jueves, 4 de octubre de 2018

Te extraño tanto...

Extraño tenerte en mis brazos
frente a la arena dorada
y en tu boca sellar tus labios
mirándome en tu mirada...

Que escuches los mil te quiero
que corean los delfines
y se asoma por el cielo
la luna que tanto nos une.
Y te seguiré extrañando
aunque tu me estés besando
pues necesito mi amor
que me estés acariciando...

Quiero que te pongas a mirar
al fondo de mi corazón
y en el podrás observar
lo que te quiero a ti yo...











Para ti crayolita

Cuéntame como pasó...

Yo ya os conté en mi novela, Caminando hacia el abismo  que podéis leer en este blog pinchando en ese enlace, como pasó el error que me llevó de disfrutar de una cena o comida familiar a comer solo el resto de mi vida y el dolor que eso me ha producido...Pero hoy no es un día de tristezas, voy a cenar con mis hijos y es un motivo de alegría y satisfacción...Para juzgar a tu familia antes tienes que mirarte internamente. La familia no es la panacea que sea siempre tu soporte si no te lo ganaste.

Yo si sé lo que se siente
cuando a solas estoy cenando
y la sonrisa se pierde
frente a la pared llorando...

Yo si se de esos silencios
que te atraganta hasta el alma
cuando ingieres otro bocado
que no pasa ni con agua...

Y como olas en la playa
rompe sobre tus sentidos
las lágrimas que de amargas
son piedras en tu camino...
Y como se cuenta estas cosas
sin recordar el pasado,
solo con el alma de poeta
sin sentirse traicionado...

Hoy voy a cenar con mis hijos
y eso me llena de gozo
por poder cerrar mi sino
mirando sus bellos ojos.

No os contaré lo que pasó
porque todo está contado
y ya me perdonó mi dios
todos los errores llorados...
















Muy feliz por ver a mis hijos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...