lunes, 15 de mayo de 2017

¿Alguna vez te dije?, poema de amor.

¿Alguna vez te dije que eres especial? 
yo lo supe desde que sentí ese flechazo 
cuando por primera vez escuche ¡mi vida¡ 
y necesité de pronto estar en tus brazos.

Tu voz y tus te amo, esa manera tan tuya
de pelearte conmigo, sin rencores, sin prisas
besándome pronto,dándome tus caricias
para pronto arrancarme mi mejor sonrisa.






Contigo he sentido caer la lluvia de otro cielo
uno de otro mundo tan lleno de color
que me has echo sentir que me elevaba del suelo
y que ya no podría vivir, sin el calor de tu amor.

Quiero decirte de nuevo lo especial que eres
quiero que te llegue de mi este sentimiento
tú, que acabaste por siempre con mis días grises
tú, que supiste acabar, con mis tormentos...

Ángel Reyes Burgos
¿Te lo dije crayolita?

Doliente estaba, doliente,

Doliente estaba, doliente, 
ese buen rey don Fernando; 
los pies tiene cara oriente 
y la candela en la mano. 

A su cabecera tiene 
 arzobispos y prelados; 
a su mano derecha tiene 
los sus hijos todos cuatro:
Los tres eran de la reina 
y el uno era bastardo. 

Ese que bastardo era 
quedaba mejor librado: 
abad era de Sahagund, 
arzobispo de Santiago, 
y del Papa cardenal, 
en las Españas legado. 

Si yo no muriera, hijo, 
vos fuérades Padre Santo, 
mas con la renta que os queda, 
bien podréis, hijo, alcanzarlo.














Es curiosa la alusión que hace el poeta en este romancero, de la posibilidad de ser Papa solo por dinero...
El romance es un tipo de poema característico de la tradición literaria española, ibérica e hispanoamericana compuesto usando la combinación métrica homónima (octosílabos rimados en asonante en los versos pares). No debe confundirse con el subgénero narrativo de igual denominación...Para saber más pulse aquí.

Vete al carajo...

Algunas veces me siento como una cerveza agitada que quiere salir disparada de la botella, la presión interior me produce una necesidad imperiosa de explotar y mi educación me hace frenarme y mantener mi aparente estado de serenidad. Por eso este niño con su gesto me da envidia y aunque jamás lo he echo, no ha sido por falta de ganas...

La peor forma de acumular tensiones, son esos pequeños detalles que uno se calla y que como burbujas de un gas, se van acumulando en tu mente, hasta que un día no puedes mas y levantas el dedo o lo dices bien claro y alto. ¡Vete al carajo¡...No necesariamente a alguien en concreto, puede ser a un vecino, a un político o a uno de esos servicios que te proveen de energía y que sabes te están robando continuamente porque es de dominio publico aunque ellos crean que somos ciegos y sordos al murmullo que levantan los perjudicados.

Pero en realidad hoy, quiero hablar sobre toda esa presión que se me acumula con la falta de respeto de otros seres con sus semejantes, la falta de empatía  y la poca educación de la que hacen gala muchos niños cuando protagonizan peleas entre compañeros con el único objetivo de grabarlos con sus móviles y publicarlos en sus redes sociales.

La falta de respeto que observo hoy en día en el trato de algunos menores con sus familiares, sobre todo ancianos. Esos gritos en plena calle de muchos niños porque no le dan el capricho de comprarles un juguete. Yo recuerdo que mi madre jamás me hubiera consentido algo así y no soy de los que dicen que cualquier tiempo pasado es mejor...

Pero no creo que la culpa la tengan los niños, hasta los perros mas fieros si se les educa desde cachorros, serán dóciles cuando sean mayores, eso no quiere decir que queramos a nuestros pequeños creciendo dóciles, pero si siendo consciente de la necesidad de ser comprensivos con las enseñanzas que se les da y que sepan que es por su propio bien y la necesidad de vivir en un mundo mas confortable a nivel de relaciones.

Si yo dijera ahora, ¡vete al carajo¡, estaría traicionando el propio principio que quiero pregonar, nunca podemos abandonar los buenos principios y esa expresión solo la he utilizado para dar énfasis a lo que quiero decir. Si la expreso en privado con el dedo bien alto para todos los que abandonan los buenos modales en los transportes públicos, en las calles o en las cafeterías, en todos los lugares donde tenemos que convivir con los demás y si eres cociente de que no cumples con una norma básica de convivencia, párate y levántate a ti mismo el dedo y mándate mas lejos aún...

Yo no voy a mandar a nadie al carajo aquí, porque aunque no vivo de lo que escribo, deseo que todos vuelvan a leerme y difícilmente vais a volver si os mando tan lejos...si lo hiciera, tengo mas de dieciséis millones de visitas desde que inicie hace unos años el blog y creo que abarcaría a muchas personas que no se lo merecen...espero que nadie se de por aludido, no por vosotros, si no porque a mi me hace disfrutar cada visita que me hacen...no he podido nunca evitar ese egoísmo que me hace sentir bien si volveis...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...