martes, 19 de septiembre de 2017

Hombre de ciudad, poema de amor

Reniego de ser un hombre que pisa el asfalto
y es por eso que extraño tanto ese aroma
de las espigas de trigo y el aroma de tu pelo
y la danza del cortejo, de las palomas.

Quiero regresar a una vida sencilla, a tu lado
quiero sentir el silencio, tus suspiros velados
y contemplar el horizonte con el que he soñado
siempre que estés tu, tomando mi mano...

Como castigo, siempre fui un hombre de ciudad
aunque mis ganas me llevaban por otros sueños
que tu y yo como águilas pudiéramos volar
en un viaje sin tiempo y eterno.

Ya la ciudad no puede retenerme, me axfisia
y mis cansinos pasos los quiero por las llanuras
deseo esa libertad que tienen mis fantasias
de caminar contigo, tomada de la cintura...

No quiero oler mas asfalto, solo oler tu boca besando mis labios.

En el campo crayolita
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...