Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

viernes, 28 de julio de 2017

Un suspiro y te acordarás de mi, sonetos

Un suspiro

Pasaste ante mis ojos tan coqueta,
Hermoso el rostro, majestuoso el paso
que quise convertirme en un abrazo
que te atrapara espléndida y completa.

Pasaste de belleza tan repleta,
tan linda, nena, que de aquel vistazo,
me quise transformar en un pedazo
de caricia arcangélica y discreta.

Pasaste tan preciosa que por eso
me quise convertir, con suave giro,
en un romántico y rendido beso.

Sin embargo, de tanto que te admiro,
extasiado en fantástico embeleso,
me transformé no más... en un suspiro.
Te acordarás de mi 

Te acordarás de mí desde tu invierno,
cuando ninguna leña quite el frío
y que las aguas de mi andante río
se hayan revuelto con el mar eterno.

Te brotará desde lo más interno
taciturna o feliz, recuerdo mío,
tal vez inútil, o quizás tardío,
del que te amó hasta con amor paterno.

Alguna vez será: yo sepultado
mientras tú continuando por la vida,
pues va mi calendario adelantado.

Así será, mas no porque lo pida,
que bastará que me hayas recordado
para seguir a mi cariño unida.





















Un soneto es una composición poética compuesta por 14 versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica. Los versos se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos (estrofas de cuatro versos) y dos tercetos (estrofas de tres versos). Aunque la distribución del contenido del soneto no es estricta, puede decirse que el primer cuarteto presenta el tema del soneto, y que el segundo lo amplifica o lo desarrolla. El primer terceto reflexiona sobre la idea central, o expresa algún sentimiento vinculado con el tema de los cuartetos. El terceto final, el más emotivo, remata con una reflexión grave o con un sentimiento profundo, en ambos casos, desatados por los versos anteriores. De esta manera, el soneto clásico presenta una introducción, un desarrollo y una conclusión en el último terceto, que de algún modo da sentido al resto del poema...Para saber más pulse aquí.

jueves, 27 de julio de 2017

Un tórrido verano. Poema de amor.

Aún me estremezco recordando los veranos
cuando a hurtadillas me asomaba a tu cuarto
el calor era tan justiciero y tan espeso
que hacía temblar tus labios rotos.

Yo era un fugitivo entre tus sombras
tu mi pasión entre las sabanas
y tu piel era mi fuego y mi caldero
donde quería morir entre tus ganas.

Bendita esas siestas de verano
que te hacia dormir a ti desnuda
y en tus brazos me veía un soberano
soñando en besarte la cintura.
Tu ajena al deseo que me provocas
acelerabas los latidos de mis sienes
deseando poder besar tu boca
contemplando cada rincón y tus relieves.

Hasta las cigarras guardaban silencio
al escuchar los gemidos de mis ansias
y tu con los ojos cerrados, en mi pecho
te me crecías sin poder tocar tu cama.

Y allí me quedaba yo absorto
con mi alma y tus piernas acariciando
sin atreverme a besar tus labios rojos
mientras tus sueños lo seguia profanando.
















Para ti tostaita

La jura de Santa Gadea, romancero.

En Santa Gadea de Burgos 
do juran los hijosdalgo, 
allí toma juramento 
el Cid al rey castellano, 
sobre un cerrojo de hierro 
y una ballesta de palo. 
Las juras eran tan recias 
que al buen rey ponen espanto.

Villanos te maten, rey, 
villanos, que no hidalgos; 
abarcas traigan calzadas, 
que no zapatos con lazo; 
traigan capas aguaderas, 
no capuces ni tabardos; 
con camisones de estopa, 
no de holanda ni labrados; 
cabalguen en sendas burras, 
que no en mulas ni en caballos, 
las riendas traigan de cuerda, 
no de cueros fogueados; 
mátente por las aradas, 
no en camino ni en poblado; 
con cuchillos cachicuernos, 
no con puñales dorados; 
sáquente el corazón vivo, 
por el derecho costado, 
si no dices la verdad 
de lo que te es preguntado: 
si tú fuiste o consentiste 
en la muerte de tu hermano.

