lunes, 2 de abril de 2018

Mi amanecer...

Qué bello es amanecer pensando en ti, entre las interminables sabanas de tu piel, penetrar en lo interno de tu ser, recorrer cada rincón del relieve de tu cuerpo e ir marcándolo con la tinta de mis  labios entre hermosos versos, esos versos que entre punto suspensivos recojan los suspiros de tu boca y en un instante llevarte al cielo sin tu saberlo.

Y tú me llevaras al cielo pronunciando tu nombre, y entre momentos mágicos me nacerán las alas entre tus brazos, y volaremos, y volaremos sin descanso, en cada sensación nos perderemos en el refugio que tiene el universo para las almas que se aman con tal deseo, son rincones de bohíos entre estrellas y luceros, son soles entre las ventanas del infinito eco.

Volaremos entre las rosas de mis manos, las estrellas brillaran por mí, porque te llevare al halo dorado del sentir, entre aquel espejo emitiendo destellos, cruzaremos los matices celestiales de lo prohibido,  llegando en comunión a lo divino, en la eternidad del amor que traspasa el más allá del interior.

Fuiste tú, fue tu nombre el que lleno la pluma de mi imaginación de aderezos de letras, con tu nombre hice sopa de alfabetos del color del amor, con rimas de miradas entre los dos, formamos las hermosas estrofas en nuestras bocas, entre versos unidos en un nido que alimenta este amor  eterno, en el amanecer del corazón desnudo de mi piel, y querer y querer y volver a querer ser tu amanecer.

Autoría: Gladys Ramos
Enlace Canal de youtube

Un desengaño...

En las riberas vagando
de la mar, las verdes olas
mira Argelina y contando
las horas que van pasando
vierte lágrimas a solas.

Sus lindos ojos de cielo
en el horizonte fija,
por ver si encuentra un consuelo
¡mas ay!, que es vano el anhelo
que su corazón cobija.

Su amante le dijo allí
desde su buque velero:
«Aguarda Argelina aquí:
Que si hoy dejarte prefiero,
mañana vendré por ti».

Y entera la noche larga
que silenciosa corría
vio pasar; pero en su impía,
crüel desventura amarga
no vio que su bien volvía.

Y el día también llegó:
Mas fue que llegara en vano,
que el bien que ansiosa esperó,
consuelo del mal tirano,
por el mar no pareció.

Y allí todavía está
mirando a la mar movible,
por ver si la mar le da
lo que tal vez imposible
para Argelina será.
Mirando al bien que se aleja
con su fugitivo encanto,
dijo en tristísima queja:
«¿Por qué tan sola me deja,
cuando yo le amaba tanto?

¿Por qué si tras él corrí?
¿Por qué si hasta aquí llegué?
¿Por qué si tanto esperé
a verle más no volví?

¿No comprendió que sin él,
fuera un tormento mi vida,
donde guardara escondida
llena una copa de hiel?

¡Adiós, ventura de un día!
¡Adiós, delicia soñada,
donde he mirado estampada
toda la esperanza mía!

¡Ya nunca más te veré,
que el rudo penar que siento
me irá consumiendo lento,
y de dolor moriré!

¡Adiós, hermosa ribera
donde mi esperanza dejo
ya para siempre me alejo
de tu orilla placentera.

Mas si viniendo él aquí
oyeras su dulce canto,
contéstale, dile cuánto,
cuánto por él padecí!...





































Rosalía de Castro.-En la segunda obra, la autora escribió una poesía de gran profundidad, que emplea el símbolo como método para expresar lo inefable y que revela la plurisignificación propia de la más elevada poesía...Para saber mas pulse aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...