lunes, 16 de abril de 2018

Tengo una cabaña en el monte....

Tengo una cabaña en el monte
y delante un arroyuelo
donde desnuda se mete
la mujer que yo mas quiero.

Los peces saltan al paso
para verla pasear
y algunos saltan tan alto
que la llegan a besar.

A mi me mira coqueta
por que no tiene pudor
sabiendo que la deseo
con todo mi corazón.
Me guiña cautivadora
para que entre en el río
y mis dientes castañetean
del remanso claro y frío.

Vuelo con mis labios amantes
hasta llegar a su lado
y entre sus brazos al instante
por fin me quedo atrapado.

Abre sus brazos y me arropa
mi piel se pega a su piel
y los dos nos bautizamos
de pasión y de placer...
















Hay si pudiera tenerte, poema de amor.

Si pudiera ya tenerte
entre mis brazos rendida,
con besos puros de amante
yo te daría la vida.

Que ya para que la quiero
sin tus besos y tus gemidos
que son la fuente de pasión
de mi cuerpo y mis sentidos.

Solo un beso en nuestra alcoba
y por la noche el calor
calentando las frías sabanas
producto de nuestro amor.
Un dulce sueño en tus brazos
caricias en la madrugada,
un cálido beso en tus labios
al despertar en la mañana.

Y en el horizonte el sol
al clarear la mañana
y en tus labios mi calor
brillandote la mirada.

Hay si pudiera tenerte
acortando esta distancia
hay si pudiera sentirte
tierna amante enamorada...
















Tenerte en mis brazos crayolita

Lope de Vega, poesía.

Pasé la mar cuando creyó mi engaño 
que en él mi antiguo fuego se templara; 
mudé mi natural porque mudara 
naturaleza el uso, y curso el daño.

En otro cielo, en otro reino extraño, 
mis trabajos se vieron en mi cara, 
hallando, aunque otra edad tanta pasara, 
incierto el bien y cierto el desengaño: 

el mismo amor me abrasa y atormenta 
y de razón y libertad me priva. 
¿Por qué os quejáis del alma que le cuenta? 

¿Que no escriba, decís, o que no viva? 
Haced vos con mi amor que yo no sienta 
que yo haré con mi pluma que no escriba.
Mis recatos, mis ojos, mis pasiones, 
más encogidas que mi amor quisiera;
mi fe, que en vuestras partes considera
la cifra de tan altas perfecciones;

el justo limitar demostraciones,
el mudo padecer que persevera;
la voluntad, que en siendo verdadera,
libra para las obras las razones;

todos, señora, os dicen que esperando
están de vos lo que el Amor concede
a los que saben padecer callando.

Si el tiempo vuela y la fortuna puede,
no hay esperar como callar amando,
ni amor que calle que sin premio quede.

























El llamado Fénix de los ingenios​ y Monstruo de Naturaleza (por Miguel de Cervantes) renovó las fórmulas del teatro español en un momento en el que el teatro comenzaba a ser un fenómeno cultural de masas...Para saber más pulse aquí.

Kabrones venezolanos, a Maduro y su pandilla

Hay cabrones muy altivos
que sin conocerte van
controlándote la vida
con mentiras y falsedad.

Presidentes y ministros
los jueces o los banqueros
que con sus doctrinas hacen
que vayas al matadero.

Matanza muy silenciosa
lenta y bien orquestada
pues roban con impunidad
y a ti te dejan sin nada.
Ya te suben los impuestos
y te rebajan la paga
y entre quejas y lamentos
tienes la vida amargada.

De su petroleo tan negro
como negra su conciencia
hacen muertos como el lodo
entierran toda paciencia.

Son chorizos de corbata
que por corbata te ponen
cadenas de la miseria
por que ellos lo disponen.
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...