Las juras eran tan fuertes
que el rey no las ha otorgado.
Allí habló un caballero
de los suyos más privado:
Haced la jura, buen rey,
no tengáis de eso cuidado,
que nunca fue rey traidor,
ni Papa descomulgado.
Jura entonces el buen rey
que en tal nunca se ha hallado.
Después habla contra el Cid
malamente y enojado: 
Mucho me aprietas, Rodrigo, 
Cid, muy mal me has conjurado, 
mas si hoy me tomas la jura, 
después besarás mi mano. 
Aqueso será, buen rey, 
como fuer galardonado, 
porque allá en cualquier tierra 
dan sueldo a los hijosdalgo. 

¡Vete de mis tierras, Cid, 
mal caballero probado, 
y no me entres más en ellas, 
desde este día en un año! 
Que me place dijo el Cid. 
que me place de buen grado, 
por ser la primera cosa 
que mandas en tu reinado. 
Tú me destierras por uno 
yo me destierro por cuatro.

Ya se partía el buen Cid 
sin al rey besar la mano; 
ya se parte de sus tierras, 
de Vivar y sus palacios: 
las puertas deja cerradas, 
los alamudes echados, 
las cadenas deja llenas 
de podencos y de galgos; 
sólo lleva sus halcones, 
los pollos y los mudados.

Con el iban los trescientos 
caballeros hijosdalgo; 
los unos iban a mula 
y los otros a caballo; 
todos llevan lanza en puño, 
con el hierro acicalado, 
y llevan sendas adargas 
con borlas de colorado. 

Por una ribera arriba 
al Cid van acompañando; 
acompañándolo iban 
mientras él iba cazando.














































La Jura de Santa Gadea es una leyenda medieval transmitida por el Romance de la Jura de Santa Gadea, en la que se narra el juramento que supuestamente hubo de prestar el rey Alfonso VI de León en la iglesia de Santa Gadea de Burgos, a finales del año 1072, a fin de demostrar que no había tomado parte en el asesinato de su propio hermano, el rey Sancho II de Castilla, quien había sido asesinado durante el Cerco de Zamora, que se hallaba en manos de su hermana, la infanta Urraca. Este hecho no se produjo históricamente...Para saber más pulse aquí.

domingo, 23 de julio de 2017

Un grito desconsolado...


La separación de un un plástico, es tan escasa como un gemido y tan dolorosa como las lagrimas derramadas si no puedo estar contigo. Cruel a pesar de tan corta distancia, donde las sensaciones no me permiten sentir el consolador tacto de tus besos y tus manos se disipan en las ganas de las mías...

No me gusta mucho exteriorizar mis mas profundos sentimientos, porque mi forma natural de ser esta mas en consonancia con mi deseo continuado de hacerte feliz siempre y nuestro estado natural de ser es de una continua felicidad y sonrisa cuando estamos juntos. paro que le hago cuando no te puedo tener y escuchar tus risas que son el alimento de mi cuerpo y de mi alma.

Siento que todo mi cuerpo llora y si eso fuera posible, quizás no seria una mala solución para paliar la escasez de lluvia de Sevilla, pero aquí te estoy escribiendo con los ojos secos aunque mi corazón está inundado y se que necesita que le quiten el tapón del desagüe para aligerar el peso que me oprime. 

A cada párrafo que escribo me paro a considerar si seguir o dejarlo, no me gusta ponerte triste, pero quizás he tomado ese punto que todos tenemos de egoísta y solo pienso en la forma de aliviar mi dolor. Pero las cosas pasan por algún motivo y quizás tenia que pasar esto de que te extrañara tanto para darme cuenta de la verdadera magnitud de lo que tu supones en mi vida.

