante
que en su altivez os ha robado el nombre, 
ni anglosajón del norte, ni emigrante,
por hablar en inglés será más hombre.

Nos une mucho más que nos separa,
romped los moldes que fraguó el pasado,
el troquel de la Historia está gastado, 
y un nuevo amanecer nos da en la cara.

Ayer hubo rencillas familiares, 
y hoy hemos de sentarnos a la mesa; 
tornemos los insultos en cantares,
las divisiones en común empresa.

Sólo el enano necesita ruinas
para alcanzar significante altura;
en nuestros propios pies hay estatura
para estar al nivel de las colinas.

Que el Maya y el Azteca consideren
sangre y color, mezcla de casco y pluma; 
y que la herencia que desde hoy prefieren
sea en común Cortés y Moctezuma.

El Inca en Machu Picchu se asegure
la robustez de sus ciclópeos sueños,
y al mismo tiempo logre que perdure
el recuerdo de un grupo de extremeños.

En el extremo austral, junto a la orilla
del Mar del Sur, reviva el araucano
su ayer heroico, y se confiese hermano
ya de Caupolicán como de Ercilla.

Y el gaucho de las pampas, que al becerro, 
a caballo persigue en la llanura, 
reconozca que en parte es su cultura
Juan de Garay y en parte Martín Fierro.

Amazonas, hermano de los Andes, 
río de sambas y de carnavales, 
portugués o español, somos iguales,
multitud somos ya, seamos grandes.

Gentes del Orinoco y la sabana,
Bolívar y Miranda no han arado 
sobre el agua del mar; hay un legado,
vivo y común que a todos nos hermana.

Poeta o guerrillero colombiano,
cubano del exilio o del bloqueo,
emigrante a la caza de un empleo,
no te llames latino, eres hispano. 

Y al otro lado del azul profundo
romana Mérida, Granada mora, 
Toledo visigótico, Zamora, 
Burgos, León…somos el mismo mundo.

Repudiemos el odio y el rechazo,
olvidemos la sombra y los errores, 
mezclemos esperanzas y sudores, 
y abramos la sonrisa y el abrazo.

Que una familia somos, todos uno,
y al mismo tiempo todos diferentes, 
cien civilizaciones, tantas gentes,
a una mesa en que no sobra ninguno.

Los errores y matanzas cometidos
dejemoslo en el tiempo ya pasado
curemos el corazón que está herido
amando a las patria como hermanos.

Esto es un poema de autor desconocido para mi al que le he añadido el último verso...

martes, 11 de octubre de 2016

De doce a trece millones en tres meses, gracias

Me trae de nuevo aquí con mi agradecimiento por haber superado los trece millones de visitas y con mucha sorpresa por mi parte. De la entrada anterior en los doce millones solo han pasado tres meses por lo que en ese tiempo he tenido un millón de visita mas que para un blog personal es todo un triunfo. Si en el buscador de google ponen mi nombre, o algo relacionado con poemas y reflexiones, sale en la primera página noticias de mi blog entre muchos millones de páginas...

Eso solo se lo puedo agradecer a todos los que me siguen y me da la tranquilidad de pensar que lo estoy haciendo bien, que os interesa y os gusta lo que escribo. Esta imagen de arriba es de ahora y la de abajo pertenece a la del día 11/7/2016, donde ya agradecí con esta otra entrada vuestro seguimiento.
Si pulsamos sobre esta imagen, podéis leer aquella entrada...De nuevo muchísimas gracias por leerme y sepan que jamás he ganado un centavo con mis blog pero si la enorme satisfacción de escribir para compartir.

Les dejo con la dirección de todos mis blog y espero que lo disfruten siempre... 

Mañana día doce es día de la hispanidad y os dejo con este enlace que escribí hoy sobre el tema desmitificando esa celebración con la que soy muy critico....