miércoles, 4 de julio de 2018

A la pampa Argentina...


Oh, Pampa, Oh, entraña robusta,
mina del oro supremo
He aquí que se vio la augusta
resurrección de Triptolemo.
En maternal continente
una república ingente
crea el granero del orbe,
y sangre universal absorbe
para dar vida al orbe entero.

De ese inexhausto granero
saldrán las hostias del mañana;
el hambre será, si no vana,
menos multiplicada y fuerte,
y será el paso de la muerte
menos cruel con la especie humana.

La pampa. Inmolad un corcel
a Hiperión el radiante,
cual canta un dueño del laurel
del Lacio. La pampa fragante.

En la extendida luz del llano
flotaba un ambiente eficaz.
Al forastero, el pampeano
ofreció la tierra feraz;
el gaucho de broncínea faz
encendió su fogón de hermano,
y fue el mate de mano en mano
como el calumet de la paz.


Rubén Darío

Sueños, poema de amor

Extrañandote en mi lecho
vacío de madrugadas
porque no siento tu piel
tu sonrisa y tu mirada.

Tu que eres mi ilusión
tu que eres mi alegría
y haces surcos en mi alma
sintiendo la noche vacía.

Mas yo te tengo en mi alma
en la piel y nuestro lecho
cuando abrazando la almohada
te siento sobre mi pecho.
Tiene el olor de tu pelo
el olor de tu pasión
y aquella lágrima tuya
que brotó del corazón.

Y sigo soñando contigo
y mi pesadilla cambia
en un sentimiento divino
que me llena de esperanza.

Bendita esta pesadilla
que me despierta llorando
y siento tus labios en los míos
y a Dios sonrío rezando.
















Soñandote crayolita
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...