Ese es el precio de la verdadera felicidad, un precio muy alto que hay que pagar cuando las caricias no están cerca,  cada segundo notas que te falta la vida y que te cuesta respirar, a cada momento quieres tocar ese plástico y encontrarte al otro lado y pensar que solo fue una pesadilla, pero intentas traspasarlo y parece haberse convertido en una lamina de acero que no me deja acariciar tu rostro...Solo quiero despertarme ya.

Te extraño mucho crayolita

Ángel Reyes Burgos

miércoles, 19 de julio de 2017

Tarde entre jazmines.

Tarde de jazmines plena,
alborada con luz rosada.
Mis ojos no ven otro horizonte 
que el blancor que desparraman.

Verano con olor a flores
que mis narices exhalan
los perfumes de la tarde
que entre aires se desgranan.

Y en la embriaguez de perfume
mi mano cruel se alarga
para cortar un ramillete
que engalane mi cabellera larga.
En el céfiro de la tarde
me vuelvo poeta con alas 
y vuelo por todo un valle,
¡sin acertar con palabras!

Porque con alma yo siento
el clamor de flores y aguas,
y enmudece boca sin aliento
lo que mis ojos no callan.

Perfume que arroja el viento
y a mi cuerpo lo engalana,
extasiada llevo dentro
el aroma que me embarga.

Derechos reservados.

Diálogo entre Babieca y Rocinante

¿Cómo estáis, Rocinante, tan delgado?
Porque nunca se come y se trabaja.
Pues, ¿qué es de la cebada y de la paja?
No me deja mi amo ni un bocado.

Anda, señor, que estáis muy mal criado,
pues vuestra lengua de asno al amo ultraja.
Asno se es de la cuna o la mortaja.
¿Queréis verlo? Miradlo enamorado.

¿Es necedad amar? No es gran prudencia. 
Metafísico estáis. Es que no como.
Quejaos del escudero. No es bastante.

¿Cómo me he de quejar, en mi dolencia,
si el amo o escudero o mayordomo
son tan rocines como Rocinante?
O le falta al amor conocimiento,
o le sobra crueldad, o no es mi pena
igual a la ocasión que me condena
al género más duro de tormento.

Pero si Amor es dios, es argumento
que nada ignora, y es razón muy buena
que un dios no sea cruel. Pues ¿quién ordena
el terrible dolor que adoro y siento?

Si digo que sois vos, Fili, no acierto;
que tanto mal en tanto bien no cabe,
ni me viene del cielo esta ruina.

Presto habré de morir, que es lo más cierto
que al mal de quien la causa no se sabe,
milagro es acertar la medicina.



















Don Quijote de la Manchaa​ es una novela escrita por el español Miguel de Cervantes Saavedra. Publicada su primera parte con el título de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha a comienzos de 1605, es la obra más destacada de la literatura española y una de las principales de la literatura universal...Para saber más pulse aquí.

martes, 18 de julio de 2017

Que no corra el aire...poema de amor

Quiero que no corra el aire
que tu piel a mi piel se pegue
quiero que a mi boca beses
y abrazar tus ardientes relieves.

Desnuda en mis brazos tenerte
y que te vistas de mi pasión
y que tus pechos levantes
para besarte el corazón.
Mírame a veces con ternura
y otras con mucha ilusión
y yo te llenaré de dulzura
para que tiembles de amor.

Y no corra el aire en los cuerpos
y entre tus muslos apretados
sientas mi lujuria en silencio
mientras tu gritas...mi amado











Ángel Reyes Burgos
Te deseo crayolita

A una letra...

Cuando escribes, tu letra se parece a tu calma
al colgar la ternura de la mórbida erre
y al achicar los nombres hasta el mismo tamaño
de la voz de retoño con que pides, preguntas.

Es tu letra un riachuelo, peregrino de mares,
un manantial que brota sin pedirte permiso
de un oculto venero con verdades antiguas.

