martes, 9 de abril de 2019

La máxima felicidad...

Hace unos días conocí a mi nieto personalmente, porque en fotos ya lo conocía, mi hijo Miguel vive bastante lejos y no me lo pudo traer antes. Confieso que el día que por fin nos íbamos a ver, no dormí en varios días de los nervios que me embargaban...el primer día que lo tuve en brazos, fue de una felicidad tal que estuve entre la sonrisa y el llanto. Creo que solo lo pueden entender los que son padres o abuelos.

Estoy obligado a darle las gracias a los padres por proporcionarme uno de los días mas maravillosos y feliz de mi vida...mi nieto Aitor es uno de los niños que he conocido en mi vida más simpáticos, se nota un niño inmensamente feliz con sonrisas permanente como estas...

Gracias a la vida por tenerte
antes que el corazón se me pare
y que en mi alma el eco
de tus risas mis lloros apague.

Nada se compara contigo
que en mi cariño por ti
solo me faltó ese abrazo
para volver a vivir...

Tienes en tus ojos la vida
de los sueños mas hermosos
que suprime mis heridas
y llena a mi alma de gozo.
Aitor, cuanto te quiero
nunca lo hubiera pensado
que mirar a mi nieto riendo
pudiera afectarme tanto...

Aunque pronto yo me vaya
tu siempre vendrás conmigo
y desde las nubes plateadas
tus risas serán mi abrigo.

Sonríe siempre criatura
deja que tus lágrimas caigan
en tierras secas y estériles
y no afecten tu dulce mirada...
















Gracias por este día MIguel
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...