jueves, 12 de diciembre de 2019

Dos sonetos


A una sonrisa.

Tu risa es como lluvia al mediodía
que le refresca el alma a aquel que pena
y nutre a la simiente de agua buena
que el fruto hará nacer de la alegría.

Sonríes y mi alma se contenta
se olvida la tristeza los temores
y todo se convierte en una fiesta
que pinta el corazón de mil colores.

Y tienes ese brillo en la mirada
esa chispa vital que llena el día
de luz que da calor a la alborada

por eso y tantas cosas que podría
decirte si tuviera las palabras
sonríe ¡Y harás que todo me sonría!
Alguna vez yo le escribí un soneto

Alguna vez yo le escribí un soneto
a una muchacha incrédula y bonita
tachome de impostor con su boquita
y respondile así con este reto:

Escribirle un soneto cada día
para lo cual solicité su venia
la necia me miraba y se reía
padecía -eso dijo- esquizofrenia

De mas está decir que con el tiempo
no sé si fueron diez o quince días
la inspiración que tanto presumía

voló y todo quedó en un buen intento...
Con nostalgia y cariño la recuerdo
y algún verso le escribo todavía.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...