Son amigas del orden tus graves consonantes
y la vocal te nace con olor a violeta.
Se desparrama un mundo en tus eses finales
y todo se hace limpio cuando escribes un punto.

Déjame que acurruque mi dolor en tu letra
y que subido al cuenco de la uve graciosa
escudriñe el misterio de esas olas marinas
con que las emes caen rendidas en la arena.

¡Qué mimado misterio ocultan tus palabras,
esas flores azules de tu tinta secreta!

Pedro Miguel Lamet (Cádiz, 13 de marzo de 1941) es un sacerdote religioso jesuita, periodista y escritor español. Ha publicado 47 libros, tanto de poesía como biografías y novelas, especialmente de temática histórica y religiosa...Para saber más pulse aquí.

lunes, 17 de julio de 2017

Oda, tú eres canto de amor...

  Oda

Tú eres canto de amor
bajo la piel traslúcida del día,
circulación del alma en las vistosas alas
de las formas terrestres,
destello que delata, jubiloso,
la condición solar de la materia.

Tú has sembrado en la noche
tu plateada flor iridiscente,
y es la muerte por ti una perla negra.

Tú eres alta embajada
del subterráneo fruto,
y está arriba tu sitio, en la fugaz
superficie lograda de las cosas:
brillo eterno del mundo,
rocío del mirar enamorado.

Vicente Gallego (Valencia, 1963) es uno de los principales representantes de la poesía de la experiencia, que dominó la lírica española en los años 80 y 90. Numerosos críticos han enmarcado también en este grupo la obra de autores como Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes o Carlos Marzal. Abandonó los estudios de letras para trabajar en oficios como portero y bailarín de discoteca, podador de pinos o repartidor...Para saber mas pulse aquí.

viernes, 14 de julio de 2017

Dos sonetos a D. Quijote de la Mancha.

Si no eres par, tampoco le has tenido;
que par pudieras ser entre mil pares;
ni puede haberle donde tú te hallares,
invicto vencedor, jamás vencido.

Orlando soy, Quijote, que, perdido
por Angélica, vi remotos mares,
ofreciendo a la fama en sus altares
aquel valor que respetó el olvido.

No puede ser tu igual; que este decoro
se debe a tus proezas y a tu fama
puesto que, como yo, perdiste el seso;

mas serlo has mío, si al soberbio moro
y cita fiero domas; que hoy nos llama
iguales en amor con mal suceso.
A vuestra espada no igualó la mía,
Febo español, curioso cortesano,
ni a la alta gloria de valor mi mano.
Que rayo fue do nace y muere el día.

Imperios desprecié; y la monarquía,
que me ofreció el Oriente rojo en vano,
dejé, por ver el rostro soberano
de Claridiana, aurora hermosa mía.

Améla por milagro único y raro;
y ausente en su desgracia, el propio infierno
temió mi brazo, que domó su rabia.

Mas vos, godo Quijote, ilustre y claro,
por Dulcinea sois al mundo eterno,
y ella por vos famosa, honesta y sabia.



















Un soneto es una composición poética compuesta por 14 versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica.​ Los versos se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos (estrofas de cuatro versos) y dos tercetos (estrofas de tres versos). Aunque la distribución del contenido del soneto no es estricta, puede decirse que el primer cuarteto presenta el tema del soneto, y que el segundo lo amplifica o lo desarrolla. El primer terceto reflexiona sobre la idea central, o expresa algún sentimiento vinculado con el tema de los cuartetos. El terceto final, el más emotivo, remata con una reflexión grave o con un sentimiento profundo, en ambos casos, desatados por los versos anteriores. De esta manera, el soneto clásico presenta una introducción, un desarrollo y una conclusión en el último terceto, que de algún modo da sentido al resto del poema.

jueves, 13 de julio de 2017

Un nuevo cumpleaños, poema de amor

Pondré mi cuerpo y los globos
una sonrisa y el vino
un tren con vagones llenos
de sentimientos divinos.

