Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

viernes, 15 de abril de 2016

William Shakespeare, sonetos.

Soneto 3

Mírate en el espejo y di a tu hermoso rostro:
"Es tiempo de crear de ti a un semejante".
Si ahora que eres joven no plantas un retoño,
defraudarás al mundo y el ansia de madre.

¿Pues dónde habrá mujer por bella se crea
que en su vientre no quiera recibir tu semilla?
¿Y quién será tan loco y egoísta que quiera
yacer sin descendencia bajo la tierra fría?

Tú eres de tu madre el vivo y fiel reflejo,
y en ti  a encontrar su alegre primavera;
en tu hijo podrás ver tus años más risueños,
pese a arrugas y achaques, en tu vejez serena.

Mas si vivir soltero pretendes, tu destino,
y el de belleza tanta, será el eterno olvido.
Soneto 18 

¿Te comparo con un día de primavera?
Tú eres más radiante y mucho más templado.
La primavera es breve y su bonanza incierta:
ahora el sol abrasa en un cielo azul claro.

Y luego nos oculta su semblante dorado,
el firmamento azul de tristeza se nubla
troncha el viento cruel los capullos de mayo,
por azar o designio de la diosa Natura.

Mas tú no. Tu esplendor es siempre eterno
y, con él, el gozar de tu belleza indemne.
Pues vives ya fundido en inmortales versos,
burlarás los fatales alardes de la muerte.

Tanto un hombre aliente con los ojos abiertos
puedan ver, estos versos vivirán y tú en ellos.
William Shakespeare, fue un dramaturgo, poeta y actor inglés. Conocido en ocasiones como El Bardo de Avon (o simplemente El Bardo), Shakespeare es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal. Para saber mas, aquí.

Quiero navegar en góndola...

Quiero navegar en góndola
en los ríos de Venecia
si eres tu esa paloma
que con los ojos, me besa.

Yo te arrullaré canciones
con sabor de gondolero
y también podré decirte
lo mucho que yo te quiero.

Una travesía romántica
un deseo palpitando
cuando acortando distancia
mi boca te esta besando.

Y en la plaza de san Pedro
cuando el agua lo permita
pasearemos admirando
maravillas tan bonitas.

Vente a Venecia conmigo
y al son de una tarantella
podré decirte a lo oído
que eres la novia mas bella.

El nombre “Tarantella” deriva de una creencia popular del medioevo: durante las épocas de recolección en los campos, momentos en que participaban todos los campesinos, era muy frecuente ser mordido por animales que se escondían entre las plantas. Algunos de estos animales eran tarántulas: unas arañas venenosas muy difundidas en el sur de Italia.
Se creía que cuando se era mordido por una tarántula se entraba en un trance donde el único modo para no morir envenenado era bailar y danzar rápidamente, con batidos distintos donde cada batido tenía un efecto diferente en la persona, causando diferentes movimientos y gestos, y solo el movimiento justo podía salvar a la víctima de la muerte. 

Ángel Reyes Burgos
Pues ya sabes crayolita, a bailar conmigo la Tarantella para no morirte.

Amor casi de un vuelo...

Alargo enfermo el paso

Alargo enfermo el paso, y vuelvo, cuanto
alargo el paso, atrás el pensamiento;
no vuelvo, que antes siempre miro atento
la causa de mi gozo y de mi llanto.

Allí estoy firme y quedo, mas en tanto
llevado del contrario movimiento,
cual hace el extendido en el tormento,
padezco fiero mal, fiero quebranto.

En partes, pues, diversas dividida
el alma, por huir tan cruda pena,
desea dar ya al suelo estos despojos.

Gime, suspira y llora dividida,
y en medio del llorar sólo esto suena:
¿Cuándo volveré, Nise, a ver tus ojos?
Amor casi de un vuelo

Amor casi de un vuelo me ha encumbrado 
adonde no llegó ni el pensamiento;
mas toda esta grandeza de contento
me turba, y entristece este cuidado,

Que temo que no venga derrocado
al suelo por faltarle fundamento;
que lo que en breve sube en alto asiento,
suele desfallecer apresurado.

Mas luego me consuela y asegura
el ver que soy, señora ilustre, obra
de vuestra sola gracia, y que en vos fío:

Porque conservaréis vuestra hechura,
mis faltas supliréis con vuestra sobra,
y vuestro bien hará durable el mío.
Fray Luis de León es uno de los escritores más importantes de la segunda fase del Renacimiento español junto con Francisco de Aldana, Alonso de Ercilla, Fernando de Herrera y San Juan de la Cruz. Su obra forma parte de la literatura ascética de la segunda mitad del siglo XVI y está inspirada por el deseo del alma de alejarse de todo lo terrenal para poder alcanzar lo prometido por Dios, identificado con la paz y el conocimiento. Los temas morales y ascéticos dominan toda su obra. Para saber mas de su obra pulse aquí.