Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

martes, 23 de agosto de 2016

Tocando la campana con México...

Este año voy a tocar
la campana de la libertad
y con besos voy a honrar
vuestra bandera nacional.

Solo soy un espectador
que desde España soñando
quiere mitigar el dolor
de los que siguen sufriendo.

Y preparo el corazón
para el próximo septiembre
el día quince que con ilusión
de nuevo los fuegos prenden.

Y soñaré con esa tierra
de belleza inigualable
con su verde de Andalucía
y rojo como nuestra sangre.
Allá en el centro ese blanco
de la pureza del alma
de sus indios y sus mestizos
que la mezcla no lo empaña.

Como decirle a mi gente
que aunque no me tocan nada
os llevo sobre mis corrientes
por el dolor de la sangre derramada.

México, cuando tan cerca está
vuestro día de la independencia
mi pluma vuelvo a cargar
con mis sueños y mi conciencia.

Que no se roben los sueños
de esta gente tan hermosa,
a ti te lo pido padre eterno,
cambia las balas por rosas...





















Las operaciones militares durante la Guerra de Independencia tuvieron cuatro etapas: la primera con el Grito de Dolores bajo el mando de Hidalgo; la segunda jefatura por José María Morelos, la tercera anárquica destacando solamente la expedición de Francisco Javier Mina, y la cuarta, la de Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide...Para saber más pulse aquí...

Ángel Reyes Burgos
Les gustará leer este poema a la independencia, Con sangre y dolor.

El pobre caritativo, Gonzalo de Berceo

Era un hombre muy pobre, vivía de raciones,
no tenía otras rentas ni otras posesiones,
salvo lo que labraba, y lo que hacía 
en su hacienda tenía bien escasos pepiones.

Por ganar la Gloriosa, a la que mucho amaba,
partía con los pobres todo cuanto ganaba,
en esto entendía y por esto pugnaba
para obtener su gracia, su mengua olvidaba.

Cuando este pobre hubo del mundo a pasar,
la Madre muy gloriosa lo vino a convidar,
hablóle muy sabroso, quiéralo halagar,
oyeron sus palabras todos los del lugar:
supiste por ganarla hacer buena maestría,
partías tus limosnas, decías Ave María;
por qué lo hacías todo yo bien lo entendía.

Sepas hoy que tu cosa toda es bien acabada,
es ésta en la que estamos la postrera jornada,
el ite missa est cuenta que ya es contada,
ya es venida la hora de cobrar la soldada.
Yo soy aquí venida por llevarte conmigo
al reino de mi hijo el cual es bien tu amigo,
se ceban los ángeles del buen candeal trigo,
que las santas virtudes placer habrán contigo.

Cuando hubo la Gloriosa el sermón acabado,
desamparó la alma al cuerpo, venturado,
la tomaron los ángeles, en convento honrado,
y la llevaron al cielo, sea Dios alabado.

Los hombres por los cuales la voz fue oída,
muy pronto vieron la promesa cumplida;
a la Madre gloriosa, la que es tan comedida,
todos le rendían gracias, a su medida.

Quien tales cosas oiga, será malaventurado,
si de Santa María no fuese muy pagado;
y si más no la honrase sería desmesurado,
quien de ella se parte, es muy mal engañado.

Aún más adelante queremos aguijar,
que razón como ésta no es razón de olvidar,
ya que estos son los árboles que ha de holgar,
en cuya sombra suelen las aves organizar.


























Berceo fue el más importante representante del mester de clerecía. Depuró el idioma castellano, en su variedad dialectal riojana, para lo cual trasvasó numeroso vocabulario desde el latín (cultismos) y recurrió a fórmulas de la literatura oral tradicional y del mester de juglaría...Para saber más pulse aquí.

lunes, 22 de agosto de 2016

Los verdaderos poetas aparecen...

No conoceré el gusano ni la tierra.

Sobre mi calavera
mis cenizas irán directamente
al cielo, así lo espero.

Dejaré sólo mis vestidos
en mis cuadros
y en mis pobres libros.

Mi corazón siempre asustado...
no habrá ninguna ceremonia
sino música  y un minúsculo diamante
en el bolsillo, para que no se queme todo.

Mientras yo partiré vestido de payaso,
desbaratado pelele después del fuego
pero tomando un vaso de vino Con Michele.
Los verdaderos poetas aparecen.

Sin que nadie se dé cuenta,
no tienen nada en la cabeza
escriben versos en el aire
quieren a todos tiernamente
sin que nadie los quiera...

Son los únicos que lloran
cuando afuera llueve
y sin que nadie se dé cuenta
Desaparecen...