Que no es solo tu cumpleaños
son once años hermosos
que yo a ti te estoy amando
mirando tus ardientes ojos..
Hoy quiero que me devores
y no te quedes con ganas
besa el pecho y mis sudores
sin andarte por las ramas.

¿Sabes como te deseo?
aplaca estas ansias locas
que en tu cumpleaños quiero
dormirme sobre tu boca.











Feliz cumpleaños crayolita

Nuestro once cumpleaños...

Que mejor manera de celebrarlo que desnuda junto a mi y que después de cantarte empezar a comerte y dejarte temblando de placer y después hablar abrazado de todos estos años que celebramos juntos tu cumpleaños, recordar todos los momentos hermosos que hemos vivido y esa subida de paso lento pero firme que nos han llevado a  sentir este amor tan intenso y especial como los dos sentimos...  

No cambiaría estos once años por nada del mundo y lo más importante que quiero agradecerte inmensamente que consiguieras con tu amor transformar a este hombre de un ser sin ilusiones y huraño a convertirme en un hombre de sonrisa diaria y tranquilidad de corazón, lleno de ilusiones y con una visión de la vida más amable a pesar de su crudeza.

Me aislé de todo lo que nos hiciera daño por puro amor y con deseo diario de hacerte feliz y a estos once años haciendo un balance lo hemos conseguido pues la felicidad se construye siempre en una pareja entre dos y tu yo hemos conseguido eso y es nuestro mayor triunfo.

Hoy, otro año más a sumar a esos sentimientos hermosos, a esa vida que juntos hemos construido y con las euforia cargada de amor y alegrías esa alegría que solo tu puedes proporcionarme porque me conoces...

Gracias por todo amor de mi vida, espero que tengas un maravilloso cumpleaños. Te amo con toda mi alma crayolita linda.

miércoles, 12 de julio de 2017

Poesía José María Heredia

Para Grabarse en un árbol. Soneto

Árbol, que de Fileno y su adorada
velaste con tu sombra los amores,
jamás del can ardiente los rigores
dejen tu hermosa pompa marchitada.

Al saludar tu copa embovedada,
palpiten de placer los amadores,
y celosos frenéticos furores
nunca profanen tu mansión sagrada.

A Dios, árbol feliz, árbol amado:
para anunciar mi dicha al caminante
guarde aquesta inscripción tu tronco añoso.

Aquí moró el placer: aquí premiado
miró Fileno al fin su amor constante:
sensible amó, le amaron, fue dichoso.
El ay de mí. Letrilla

¡Cuán difícil es al hombre
hallar un objeto amable
con cuyo amor inefable
pueda llamarse feliz!

Y si este objeto resulta
frívolo, duro, inconstante
¿Qué resta al mísero amante
sino exclamar ¡ay de mí!?

El amor es un desierto
sin límites, abrasado,
en que a muy pocos fue dado
pura delicia sentir.

Pero en sus mismos dolores
guarda mágica ternura,
y hay siempre cierta dulzura
en suspirar ¡ay de mí!























José María Heredia y Heredia, también conocido como José María Heredia y Campuzano (Santiago de Cuba, 31 de diciembre de 1803; † Ciudad de México, 7 de mayo de 1839) fue un poeta nacido en Cuba considerado como el primer poeta romántico de América...Para saber mas pulse aquí.

martes, 11 de julio de 2017

Soneto V y VI de Garcilaso de la Vega

Soneto V

Escrito está en mi alma vuestro gesto, 
y cuanto yo escribir de vos deseo; 
vos sola lo escribisteis, yo lo leo 
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto; 
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo, 
de tanto bien lo que no entiendo creo, 
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros; 
mi alma os ha cortado a su medida; 
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuando tengo confieso yo deberos; 
por vos nací, por vos tengo la vida, 
por vos he de morir, y por vos muero.
Soneto VI

Por ásperos caminos he llegado 
a parte que de miedo no me muevo; 
y si a mudarme a dar un paso pruebo, 
y allí por los cabellos soy tornado.

