martes, 12 de noviembre de 2019

No todas las prisiones son iguales


No todas las prisiones son visuales,
algunas ni siquiera tienen rejas,
la mía esta forjada de inmortales
momentos cuando en ellos te reflejas.

No tengo escapatoria ni la quiero,
prefiero ser culpable, y condenado
a vivir en tu espacio, prisionero,
sin nada mas que amor de lado a lado.

Y aunque soy invisible en una esfera
donde a nadie le importa lo que digo,
escribo por si acaso en cada acera
tu nombre junto al mío, mientras sigo
andando por las calles solitarias
y mudas de una noche, que parece
buscar todas las luces necesarias
para alumbrar tu nombre si oscurece.
Me muevo paso a paso y protegido
por una procesión blanca de estrellas,
seguido de un silencio repetido
que me acompaña y juega con mis huellas.

Cuando llego a mi oscura habitación
se rompe todo aquello que me invento,
sus paredes me roban la ilusión
y te borran de nuevo de mi cuento.

No todas las prisiones son iguales
algunas ni siquiera son reales.



 en 

Mirame al abrazarte...


Hay una canción de fondo, "Amada mía"
y tu me mira a los ojos, los tuyos pura alegría,
en medio de ese baile, tú tiemblas y mis brazos
como arropándote, te estrechan sobre mi pecho
mientras tus labios que arden, se posan sobre
mis labios, que de fuego se deshacen...

La canción sigue sonando y entre temblores sostengo
mis piernas que apena responde, de tanto que estoy sintiendo.

Ya mis suspiros se escapan, los tuyos siguen a los míos,
mientras mis ojos parecen, desbordarse como un río.

Es tanta la alegria mi amor, que lloro de felicidad
también porque la canción termina y yo no puedo dejar
que tus brazos se separen y no me vuelvas a abrazar.

Nunca dejes de mirarme
quédate siempre en mi pecho 
que por siempre voy a amarte
aunque se hundan los cielos...

Autor:  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...