Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Beso. Qué sola estabas por dentro...

Qué sola estabas por dentro.
Cuando me asomé a tus labios
un rojo túnel de sangre,
oscuro y triste, se hundía
hasta el final de tu alma.

Cuando penetró mi beso,
su calor y su luz daban
temblores y sobresaltos
a tu carne sorprendida.

Desde entonces los caminos
que conducen a tu alma
no quieres que estén desiertos.

Cuántas flechas, peces, pájaros,
cuántas caricias y besos.

Manuel Altolaguirre Bolín. Su vocación más temprana fue la de impresor y editor. En 1923 colaboraría en la revista Ambos, junto a José María Hinojosa y José María Souvirón. En 1926 creó, junto a Emilio Prados, la célebre revista Litoral, que aglutinó a la que sería conocida como la Generación del 27. Por su dinámica actividad editorial, Pedro Salinas dijo de él que era el Don Juan de las imprentas...Para saber más pulse aquí.

Si llegamos juntos...


Si llegamos juntos hasta el final del camino, porque hemos echo el viaje de nuestra vida, a pesar de la distancia y los besos perdidos, solo quiero que lleguemos, llenos de amor y de mucha alegría...

Si en la senda encontramos tropiezos dolorosos y se nubla mi alma llorando mis ojos, secálas con tus besos y recuerda ese invierno, donde nos quisimos para un tiempo eterno.

Si el camino te cansa y no puede tu cuerpo, porque los años te vencen y se doblan tus huesos y las fuerzas te flaquean, yo te sostendré para que sigas caminando y que tengas reposo...

Si te sientes herida por las cosas de antaño, por las que no escuchaste o te hice daño, puede que solo sea esta conducta mía por el peso de los años y no pueda acordarme, recuerda aquel día en que te enamoraste.

Yo, llegará ese momento en que las fuerzas me venzan, pero hasta el final seguiré por el derrotero de esta vida, sacando de mi alma fuerza de flaqueza, hasta que llegue ese momento de olvidar las heridas..

Solo necesito tenerte a mi lado, seguir sintiendo este amor que me has regalado, sostener tu mano cuando estés a mi lado y poder por fin cerrar por ultima vez mis ojos, sintiéndome como ahora, tan enamorado...

Si llegamos juntos al final del camino, yo seré tu bastón y tu serás mi soporte para cumplir mi destino... te amo.

Me gusta cuando tienes osadía...

Me gusta cuando tienes osadía
y llevas la batuta del concierto
prendiéndome en mi alma tu alegría
llenándome de besos y de sueños.

Deliciosa tu forma de abordarme
cuando en la noche lloraba de amargura
y esa manera dulce de callarme
con tus manos abrazada a mi cintura.

Y esos roces pegándote a mi cuerpo
bajando tus manos por mi espalda
y el sentir de tus pechos en mi pecho
y el amor que tenias en la mirada.
Te bebiste el llanto de mis ojos
mi agonía por fin se fue calmando
tiraste de mi mano hacia lo lejos
y a la noche salimos caminando.

En tu mano una botella de buen vino
en tus ojos la luna y cien te quiero
en mi alma fijada un destino
llevarte en mis alas al mismo cielo.

El sol venció con ardor denodado
calentando mi piel entumecida
y en el campo solo y abandonado
comprendí que tuve un sueño suicida.


Separación...

Mi soledad llevo dentro,
torre de ciegas ventanas.

Cuando mis brazos extiendo
abro sus puertas de entrada
y doy camino alfombrado
al que quiera visitarla.

Pintó el recuerdo los cuadros
que decoran sus estancias.

Allí mis pasadas dichas
con mi pena de hoy contrastan.
qué juntos los dos estábamos,
¿Quién el cuerpo? ¿Quién el alma?

Nuestra separación última,
qué muerte fue tan amarga,
ahora dentro de mí llevo
mi alta soledad delgada.

Manuel Altolaguirre, Durante la Guerra Civil Española, Altolaguirre se convierte en miembro de la Alianza de Intelectuales Antifascistas y director de La Barraca, llegando incluso a alistarse en las fuerzas republicanas, realizando proyectos de imprenta y editoriales con fines propagandísticos...Para saber mas pulse aquí.