martes, 4 de septiembre de 2018

Liberación de México, firma

Hace mucho que firmamos
la rendición española
y aún sentimos en las venas
la sangre de esas personas.

Porque aunque matamos su carne
sus almas quedó corriendo
por siempre dentro del alma
de los vivos y los muertos...

Y es que es muy difícil olvidar
corazones tan unidos
separados por las guerras
y en la paz surgimos amigos.
Que nunca podamos olvidar
tanta masacre y torpeza
y nuestras naciones ya
se vistan de amor y grandeza.

No tengamos que firmar
una paz que humille a nadie
que todos sepamos amar
el gachupín y el compadre...

Y si tenemos pendencia
sepamos apelar al amor
para celebrar las fiestas
ancladas en el corazón.
















Calaverita literaria. La niña

Ya he disfrazado a mi niña
de muerta y está divina
es la mas linda de las fiestas
mucho más que la Catrina...

Me siento tan orgulloso
de esa planta en su disfraz,
y de esos hermosos ojos
que me hablan sin hablar.
La madre la saca orgullosa
yo como padre suspiro...
y al mirar a mi linda rosa
no la veo en el camino...

Entonces recuerdo el cortejo
donde la lleve a enterrar
y me da el alma un vuelco
mi niña esta muerta ya...












En tu honor crayolita
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...