Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

lunes, 18 de julio de 2016

Dos sonetos de Gabriel Bocángel

A un ruiseñor

Abril volante, viva primavera, 
tan viva, que engañado en tus colores, 
te dio el tiempo el castigo de las flores, 
que el invierno a su vida parca es fiera. 

No moriste, volaste a más esfera,  
pues Filis hoy te anima con dolores; 
bien es que muera quien cantaba amores, 
yo sé quien calla, aunque de amores muera. 

Tu muerte procuraste, para verte 
compadecido de quien vive ajena  
de dolerse de un vivo enamorado. 

¡Oh infeliz en la vida, y en la muerte! 
vivo, no la causaste amante pena, 
muerto, no te aprovecha su cuidado.
A un soldado

Tu obstinado cadáver nos advierte 
que hay vida muerta, pero no vencida, 
pues solo en tu valor, solo en tu vida, 
algo miró después de sí la muerte. 

Fuerte es la Parca, pero tú más fuerte:
no se debió a su golpe tu caída 
tú contra ti la ayudas ya rendida, 
¿qué quién pudiera, sino tú, vencerte? 

Tú dividiste el trance indivisible 
de morir y postrarte, tan altivo, 
que en el daño común no hallas ejemplo. 

¿Cuánto más que inmortal, y que invencible 
contemplaré que fuiste, cuando vivo, 
si el cadáver intrépido contemplo?






















Gabriel Bocángel, estudió en Toledo y en Alcalá de Henares. Dominó el español, el italiano, el latín y tal vez el griego clásico. Desde 1629 desempeñó el cargo de Bibliotecario del Cardenal Infante don Fernando de Austria, hermano menor de Felipe IV, y otros elevados puestos en la corte. En 1637 se casó en primeras nupcias con Eugenia Bolero, que falleció a los catorce meses...Para saber más pulse aquí.

Que triste me siento...poema de amor.

Que lejos me resulta
al no abrazarte
y esta angustia
por no besarte.

Cuantas veces siento
en mi pecho frío
si no te tengo
cariño mío.

Que lento los días
que negro el sufrimiento
sin tener tu alegría
ni sentir tu aliento.

¿Que puedo hacer?
si no soñarte
para poder creer
que vendrás al instante.

Y aquí me tienes
escribiendo poemas
para poder sentirte
sin morir de pena...

Ángel Reyes Burgos
Te extraño crayolita