martes, 16 de mayo de 2017

Dentro de mi alma fue de mí engendrado...

 Soneto XXXI

Dentro de mi alma fue de mí engendrado 
un dulce amor, y de mi sentimiento 
tan aprobado fue su nacimiento 
como de un solo hijo deseado;

mas luego de él nació quien ha estragado 
del todo el amoroso pensamiento: 
que en áspero rigor y en gran tormento 
los primeros deleites ha tornado.

¡Oh crudo nieto, que das vida al padre, 
y matas al abuelo! ¿por qué creces 
tan disconforme a aquel de que has nacido?

¡Oh, celoso temor! ¿a quién pareces? 
¡que la envidia, tu propia y fiera madre, 
se espanta en ver el monstruo que ha parido!
Soneto XXXII

Mi lengua va por do el dolor la guía; 
ya yo con mi dolor sin guía camino; 
entrambos hemos de ir, con puro tino; 
cada uno a parar do no querría;

yo, porque voy sin otra compañía, 
sino la que me hace el desatino, 
ella, porque la lleve aquel que vino 
a hacerla decir más que querría.

Y es para mí la ley tan desigual, 
que aunque inocencia siempre en mí conoce, 
siempre yo pago el yerro ajeno y mío.

¿Qué culpa tengo yo del desvarío 
de mi lengua, si estoy en tanto mal, 
que el sufrimiento ya me desconoce?





















A finales de 1522, se embarcó, en compañía de Juan Boscán y Pedro de Toledo o Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga, futuro virrey de Nápoles, en una expedición de socorro que quiso (y no pudo) evitar la caída de Rodas en poder de los turcos; de nuevo resultó herido, esta vez de gravedad...Para saber más pulse aquí.

Culpable de amarte...

Soy culpable de amarte, lo sé y es una penitencia la que pago, cuando estas tan lejos de mi en estas largas y solitarias noches, estas que están aumentando con el alargamiento de los días de primavera y que me hacen tener más tiempo para extrañarte, siempre deseándote, amándote y estremeciéndome cuando dentro de mi cabeza tu voz y tu sonrisa resuenan… 

Me envuelve la soledad de mi habitación entre suspiros con esa penumbra permanente que me hace desear tus brazos, que me envuelvas y me protejas y que adelantes para mi, esa primavera dentro de mi alma, donde los días son días, donde las noches son noches abrazada a tu pecho y escucharte, solo quiero escuchar el sonido de tu corazón que me hace sentirte dentro de mi alma y mi vida…

Te necesito y necesito esa paz que con tu presencia aplaca mi soledad. Necesito de tus besos como el aire que respiro y necesito tus caricias y en eso paso las noches en vela pensándote, deseándote y amándote y sueño con ese día en que la noche y el día sea solo uno para que estés continuamente en mi.

Puede que me sienta culpable por amarte, pero mi culpa esta compensada por la felicidad que me proporcionas y este sueño mío de que algún día se hará realidad mi sueño.

Estoy pagando mi culpa por amarte sin poder tenerte, pero sabes que solo es una distancia la que nos separa, pero que tú y yo, estamos unidos siempre en la mente y el corazón. Por eso aunque culpable, no tengo penitencia porque tú y yo, estamos más unidos que la mayoría de las parejas que viven juntas y hace que me sienta el más feliz de los culpables…

Culpable crayolita
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...