jueves, 4 de junio de 2020

Soy la vida; sin ser nada


Soy la vida; sin ser nada,
tu futuro y tu presente.

Te mantengo los pulmones
alejados de una muerte
que se planta ante los ojos
tan siniestra como siempre.

Aunque te alivio las horas,
mucho apego no me tienes,
pues por más que te acaricio
yo sé que no me prefieres.

Bajo los ojos azules,
marrones, negros o verdes,
yo procuro ir bien vestida
de blanco o azul celeste.

Soy la nada hecha de tela,
la espada que te protege,
necesaria como el aire
y vital contra la fiebre.
Soy quien quiere que tus labios
vuelvan a besar en breve.


martes, 5 de mayo de 2020

Destino...


Por qué seguir los pasos del destino?
llameantes piedras delante me arroja
colmando senderos de lava roja
ignorando la línea de mi sino.

Solitario surcaré mi camino
siguiendo la ruta yo mismo escoja
hasta encontrar algún brazo me acoja
en el final de un viaje cansino.

Atrás quedará mi banal memoria.
Serán los nobles y bellos momentos
quienes guíen las riendas de victoria

Construiré con el más fuerte cimiento
el mayor y ancho muro de la historia
y no volver, hasta mi último aliento.
¿Qué va a quedar de mí cuando me muera
sino esta llave ilesa de agonía,
estas pocas palabras con que el día,
dejó cenizas de su sombra fiera?

¿Qué va a quedar de mí cuando me hiera
esa daga final? Acaso mía
será la noche fúnebre y vacía
que vuelva a ser de pronto primavera.

No quedará el trabajo, ni la pena
de creer y de amar. El tiempo abierto,
semejante a los mares y al desierto,

ha de borrar de la confusa arena
todo lo que me salva o encadena.
Más si alguien vive yo estaré despierto.

Enviado por vazcas

jueves, 23 de abril de 2020

Poema de mi infancia, El burro flautista


Esta fabulilla,
salga bien o mal,
me ha ocurrido ahora
por casualidad.

Cerca de unos prados
que hay en mi lugar,
pasaba un borrico
por casualidad.

Una flauta en ellos
halló, que un zagal
se dejó olvidada
por casualidad.

Acercóse a olerla
el dicho animal,
y dio un resoplido
por casualidad.
En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad.

«¡Oh!», dijo el borrico,
«¡qué bien sé tocar!
¡y dirán que es mala
la música asnal!».

Sin reglas del arte,
borriquitos hay
que una vez aciertan
por casualidad.

Tomás de Iriarte fabulista, traductor, dramaturgo y poeta español de la Ilustración y el Neoclasicismo, para saber más pulse aquí.

viernes, 17 de abril de 2020

Canción de la muerte...


Débil mortal no te asuste
mi oscuridad ni mi nombre;
en mi seno encuentra el hombre
un término a su pesar.
Yo, compasiva, te ofrezco
lejos del mundo un asilo,
donde a mi sombra tranquilo
para siempre duerma en paz.

Isla yo soy del reposo
en medio el mar de la vida,
y el marinero allí olvida
la tormenta que pasó;
allí convidan al sueño
aguas puras sin murmullo,
allí se duerme al arrullo
de una brisa sin rumor.

Soy melancólico sauce
que su ramaje doliente
inclina sobre la frente
que arrugara el padecer,
y aduerme al hombre, y sus sienes
con fresco jugo rocía
mientras el ala sombría
bate el olvido sobre él.

Soy la virgen misteriosa
de los últimos amores,
y ofrezco un lecho de flores,
sin espina ni dolor,
y amante doy mi cariño
sin vanidad ni falsía;
no doy placer ni alegría,
más es eterno mi amor.
En mi la ciencia enmudece,
en mi concluye la duda
y árida, clara, desnuda,
enseño yo la verdad;
y de la vida y la muerte
al sabio muestro el arcano
cuando al fin abre mi mano
la puerta a la eternidad.