Ignacio Padilla

Poeta Mexicano, descanse en paz.






















Realizó sus estudios de preparatoria en el Centro Universitario México, y posteriormente se licenció en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, maestro en Literatura inglesa en la Universidad de Edimburgo y doctor en Literatura española e hispanoamericana en Salamanca. Falleció el día 21 de agosto de 2016. Como consecuencia de una complicación después de un accidente de coche. Para saber más pulse aquí.

Poemas del burlador de Sevilla, Tirso de Molina.

Batricio
 Si tú en mi elección lo pones,
tu gusto pretendo hacer,
que el honor y la mujer
son males en opiniones.

La mujer en opinión
siempre más pierde que gana,
que son como la campana
que se estima por el son.

Y así es cosa averiguada 
que opinión viene a perder,
cuando cualquiera mujer
suena a campana quebrada.

No quiero, pues me reduces
el bien que mi amor ordena, 
mujer entre mala y buena,
que es moneda entre dos luces.

Gózala, señor, mil años,
que yo quiero resistir,
desengañar y morir, 
y no vivir con engaños.
D. Juan
Con el honor le vencí,
porque siempre los villanos
tienen su honor en las manos,
y siempre miran por sí. 

Que por tantas variedades
es bien que se entienda y crea
que el honor se fue al aldea
huyendo de las ciudades.

Pero antes de hacer el daño
le pretendo reparar;
a su padre voy a hablar
para autorizar mi engaño.

Bien lo supe negociar;
gozarla esta noche espero. 
La noche camina y quiero
su viejo padre llamar.

Estrellas que me alumbráis,
dadme en este engaño suerte,
si el galardón en la muerte 
tan largo me lo guardáis.





























Tirso de Molina (pseudónimo de fray Gabriel Téllez; Madrid, 24 de marzo de 1579,  Almazán, hacia el 20 de febrero de 1648) fue un religioso mercedario español que destacó como dramaturgo, poeta y narrador del Barroco. Este poema dialogo entre Batracio y D. Juan lo extraje del pdf de la obra completa, el burlador de Sevilla, que os podéis descargar o leer en este enlace, aquí. y para saber más sobre Tirso de Molina, pulse aquí.

Vamos a quemarnos las pieles...

Recuerdo esos momentos
cuando en tu cama tendida
mis ojos son como fuego
de roja llama encendida.

Es tanta pasión desatada
es tanto el amor que siento
que quiero tenerte atrapada
para aliviar mi tormento.

Y mirarme en tu mirada
bebiendo todo tu aliento
con besos en la madrugada
llenos de amor y sentimientos.
Quemarme en tu piel hermosa
arder dentro en el infierno
mientras siento esas llamaradas
que me queme a fuego lento.

Que el cielo a mi no me llame
si tu te quedas en la tierra
que quiero sentir ese talle
muy pegado a mi cadera...

Vamos a quemarnos las pieles
entre besos apasionados
que aunque el infierno me lleve
quiero que sea a tu lado.
















Feliz semana crayolita.

Segadores, afuera, afuera...

Segadores, afuera, afuera,
dejen llegar a la espigaderuela.

Quién espiga se tornara
y costara lo que costara
porque en sus manos gozara
los rosas que hacen su cara
por agosto primavera.

Segadores, afuera, afuera,
dejen llegar a la espigaderuela.

Si en las manos que bendigo
fuera yo espiga de trigo,
que me hiciera harina digo
y luego torta o bodigo
porque después me comiera.


Segadores, afuera, afuera,
dejen llegar a la espigaderuela.

Si yo me viera en sus manos
perlas volviera los granos,
porque en anillos galanos
en sus dedos soberanos
eternamente anduviera.

Segadores, afuera, afuera,
dejen llegar a la espigaderuela.

Tirso de Molina destaca sobre todo como autor dramático. Su dramaturgia abarca principalmente la comedia de enredo, como Don Gil de las calzas verdes, y obras hagiográficas como la trilogía de La Santa Juana o La dama del olivar. Se le ha atribuido tradicionalmente la creación del mito de Don Juan en El burlador de Sevilla...Para saber más pulse aquí.

viernes, 19 de agosto de 2016

¿De que me avisas?, Lope de Vega

Di, Zaida, ¿de qué me avisas?
¿Quieres que muera y que calle?
No des crédito a mujeres
no fundadas en verdades.

Que si pregunto en qué entiendes
o quién viene a visitarte,
son fiestas de mi tormento
ver qué visitas te aplacen.