Mas tal estoy, que con la muerte al lado 
busco de mi vivir consejo nuevo; 
y conozco el mejor y el peor apruebo, 
o por costumbre mala o por mi hado.

Por otra parte, el breve tiempo mío, 
y el errado proceso de mis años, 
en su primer principio y en su medio,

mi inclinación, con quien ya no porfío, 
la cierta muerte, fin de tantos daños, 
me hacen descuidar de mi remedio.





















En ese mismo año de 1526, con motivo de las bodas de Carlos I con Isabel de Portugal, acompañó a la Corte en un viaje por varias ciudades españolas y se enamoró platónicamente de una dama portuguesa de la reina, Isabel Freyre, que cantó bajo el anagrama de Elisa en sus versos, que a ella son debidos...Para saber más pulse aquí.

lunes, 10 de julio de 2017

Ante la sombra virgen y la memoria, Juan Ramón Jiménez


Siempre yo penetrándote, 
pero tú siempre virgen, 
sombra; como aquel día 
en que primero vine 
llamando a tu secreto, 
cargado de afán libre. 

¡Virgen oscura y plena, 
pasada de hondos iris 
que apenas se ven; toda 
negra, con las sublimes 
estrellas, que no llegan 
(arriba) a descubrirte!
¡Qué tristeza este pasar 
el caudal de cada día 
(¡vueltas arriba y abajo!), 
por el puente de la noche 
(¡vueltas abajo y arriba!), 
al otro sol!

¡Quién supiera 
dejar el manto, contento, 
en las manos del pasado; 
no mirar más lo que fue; 
entrar de frente y gustoso, 
todo desnudo, en la libre 
alegría del presente!
















Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881-San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958) fue un poeta español, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1956, por el conjunto de su obra, designándose como trabajo destacado de la misma la narración lírica Platero y yo...Para saber mas pulse aquí.

viernes, 7 de julio de 2017

Poema de Joseph Brodsky, poeta ruso.

Cual polilla en la nocturna vela
en la contradicción estoy perdido
salir me gustaría de nuestra lengua
y tanto eternamente ya le debo.

Tenemos alabanza sin lisonja
tenemos amistad recta y sincera
tomemos algo de la honra y seriedad
del occidente en la familia ajena.

Recuerdo un militar tudesco
(¡te adornan las tormentas, poesía!)
en cuya espada se enredaban rosas
y Ceres en su boca florecía.

Aún los padres en Fráncfort dormitaban.
De Goethe nada entonces se sabía.
Al son de himnos danzaban los corceles
y como letras en papel corrían.
¿en qué Walhalla amigos míos
del mismo plato nos alimentamos?
¿Qué libertad ustedes poseían
qué rutas señalado ya me habían?
y de la hoja del fresco almanaque
de la blancura del primer escrito
bajaron escalones de la muerte

Como al hostal por un vaso de vino.
un habla ajena será mi envoltura
pero mucho antes de nacido
fui una letra, una línea de vid
el libro fui que en sueños has leído.

Dormido sin imagen ni concierto
la amistad me despertó con un disparo.
De pílades concédeme la suerte
dios Nachtigall o prívame del habla.

Dios Nachtigall me arrastran a otras pestes
de siete años nuevas guerras,
silban rebeldes las palabras, sonido se encoge
pero tú vives, y me salvas.























Joseph Brodsky (en ruso: (Иóсиф Алексáндрович Брóдский), Iósif Aleksándrovich Brodski; 1940 - 1996) fue un poeta ruso-estadounidense de origen judío, nacido en Leningrado (actual San Petersburgo) y fallecido en Nueva York. Se lo considera el poeta más grande nacido en la época soviética y, acaso con la sola excepción de B. Pasternak y A. Ajmátova, el más importante en lengua rusa de la segunda mitad del siglo XX. Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1987...Para saber más pulse aquí.

jueves, 6 de julio de 2017

Pasión en la arena, poema de amor.