Ven y tu ardiente cabeza
entre mis manos reposa;
tu sueño, madre amorosa;
eterno regalaré;
ven y yace para siempre
en blanca cama mullida,
donde el silencio convida
al reposo y al no ser.

Deja que inquieten al hombre
que loco al mundo se lanza;
mentiras de la esperanza,
recuerdos del bien que huyó;
mentiras son sus amores,
mentiras son sus victorias,
y son mentiras sus glorias,
y mentira su ilusión.

Cierre mi mano piadosa
tus ojos al blanco sueño,
y empape suave beleño
tus lágrimas de dolor.
Yo calmaré tu quebranto
y tus dolientes gemidos,
apagando los latidos
de tu herido corazón.

José Espronceda

jueves, 16 de abril de 2020

Poemas de Gabriel Celaya

TERROR DE LO ABIERTO

Laberinto de fuera,
figures rodeos;
laberinto de dentro,
focos, espejos.
¿Qué se descubre?
El espacio sin centro
La conciencia sin nadie
Y el mundo al cero.
No hay vigilante.
No hay nadie en medio.
¡Terror! El espacio
simplemente abierto.
Se grita. Y es terrible,
No hay eco.
Y uno vuelve a la cueva
y al miedo,
y a hablar consigo mismo
Del cero-cielo.
Laberinto final: Serpiente
del pensamiento.
A JOSÉ GARCÍA NIETO

¿Dónde estás? ¿Dónde estoy?
Juego al ser de quita y pon.
Pero en el fondo, ya sé
que tú te llamas José.
Y tú sabes quién soy yo.

Juego a decir la verdad
y siempre me sale mal.
Cuando en plena discusión
te digo que no y que no,
digo sí a nuestra amistad.

En este mundo al revés
hay que saber atender.
Lo demás de lo demás
sólo es locura: Pensar.
La verdad, José, Gabriel.


Gabriel Celaya

miércoles, 15 de abril de 2020

Confiname...

Entre tus brazos y mi pecho
quiero seguir confinado,
que el mundo no tiene derecho
a dejarnos separado...

Aunque cumpliremos las normas
porque es mi convicción
que en estas horas amargas
me sigues llenando de amor.
Día a día seguiremos
luchando contra este dolor
de no besarte en la boca
ni sentir tu corazón...

Pero quiero que sepas esto,
que en lo bueno y en lo malo
siempre estas en mi pensamiento
aunque el covi me halla cazado...


lunes, 13 de abril de 2020

Resurrección, Amado Nervo

Amado Nervo (Tepic, en el Distrito Militar del mismo nombre desde 1867 hoy Nayarit; 27 de agosto de 18701​-Montevideo, Uruguay; 24 de mayo de 1919), cuyo nombre completo era Amado Ruiz de Nervo Ordaz,2​ fue un poeta y escritor mexicano, perteneciente al movimiento modernista. Fue miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua, no pudo ser miembro de número por residir en el extranjero.3​

Poeta, autor también de novelas y ensayos, al que se encasilla habitualmente como modernista por su estilo y su época, clasificación frecuentemente matizada por incompatible con el misticismo y tristeza del poeta, sobre todo en sus últimas obras, acudiéndose entonces a combinaciones más complejas de palabras terminadas en "-ismo", que intenta reflejar sentimiento religioso y melancolía, progresivo abandono de artificios técnicos, incluso de la rima, y elegancia en ritmos y cadencias como atributos del estilo de Nervo.

Cuando tenía nueve años murió su padre, dejando a la familia en situación económica comprometida. Otras dos muertes han de marcar su vida: el suicidio de su hermano Luis, que también era poeta, y el retorno "a la fuente de gracia de donde procedía" de su amada Ana Cecilia Luisa Daillez.