Si dices que estás corrida
de que Zaide poco sabe,
no sé poco, pues que supe
conocerte y adorarte.

Si dices son por mi causa
las que en el rostro te salen,
por la tuya con mis ojos
tengo regada tu calle.

Confiesas que soy valiente,
que tengo otras muchas partes;
pocas tengo, pues no puedo
de una mentira vengarme.

Mas si ha querido mi suerte
que ya el quererte te canse,
no pongas inconvenientes
mas de que quieres dejarme.

No entendí que eras mujer
a quien novedad aplace,
mas son tales mis desdichas,
que en mí lo imposible hacen;

hánme puesto en tal extremo
que el bien tengo por ultraje:
alabasme para hacerme
la nata de los galanes.

Yo soy quien pierdo en perderte
y gano mucho en ganarte,
y aunque hablas en mi ofensa
no dejaré de adorarte.


Dices que si fuera mudo
fuera posible adorarme;
si en tu daño no lo he sido,
enmudezca el desculparme.

Si te ha ofendido mi vida,
quieres señora matarme,
basta decir que hablé
para que el pesar me acabe.

Es mi pecho calabozo
de tormentos inmortales,
mi boca la del silencio,
que no ha menester alcaide.

Que el hacer plato y banquetes
es de hombres principales,
mas dalles de sus favores
sólo pertenece a infames.

Zaida cruel, que dijiste
que no supe conservarte,
mejor te supe obligar
que tú has sabido pagarme.

Mienten los moros y moras,
miente el infame de Tarfe,
que si yo le amenazara
bastara para matarle.

A ese perro mal nacido
a quien yo mostré el turbante,
no fío yo dél secretos,
que en bajos pechos no caben.

Yo le he de quitar la vida
y he de escribir con su sangre
lo que tú Zaida replico:
Quien tal hizo, que tal pague—.
















































Durante bastantes años Lope se dividió entre los dos hogares y un número indeterminado de amantes, muchas de ellas actrices, entre otras Jerónima de Burgos, como da fe el proceso legal que se le abrió por andar amancebado en 1596 con Antonia Trillo; también se conoce el nombre de otra amante, María de Aragón...Para saber más, pulse aquí.

jueves, 18 de agosto de 2016

Elegía, Miguel Hernández.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.


No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


































En 1933 se publicó Perito en lunas, su primer libro. Hernández fue invitado a hacer lecturas de su obra en la Universidad de Cartagena y en el Ateneo de Alicante el 29 de abril de 1933...Para saber más, pulse aquí.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Oda a la sumisión.

Bajo tu piel soy, metal derretido,
dinamita, mecha que prende sola.
Soy, como alga que me muevo con tu ola.
Soy cristal que se rompe en estallido.

Barro en tus manos, beso mi soplido.
Somnífero en mi boca de amapola.
Soy bala en cuerpo, disparo y pistola.
Soy lo que tú quieras y en tí, he querido.

Mi cuerpo es estandarte ya vencido,
arrasado por tu boca y tu viento,
no soy más, que el eco de tu sonido.

¿Decid, si soy algo más que un gemido,
que el vaho que se desprende en tu aliento,
o nota, en pentagrama sostenido?

C Román, © Derechos Reservados

Blog Clotilde

Soneto a Córdoba de Góngora.

Oh excelso muro, oh torres coronadas
de honor, de majestad, de gallardía
oh gran río, gran rey de Andalucía,
de arenas nobles, ya que no doradas.

Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
que privilegia el cielo y dora el día
oh siempre glorïosa patria mía,
tanto por plumas cuanto por espadas.

Si entre aquellas ruinas y despojos
que enriquece Genil y Dauro baña
tu memoria no fue alimento mío,

Nunca merezcan mis ausentes ojos
ver tu muro, tus torres y tu río,
tu llano y sierra, oh flor de España.
Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto
la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.

Repetido latir, si no vecino,
distinto, oyó de can siempre despierto,
y en pastoral albergue mal cubierto,
piedad halló, si no halló camino.

Salió el Sol, y entre armiños escondida,
soñolienta beldad con dulce saña
salteó al no bien sano pasajero.

Pagará el hospedaje con la vida;
más le valiera errar en la montaña
que morir de la suerte que yo muero.



















En sus poesías se solían distinguir dos períodos. En el tradicional hace uso de los metros cortos y temas ligeros. Para ello usaba décimas, romances, letrillas, etc. Este período duró hasta el año 1610, en que cambió rotundamente para volverse culterano, haciendo uso de metáforas difíciles, muchas alusiones mitológicas, cultismos, hipérbatos, etc.,  Para saber más pulse aquí.