Hoy te tendré en mis brazos
cuando el sol se esté agotando
y la luna se abra paso
para vernos suspirando.

Hoy te tendré sobre mi boca
cuando en la arena dorada
tu cuerpo toca mi alma
y me pierdo en tu mirada.

Veremos surgir en el cielo
la luna con mil luceros
y yo te miro y te beso
acariciando tu pelo.
Así pasaremos las horas
que contigo se hacen cortas
hasta que llegue la aurora
y el sol con tu nombre nombra.

Ya estaremos tan cansados
que no podremos dormir
y el sol se ha enamorado
de verte a ti tan feliz.

Dejaremos en la arena
cien suspiros y un lamento
al ver que ya en las alturas
no brilla ya el firmamento...
















¿Vamos crayolita?

Rima VI y XII, Rubén Darío

Rima XII

¿Que no hay alma? ¡Insensatos! 
Yo la he visto: es de luz... 
(Se asoma a tus pupilas 
cuando me miras tú.)

¿Que no hay cielo? ¡Mentira! 
¿Queréis verle? Aquí está. 
(Muestra, niña gentil, 
ese rostro sin par, 
y que de oro lo bañe 
el sol primaveral.)

¿Que no hay Dios? ¡Qué blasfemia! 
Yo he contemplado a Dios... 
(En aquel casto y puro 
primer beso de amor, 
cuando de nuestras almas 
las nupcias consagró.)

¿Que no hay infierno? Sí, hay... 
(Cállate, corazón, 
que esto bien por desgracia, 
lo sabemos tú y yo.)
Rima VI

Hay un verde laurel. En sus ramas
un enjambre de pájaros duerme
en mudo reposo, sin que el beso 
del sol los despierte.

Hay un verde laurel. En sus ramas
que el terral melancólico mueve,
se advierte una lira,
sin que nadie esa lira descuelgue.

¡Quién pudiera, al influjo sagrado
de un soplo celeste,
despertar en el árbol florido
las rimas que duermen!

¡Y flotando en la luz el espíritu,
mientras arde en la sangre la fiebre,
como un himno gigante y extraño
arrancar a la lira de Bécquer!



























La niñez de Rubén Darío transcurrió en la ciudad de León, criado por sus tíos abuelos Félix y Bernarda, a quienes consideró en su infancia sus verdaderos padres (de hecho, durante sus primeros años firmaba sus trabajos escolares como Félix Rubén Ramírez)...Para saber más pulse aquí.

miércoles, 5 de julio de 2017

Romance anónimo...

Por aquel postigo viejo 
que nunca fuera cerrado 
vi venir seña bermeja 
con trescientos de caballo; 
un pendón traen sangriento, 
de negro muy bien bordado, 
y en medio de los trescientos 
traen un cuerpo finado; 
Fernand Arias ha por nombre, 
hijo de Arias Gonzalo.

A la entrada de Zamora 
un gran llanto es comenzado. 
Llorábanle cien doncellas, 
todas ciento hijasdalgo; 
sobre todas lo lloraba 
esa Infanta Urraca Hernando, 
¡y cuán triste la consuela 
el buen viejo Arias Gonzalo!:


¡Callad, mi ahijada, callad, 
no hagades tan grande llanto; 
por un hijo que me han muerto, 
vivos me quedaban cuatro;
que no murió entre las damas, 
ni menos tablas jugando, 
mas murió sobre Zamora, 
vuestra honra resguardando! 
¡Ay de mí, viejo mezquino! 
¡Quién no te hubiera criado, 
para verte, Fernand Arias, 
agora muerto en mis brazos!