Cursó sus primeros estudios en Michoacán; primero en Jacona, en el Colegio de San Luis Gonzaga, donde se destacó por su inteligencia y cumplimiento, después en Zamora estudió ciencias, filosofía y el primer año de leyes en el Seminario aun cuando abandonó los estudios rápidamente en 1891.4​Las urgencias económicas le hicieron desistir y lo obligaron a aceptar un trabajo de escritorio en Tepic y trasladarse después a Mazatlán, donde alternaba sus deberes en el despacho de un abogado con sus artículos para El Correo de la Tarde. Para saber más pulse aquí.

martes, 7 de abril de 2020

Más que hermanos...

(Romance de doble sentido)

Amigo que caminas y me sigues,
si vieras que se alejan mis zapatos
no te importe perder mi compañía,
que sigan los recuerdos en contacto.

De toda nuestra mágica aventura
no dejes que al llover se pierda el rastro,
ni que pueda atraparte el sufrimiento
cuando encuentres la huella de mis pasos.

Dime si lo que digo no es verdad,
¿quién mas que tu conoce mi pasado?
para darle a mis pasos un sentido,
para no ser la sombra de un extraño.

Si acaso no eres tú quien se retrasa,
si llegas tu a la meta más temprano,
seré yo quien te nombre en cada cruce.
Mis versos serán todos como salmos
plegarias simplemente de un poeta
que hablarán de un amigo , más que hermano.

Si vieras que se alejan mis zapatos,
que sigan los recuerdos en contacto,
no dejes que al llover se pierda el rastro
cuando encuentres las huellas de mis pasos.

Quien más que tú conoce mi pasado
para no ser la sombra de un extraño,
si llegas tu a la meta más temprano
mis versos serán todos como salmos
que hablarán de un amigo, más que hermano.



Nota: Fotografía y poema
Ramon Bonachi

jueves, 2 de abril de 2020

Poesía inolvidable.


A MIGUEL DE UNAMUNO

Miguel atormentado, cuántas veces
cuestionas a tu Dios en tus poemas,
no sé si en busca de ángeles o jueces,
encuentras soluciones o problemas.

Razón te doy, la poesía es ética
indagación, tormento y reflexión,
pero no debe descuidar la estética,
lo que parece el quid de tu cuestión.

En cambio, en tus novelas, allí sí
has roto moldes viejos, con escritos
de contenido nunca baladí,
que logran superar caducos hitos.

Miguel de ti venero integridad,
porque hasta en tus errores hay verdad.

Ricardo Fernández.
LA ORACIÓN DEL ATEO

Oye mi ruego Tú, Dios que no existes,
y en tu nada recoge estas mis quejas,
Tú que a los pobres hombres nunca dejas
sin consuelo de engaño. No resistes

a nuestro ruego y nuestro anhelo vistes.
Cuando Tú de mi mente más te alejas,
más recuerdo las plácidas consejas
con que mi ama endulzome noches tristes.

¡Qué grande eres, mi Dios! Eres tan grande
que no eres sino Idea; es muy angosta
la realidad por mucho que se expande

para abarcarte. Sufro yo a tu costa,
Dios no existente, pues si Tú existieras
existiría yo también de veras.

Miguel de Unamuno.

miércoles, 1 de abril de 2020

Rima de Bécquer


¡Qué hermoso es ver el día
coronado de fuego levantarse,
y a su beso de lumbre
brillar las olas y encenderse el aire!

¡Qué hermoso es tras la lluvia
del triste otoño en la azulada tarde,
de las húmedas flores
el perfume aspirar hasta saciarse!
¡Qué hermoso es cuando en copos
la blanca nieve silenciosa cae,
de las inquietas llamas
ver las rojizas lenguas agitarse!

¡Qué hermoso es cuando hay sueño
dormir bien… y roncar como un sochantre…
y comer… y engordar…! ¡y qué fortuna
que esto sólo no baste!

viernes, 27 de marzo de 2020

Cuarentena

Que pase ya estos días
de separación forzosa
que sin tenerte vida mía,
mi vida es dolorosa...

Que necesito tu aliento
para vivir día a día
y librarme del tormento
de no sentir tu alegría.
Los momentos son eternos
el aire ya no me llega,
yo necesito tus besos
y sentir la sangre en mis venas.

