Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

miércoles, 4 de enero de 2017

Dos sonetos siglo de oro, Miguel de Unamuno

Dejar un grito, nada más que un grito, 
aquel del corazón cuando lo quema 
metiéndose el solo, pues no hay sistema 
que diga tanto. Dice el infinito 

Del engaño, dice cómo el hito 
cayó que nos marcaba la suprema 
jornada de ilusión, dice la extrema 
resignación alo que estaba escrito. 

¿Definiciones? Sí, buenas palabras 
que aunque presumen ser abracadabras 
no nos abren tesoro verdadero: 

No se cura la vida con razones, 
espacio, tiempo, lógica, sayones 
sin compasión de todo cuanto espero. 
Hecho teatro de mí propio vivo, 
haciendo mi papel; rey del desierto; 
en torno mío yace todo yerto 
y yo, yerto también, su toque esquivo 

En vez de hacer algo que valga, escribo; 
al afirmarlo todo no estoy cierto 
de cosa alguna y no descubro puerto 
en que dé tierra al corazón altivo. 

Me desentraño en lucha con el otro, 
el que me creen, del que me creo potro 
y en esa lucha estriba mi comedía: 

Pasan los años sin traerme cura; 
bien veo que es mi vida una locura 
que sólo con la muerte se remedia. 



















Al acabar sus primeros estudios en el colegio de San Nicolás y a punto de entrar en el instituto, asistió como testigo al asedio de su ciudad durante la Tercera Guerra Carlista, lo que luego reflejará en su primera novela, Paz en la guerra...Para saber mas pulse aquí.

Hablando a tu ausencia.

Hoy, me haces tanta falta,
que el aire que respiro se siente vacío,
se siente áspero, como con arena disipada,
que hace doler mi pecho, 
y hace doler mi alma.

Esta falta, es como verso sin rima,
ni ritmo coherente, es ausencia,
como poesía inconclusa
que queda pendiente 
sin razón aparente.

Es sentir un cordón invisible 
apretándolo fuerte, dejando sin espacio
mis suspiros por ti,
por este amor, hoy doliente.


Hablando a tu ausencia me encuentro,
como un loco arrepentido
de no haber amado así antes,
y no reconocer haber vivido.

¿Como no extrañarte ?
Si eres parte de mi,
de mi necesidad presente...

¿Como soportar tu ausencia ?
Si, sin ti no vivo, eres parte de mi todo,
mi respirar, mi motivo.


Derechos reservados