Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

viernes, 2 de junio de 2017

El crápula de Simón Bolívar...

Porque le digo el El crápula de Simón Bolívar...La definición de crápula es...Hombre que lleva una vida licenciosa y tiene unas costumbres consideradas poco morales...Este señor al que admiran tantas naciones por su fama de libertador, además de que era un verdadero crápula que se dedicó por medio mundo a utilizar su poder para llevarse a la cama a todas las mujeres que se le ponían a tiro, fue un verdadero monstruo... Tuvo  hijos con mujeres colombianas y peruanas. El Libertador era mujeriego, consiguió en diversas ciudades hermosas novias, entabló amores con su prima Fanny Du Villars cuando anduvo por Europa y, como amante, convivió en Santafé de Bogotá con la bella “loca” Manuelita Sáenz, quien lo salvó de un atentado.

El gran héroe tuvo hijos con diferentes mujeres de distintos países. Dos militares de la época de la Independencia dejaron escrito que el Libertador sostuvo relaciones íntimas con diecisiete mujeres.
También se sabe que de las relaciones de Bolívar con Juana Eduarda de la Cruz, en una cabaña ribereña del Magdalena, nació un hijo que se hizo sacerdote. Hasta el obispo de Caracas de la epoca, tuvo que tomar bajo su protección a diferentes mujeres para salvarlas de las garras de Bolívar.

La ‘Navidad Negra’ de Pasto

Ese Bolívar de instinto asesino, en Navidad es todavía aún más de ingrata recordación entre los pastusos. Es el responsable directo y autor de la llamada ‘Navidad Negra’ de Pasto. Sobre este nefasto, luctuoso y triste hecho, Julio Cepeda Sarasty nos hace una compilación, como producto de la investigación de reconocidos autores, en el siguiente texto:

“El 24 de Diciembre de 1822 el pueblo del sur fue invadido, pisoteado y abusado, la libertad se tiñó de sangre, se perfumó de muerte, se vistió de persecución, de masacres y sacrificios. Sobre el pie del Galeras, Bolívar bautizó con muertos las calles, con violaciones las iglesias, con represiones a la valentía; no dejó un sueño vivo porque sólo su sueño era posible, porque la independencia debía depender solamente de sus ideales.

El 23 y 24 de diciembre de 1822, después de rudo combate en el barrio Santiago de Pasto, en horrible matanza que siguió, soldados, hombres, mujeres, niños y ancianos fueron sacrificados y el ejército “libertador” inició un saqueo por tres días, asesinatos de indefensos, robos y otros desmanes; hasta el extremo de destruir, como bárbaros, los libros públicos y los archivos parroquiales, cegando así tan importantes fuentes históricas. No respetaron los templos donde el pueblo pastuso buscó protección.

Bolívar quien nos llevó a la llamada libertad, el de la Navidad Negra, el de la temible espada, el del caballo blanco, el de uniforme rojo, el que llenó los ojos de los pastusos de dolor y de llanto, el que dejó cientos de niños huérfanos y una multitud de madres y viudas llorando a sus hombres inmolados. En defensa de sus creencias el pueblo pastuso no secundó la lucha por la independencia, no renunció a sus rancias convicciones por un hombre que los desterró y los humilló hasta la muerte.

El cruel Libertador, el que manchó de muerte las calles, el que nos liberó de la corona pero que nos manchó de miseria, dolor y llanto. La historia de esta patria en construcción nos cuenta que el Libertador asesinó y sacrificó a nuestra pueblo en nombre de la libertad y de la independencia; pero no olvidemos que dejó las huellas de su espada en nuestras gentes, que sometió y humilló nuestros ancestros, que pisoteó nuestro pueblo y que fue el autor de una macabra obra perenne en la memoria de nuestro pueblo.”

En varios textos históricos bien corroborado, Bolívar mandó asesinar a personas de todas las edades, no tenia un mínimo de escrúpulo en sus métodos, para ahorrase balas  llegó a ordenar que se les destrozara el cráneo con piedras o con picas, sacaban a los impedidos amarradas las manos a sus propias sillas de rueda y los llevaban al punto de exterminio para asesinarlos...

Yo entiendo que a nivel colectivo, se implanta en las mentes una realidad muy distinta de los héroes nacionales. Cuando desde los colegios estudia la bondad conque en los libros reflejan a los diferentes personajes, solo de mayor contrastando esa información con otras fuentes fiables, te das cuenta de como te lavaron el cerebro. Aún me estremezco al pensar en esos reyes católicos y el asesinato de tantos judíos y que son elevados a santos, cualquier cosa es posible....

Me siento confundido cuando a Venezuela se le denomina la nación bolivariana. Ahora esa nación se está matando en la calle con el estandarte del Chavismo bolivariano y ese bastardo de Maduro que está tomando lecciones de las mas duras dictaduras para perpetuarse en el poder... 

Ángel Reyes Burgos

No hay comentarios :