Y me aferro a los recuerdos
para no perder la razón
de esos abrazos que tengo
guardados en el corazón.

Autor:  



miércoles, 25 de marzo de 2020

Sonetos de Lorca

¡Ay voz secreta del amor oscuro!
¡ay balido sin lanas! ¡ay herida!
¡ay aguja de hiel, camelia hundida!
¡ay corriente sin mar, ciudad sin muro!

¡Ay noche inmensa de perfil seguro,
montaña celestial de angustia erguida!
¡ay perro en corazón, voz perseguida!
¡silencio sin confín, lirio maduro!

Huye de mí, caliente voz de hielo,
no me quieras perder en la maleza
donde sin fruto gimen carne y cielo.

Deja el duro marfil de mi cabeza,
apiádate de mí, ¡rompe mi duelo!
¡que soy amor, que soy naturaleza!
¿Te gustó la ciudad que gota a gota
labró el agua en el centro de los pinos?
¿Viste sueños y rostros y caminos
y muros de dolor que el aire azota?

¿Viste la grieta azul de luna rota
que el Júcar moja de cristal y trinos?
¿Han besado tus dedos los espinos
que coronan de amor piedra remota?

Te acordaste de mí cuando subías
al silencio que sufre la serpiente,
prisionera de grillos y de umbrías?

¿No viste por el aire transparente
una dalia de penas y alegrías
que te mandó mi corazón caliente?

viernes, 20 de marzo de 2020

De Ramon Bonachi a su padre. El viejo sombrero de mi padre

Asoma levemente de un ropero
mostrando todo el borde desgastado,
los años duermen juntos a su lado
pero antes disfrutó de caballero.

Amigo compañero y escudero
con marcas de un incógnito pasado,
imagen de guerrero derrotado
pues lleva muchos lustros prisionero.

Me daba la impresión de conocerte
notaba en mi una extraña sensación
del polvo no podía apenas verte.

Finalmente lloré de la emoción,
hallé el viejo sombrero de la suerte,
mi padre lo olvido en mi habitación.

Ramon Bonachi

jueves, 19 de marzo de 2020

Sonetos de Vicente García de la Huerta


Si nadie puede verte sin amarte,
dulce bien mío, y nadie puede verte
sin que le abrase con rigor de muerte
ardentísimas ansias de agradarte;

quien logra tan de cerca contemplarte,
y tanto como yo sabe quererte,
difícil es que a contenerse acierte
en los límites sólo de mirarte.

Abrásome a tu vista, dueño mío,
pretendo triunfos, pero al conocerte
repugnante, desisto en mis trofeos;

que a mi ciego furioso desvarío
refrena más el miedo de ofenderte,
que le mueve el tropel de mis deseos.
Si es muerte, si es infierno, Lisi mía,
el punto que me roba a tu presencia,
del vulgo la mordaz impertinencia
o de mi hado infeliz la tiranía,

¡cuánta habrá sido, Lisi, mi agonía,
mi confusión, mi pena, mi dolencia,
considerada bien la eterna ausencia
de las eternas horas de este día!

¡Ay, dulce prenda mía, si el no verte
un breve tiempo tiene tanta parte
de sentimiento, que me da la muerte!

¡cuánta será mi pena al contemplarte
capaz, por mi desdicha, de perderte,
incapaz por mi mal, de recobrarte!

Vicente García de la Huerta

martes, 17 de marzo de 2020

Amor constante y la desconfianza


Antes al cielo faltarán estrellas,
al mar peligros, pájaros al viento,
al sol su resplandor y movimiento,
y al fuego abrasador vivas centellas;

antes al campo producciones bellas,
al monte horror, al llano esparcimiento,
torpes envidias al merecimiento,
y al no admitido amor tristes querellas;

antes sus flores a la primavera,
ardores inclementes al estío,
al otoño abundancia lisonjera,

y al aterido invierno hielo y frío,
que ceda un punto de su fe primera,
cuanto menos que falte el amor mío.
¿Qué es esto, amante corazón rendido?
¿De qué te sirve tan dichoso estado,
si tus penas parece se han doblado
de que empezaste a ser favorecido?