Ya tocaban las campanas, 
ya llevaban a enterrarlo 
allá en la iglesia mayor, 
junto al altar de Santiago, 
en una tumba muy rica, 
como requiere su estado.























El romance es un poema característico de la tradición oral, y se populariza en el siglo XV, en que se recogen por primera vez por escrito en colecciones denominadas romanceros. Los romances son generalmente poemas narrativos de una gran variedad temática, según el gusto popular del momento y de cada lugar. Se interpretan declamando, cantando o intercalando canto y declamación...Para saber más pulse aquí.

martes, 4 de julio de 2017

A los espacios...

A los espacios entregarme quiero 
donde se vive en paz, y con un manto 
de luz, en gozo embriagador henchido, 
sobre las nubes blancas se pasea,  
y donde Dante y las estrellas viven.

Yo sé, yo sé, porque lo tengo visto 
en ciertas horas puras, cómo rompe 
su cáliz una flor, y no es diverso 
del modo, no, con que lo quiebra el alma.

Escuchad, y os diré: viene de pronto 
como una aurora inesperada, y como 
a la primera luz de primavera 
de flor se cubren las amables lilas...
Triste de mí: contároslo quería 
y en espera del verso, las grandiosas 
imágenes en fila ante mis ojos 
como águilas alegres vi sentadas. 
pero las voces de los hombres echan 
de junto a mí las nobles aves de oro: 
ya se van, ya se van: ved cómo rueda
la sangre de mi herida.
Si me pedís un símbolo del mundo 
en estos tiempos, vedlo: un ala rota.

Se labra mucho el oro, el alma apenas!
ved cómo sufro: vive el alma mía 
cual cierva en una cueva acorralada
¡Oh no,no está bien: me vengaré, llorando!




















José Julián Martí Pérez (La Habana, 28 de enero de 1853 - Dos Ríos, 19 de mayo de 1895) fue un político republicano democrático, pensador, escritor, periodista, filósofo y poeta cubano, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria, llamada así a la Guerra de Independencia de Cuba. Perteneció al movimiento literario del modernismo...Para saber más pulse aquí.

lunes, 3 de julio de 2017

Dos sonetos de Ismael Enrique Arciniegas

A Sextio

Brilla el cielo. Deslízase la barca en arenales.
Los jardines florecen y el rocío argentino
ya no irisa los prados al albor matutino.
Huyen de los establos los bueyes y zagales.

Todo renace, y úrgennos ráfagas sepulcrales,
y sólo el día es cierto para ti en tu camino,
que no han de indicarte los dados, el destino
ser rey de las mesas con sus goces triunfales.

Como la vida es breve, gocémosla. Ya artera
la edad  nos aniquila. En la región oscura
y fría de las Sombras jamás hay primavera.

¡Ven! El campo sonríe, festín de vida franco,
Ya es tiempo de que a Fauno,  espesura,
un chivo, o gorda oveja que luzca  blanco.
El Tepidario

La mirra ha perfumado sus indolentes,
Y sueñan en la plácida tibieza decembrina;
y el brasero de bronce que la estancia ilumina
arroja luz y sombras a sus pálidas frentes.

En púrpuras y cojines sobre lechos lucientes,
un cuerpo a veces, róseo, o de piel ambarina.
Se  mueve, se Incorpora en un codo,  inclina.
Voluptuosa la túnica marca formas turgentes.

Sintiendo por su carne correr efluvio cálido,
una mujer de Asia, de bello rostro pálido,
despereza los brazos en fastidio sereno.

Y las hijas de Ausonia, rebaño de alegría,
se embriagan con la rica y salvaje armonía
de cabellos que ruedan sobre  torso moreno.





















Ismael Enrique Arciniegas (Curití, Santander, 2 de enero de 1865 - Bogotá, 23 de enero de 1938) poeta colombiano cuyo estilo se encuentra en la transición del romanticismo al modernismo. Está considerado como el precursor del florecimiento intelectual santandereano...Para saber más pulse aquí.