Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

martes, 20 de junio de 2017

A ella y a ti, sonetos.

   A ella.

Semejas esculpida en el más fino
hielo de cumbre sonrojado al beso
del sol, y tienes ánimo travieso,
y eres embriagadora como el vino.

Y mientes: no imitaste al peregrino
que cruza un monte de penoso acceso
y párase a escuchar con embeleso
un pájaro que canta en el camino.

Obrando tú como rapaz avieso,
correspondiste con la trampa al trino,
por ver mi pluma y torturarme preso.

No así el viandante que se vuelve a un pino
y párese a escuchar con embeleso
un pájaro que canta en el camino.
A ti.

Portas al cuello la gentil nobleza
del heráldico lirio; y en la mano
el puro corte del cincel pagano;
y en los ojos abismos de belleza!

Hay en tus rasgos acritud y alteza,
orgullo encrudecido en un arcano;
y resulto en mi prez un vil gusano
que a un astro empina la bestial cabeza!

Quiero pugnar con el amor; y en vano
mi voluntad se agita y endereza,
como la grama tras el pie tirano!

Humillas mi elación y mi fiereza;
y resulto en mi prez un vil gusano
que a un astro empina la bestial cabeza!





















Salvador Díaz Mirón, cuyo nombre de bautizo fue Salvador Antonio Edmundo Espiridión y Francisco de Paula Díaz Ibáñez Puerto de Veracruz, 14 de diciembre de 1853 - 12 de junio de 1928), fue un poeta mexicano precursor del modernismo. Trabajó como periodista y profesor. Como político fue diputado de oposición en la época de Porfirio Díaz, a quien posteriormente apoyó, incluso en la celebración del centenario de la Independencia, donde lo alaba en un poema dedicado a Miguel Hidalgo: "su inicial grandeza (de la nación) acredita de sabia tu proeza"...Para saber más pulse aquí.

El vino y tu cuerpo...

El vino se hace elixir
cuando lo acercas a tu cuerpo,
dos joyas para sentir
temblores y sentimientos.

Un sorbo sobre tus labios
otro en el cristal eterno
una caricia y un beso
son regalo a mis ojos...

Empezaremos suave
solo una copa de vino
seguiremos como trenes
para alcanzar el destino.

Cada copa acelerando
cada copa una alegría
y con cada copa y mis versos
cumpliendo tus fantasías.

Vino que bebiendo lleva
las gotas de una pasión
que viajando te llevan
a drogarte el corazón.

Ángel Reyes Burgos