martes, 15 de agosto de 2017

A la virgen de los Reyes, patrona de Sevilla

Hay mi virgen de los Reyes
hay patrona sevillana
hoy coronamos tus sienes
con repiques de campana.

El pueblo entero se ve
en plaza la Inmaculada
para cantarte la salve
con el alma ilusionada.

Hasta los niños en los brazos
de sus padres cantan y gritan
y con cariños y besos
te dicen virgen bendita.

Un silencio sepulcral
cuando el rosario se reza
y echan a volar las palomas
que se posan en tu cabeza.

Este año virgencita
acuérdate de estos sevillanos
los muchos que te necesitan
y de ese montón de villanos...

Me voy prendiendo en mi pecho
la imagen con tus fervores
y un caminar de silencios
con cantos de ruiseñores.
Otro año soberana
como reina de Sevilla
voy a acercarme a tus plantas
y a rezarte de rodillas.

El día quince de agosto
en que a ti te coronaron
nos dieron tu gran consuelo
a este pueblo sevillano.

En este año especial
de pobreza nazarena
apiádate de esta tierra
aliviando nuestras penas.

Tu mi virgen omnipotente
con grito desgarrador
te pido lleves el presente
a tu hijo redentor.

Que este pueblo que te quiere
en tus sienes soberanas
te plantará otra corona
hecha con plata del río
y el bronce de las campanas.



























          Ángel Reyes Burgos


    
La Virgen de los Reyes es una advocación de la Virgen María venerada en la ciudad andaluza de Sevilla (España), de la que es patrona general, así como de su archidiócesis. Su fiesta es celebrada por la iglesia católica el día 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen María, con una multitudinaria procesión por las calles de la ciudad...Para saber más pulse aquí.

Un suspiro y Te ayudo a ser infiel, sonetos

Un suspiro

Pasaste ante mis ojos tan coqueta,
Hermoso el rostro. Majestuoso el paso
que quise convertirme en un abrazo
que te atrapara espléndida y completa.

Pasaste de belleza tan repleta,
Tan linda, nena, que de aquel vistazo,
me quise transformar en un pedazo
de caricia arcangélica y discreta.

Pasaste tan preciosa que por eso
me quise convertir, con suave giro,
en un romántico y rendido beso.

Sin embargo, de tanto que te admiro,
extasiado en fantástico embeleso,
Me transformé no más... en un suspiro.
Te ayudo a ser infiel 

Te ayudo a ser infiel, como se ayuda
a dar al niño sus primeros pasos,
que en medio de mis ósculos y abrazos
como un espectro volará tu duda.

En la nocturnidad oscura y muda
te llenará cupido de flechazos
para que al fin olvides tus rechazos
mientras mi loca mano te desnuda.

Déjame ser tu cómplice al pecado:
romance por destinos florecidos
no quede por prejuicios perturbado.

Tu cuerpo con mi cuerpo tan unidos
que luego cada quien ya por su lado
a cuidar tornaremos nuestros nidos.





















De Sicilia, el soneto pasó a la Italia central, donde fue también cultivado por los poetas del dolce stil nuovo: Guido Guinizzelli (1240-1276), Guido Cavalcanti (1259-1300) y Cino da Pistoia, entre otros, quienes emplean ya los dos cuartetos y los dos tercetos, éstos últimos con una estructura variable...Para saber mas pulse aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...