Duerme tranquila mi amor...

Yo vigilaré tus sueños
cuando cansada y herida
no puedas alzar el vuelo
porque te sientas vencida.

Te tomaré de las manos
que sientas todo mi amor
y en tus párpados sonámbulos
se duerma la gloria de Dios.

No dejaré que te duermas 
sin decirte que te quiero
no dejaré que al alba
te despierte el desconsuelo.
Que es tanto el amor que siento
y es tanto mi desvarío
que dormida te contemplo
aunque tu no estás conmigo.

Ya llegará ese momento
en que yo pueda tenerte
y en brazos del sentimiento
te amaré hasta la muerte.

Por ahora, escúchame amor
duerme tranquila y serena
que a la salida del sol
quitare todas tus penas...

















Ángel Reyes Burgos
Duerme tranquila crayolita.

martes, 16 de agosto de 2016

Cargado voy de mí, Francisco de Quevedo, sonetos

Cargado voy de mí, veo delante
muerte que me amenaza la jornada
ir porfiando por la senda errada
más de necio será que de constante.

Si por su mal me sigue necio amante
que nunca es sola suerte desdichada,
ay, vuelva en sí y atrás no dé pisada
donde la dio tan ciego caminante.

Ved cuán errado mi camino ha sido
cuán solo y triste y cuán desordenado,
que nunca ansí le anduvo pie perdido.

Pues por no desandar lo caminado,
viendo delante y cerca fin temido,
con pasos, que otros huyen le he buscado.
Músico llanto en lágrimas sonoras
llora monte doblado en cueva fría
y destilando líquida armonía,
hace las peñas cítaras canoras.

Ameno y escondido a todas horas,
en mucha sombra alberga poco día,
no admite su silencio compañía,
sólo a ti solitario cuando lloras.

Son tu nombre, color y voz doliente,
señas más que de pájaro de amante:
puede aprender dolor de ti un ausente.

Estudia en tu lamento y tu semblante
gemidos este monte y esta frente
y tienes mi dolor por estudiante.




















Francisco de Quevedo, tomó parte muy activa en la controversia sobre el patronato de España con dos obras: Memorial por el patronato de Santiago y Su espada por Santiago, 1628. La cuestión se había suscitado cuando una reforma del Breviario Romano en el siglo XVII no citó la predicación y enterramiento de Santiago en España, lo que provocó un cruce de cartas y presiones que duró treinta y dos años hasta conseguir su revocación...para saber más pulse aquí.

La Divina Comedia, ‎Dante Alighieri, ‎Infierno , ‎Purgatorio , Paraíso

Resumen de: La Divina Comedia

La divina comedia narra la travesía de Dante en el infierno, cielo y purgatorio con la ayuda de diferentes guías quienes recibieron ordenes de mostrarle a Dante estos 3 lugares de la misma virgen Maria. En el infierno y purgatorio lo guía Virgilio dramaturgo romano autor de la Eneida

En el cielo lo guía Beatriz mujer de la cual Dante estaba enamorado pero que en la vida real no le correspondió, pero aquí como homenaje a ella la representa como la receptora de todas las virtudes humanas.

En la travesía Dante se va encontrando con diferentes personajes de la edad antigua como por ejemplo Sócrates, Homero, el mismo Virgilio(cabe destacar que Dante siempre ve a Virgilio como su maestro y piensa que Virgilio lo sabe todo) , Alejandro el grande, Atila y muchos otros personajes muchos romanos, griegos y de la edad media (muchos papas).

En la travesía Dante va aprendiendo diferentes lecciones como por ejemplo el de la humildad.

Comienza la travesía de nuestro héroe en la selva negra donde ve a tres bestias que representan tres vicios. En el infierno el va empezando su viaje desde el circulo (lugar donde castigan a los pecadores) del mas bajo nivel a los mas altos pecados.

Sin más preámbulos presento aquí un resumen de los 3 lugares y sus subdivisiones...

Personajes principales:

Beatriz: En ella Dante ve todas las virtudes

Virgilio: Maestro y guía de Dante en esta travesía

Estacio: cohesión en el puente entre el cielo y purgatorio de Dante y Beatriz

Dante: El protagonista de la historia (por algo el la escribió)

Argumento: En si la historia trata de cómo Dante a través de su travesía aprende un poco de humildad y lo que le puede pasar si no cumple con las leyes de Dios. Aquí Dante por fin consuma su amor con su querida Beatriz (ya de perdida en un sueño), Pueden leer el resumen completo pulsando aquí.

También puedes descargarte el libro completo pulsando aquí.