Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

miércoles, 22 de febrero de 2017

A veces me siento solo...

A veces me siento solo
y otras veces a mi me ayudan
a sentarme bajo un cielo
que me cubre de amarguras.

Y es que a veces yo soy fuerte
y otras veces mis heridas
son mas fuertes en mis sienes
para dejarme sin vida...

No quiero que a mi me ayuden
a sentirme solo y triste
deja que la silla quede
para momentos felices.
Si le echas leña a mi fuego
que en mi pecho no se apaga
dame una sonrisa en silencio
para iluminar mi mirada.

Cuantos tizones encendidos
que cargados de veneno
alimentan los amigos
que van matando los sueños.

Por eso que nadie me siente
aunque yo me sienta solo,
deja que la silla se quede
que yo roto no me siento...
















Sonetos de David Escobar Galindo, El Salvador

Ábreme, dios, el juego de tus venas, 
la voz de tus cartílagos contusos, 
la animación floral de tus abusos, 
tu cariñoso abismo de sirenas.

No ese estupor de luz en que te entrenas, 
ni el salar de tus mares inconclusos, 
no, porque pese a crédulos ilusos, 
tienes de oscuridad las manos llenas.

Sólo tu ser en mí que hable aprensible: 
o mejor esta lengua corrosiva 
que se encarna en un verbo remisible.

Alto cuévano de agua fugitiva: 
si bebiéndote bebo lo imposible, 
no te asustes del dios que te derriba.
Nada es más que un instante. Lo remoto 
se quedó detenido en su minuto. 
La sucesiva flor soñó su fruto 
para prenderlo en el dorado exvoto.

En el instante exprime el sol devoto 
su apuesta cotidiana al Absoluto. 
Y en esa ardiente vocación de luto 
se hunde hasta la más pura flor de loto.

Todo es instante, entonces, resumido 
en la hiriente ceniza del olvido, 
suma interior de todo lo deseante.

Pero el instante nuestro tuyo y mío
al compartir su huella de rocío 
sella la eternidad en el instante.



















David Escobar Galindo (Santa Ana, 4 de octubre de 1943) es un poeta, novelista y jurista salvadoreño. Es Doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales, graduado del Colegio García Flamenco y de la Universidad de El Salvador, Rector de la Universidad "Dr. José Matías Delgado", y columnista habitual del diario La Prensa Gráfica.

Salvaje...poema de amor.

Tu cuerpo a mi cuerpo quema,
tus besos en mis labios arden,
que calor el que me entra...
cuantos suspiros en el aire.

Y yo me siento tan tigre
que los rugidos me salen
y con sentimientos de hombre
mi pecho en tu pecho late.

Que me produces pasiones
que a veces son inconfesables
y entonces he de escribirte
para decirte adorable.
Y yo en fiera me convierto
para morder con mi boca
tu ardiente y hermoso cuerpo
y aplacar mis ansias locas.

Que esas ansias que produces
a mi piel deja inundada
de los sueños de mi mente
de tenerte en mi abrazada.

Yo quiero ser esa fiera
y tengas en las madrugadas
los cien rugidos que esperas
para dejarte extasiada...
















Mi salvaje crayolita