La imagen horrorosa del olvido
turba mi gloria y crece mi cuidado,
y aun al alma, confieso, ha penetrado,
no celos, un recelo mal nacido.

¡Ay, Lisi mía, en qué mortal quebranto
despedazado el corazón me siento,
de un temor a la rústica violencia!

Y si sólo un temor me aflige tanto,
cuánto será bien mío mi tormento,
si a ser este temor llega evidencia.

viernes, 13 de marzo de 2020

Cuando las cosas del todo no van bien.


Cuando las cosas del todo no van bien.
Cuando me siento vencida por caer. Te necesito a mi lado...
Cuando se quiebra en pedazos mi alegría.
Y está de cuestas treparme por la vida. Te necesito a mi lado...

Cuando conmigo estoy tan sólo. Y no encuentro otro modo de salir.
Pienso en ti y lo demás está de más.

Entonces vuelvo a comenzar. Cuando pienso en ti, te juro, gano la batalla.

Pienso en ti y lo demás está de más. Entonces vuelvo a respirar.
Cuando pienso en ti, mi cuerpo recupera el alma.

Cuando decido de pronto que voy a partir. Cuando me alejo en secreto de todo de mí. Te necesito a mi lado.

Cuando derrumbo mis sueños y los doy perdidos. Cuando después de intentar se cierran mis caminos. Te necesito a mi lado.

Recuerdos

jueves, 12 de marzo de 2020

Pasa y olvida, España


Pasa y olvida 

Peregrino que vas buscando en vano
un camino mejor que tu camino,
¿cómo quieres que yo te dé la mano,
si mi signo es tu signo, Peregrino?

No llegarás jamás a tu destino;
llevas la muerte en ti como el gusano
que te roe lo que tienes de humano...
¡lo que tienes de humano y de divino!

Sigue tranquilamente, ¡oh, caminante!
Todavía te queda muy distante
ese país incógnito que sueñas...

Y soñar es un mal. Pasa y olvida,
pues si te empeñas en soñar, te empeñas
en aventar la llama de tu vida.
España

Dejad que siga y bogue la galera
bajo la tempestad, sobre las olas:
va con rumbo a una Atlántida española,
en donde el porvenir calla y espera.

No se apague el rencor ni el odio muera
ante el pendón que el bárbaro enarbola:
si un día la justicia estuvo sola,
lo sentirá la humanidad entera.

Y bogue entre las olas espumeantes,
y bogue la galera que ya ha visto
cómo son las tormentas de inconstantes.

Que la raza está en pie y el brazo listo,
que va en el barco el capitán Cervantes,
y arriba flota el pabellón de Cristo.

martes, 10 de marzo de 2020

ArribaAbajo


Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
sin adivinarse dónde
temblando se clavará;

Hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
sin que nadie acierte el surco
donde a caer volverá;

Gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar,
y rueda y pasa, y no sabe
qué playas buscando va;
Luz que en cercos temblorosos
brilla, próxima a expirar,
ignorándose cuál de ellos
el último brillará;

Eso soy yo, que al acaso
cruzo el mundo, sin pensar
de dónde vengo ni a dónde
mis pasos me llevarán.


F. García Lorca, 
para saber más pulse aquí

lunes, 9 de marzo de 2020

La mujer que espera.

Siempre expuesta en el filo cortante del suspiro,
ocupando las horas de un día de incerteza,
un miedo casi eterno le ronda en la cabeza
haciéndose más dura la espera en el retiro.

Sabe que el corazón podría darle un giro
y sin embargo canta mientras su interior reza,
fuerte, muy fuerte es ella, desde que el día empieza
hasta que el horizonte pierde el color zafiro.

Convive con la brisa de un mar serio y salado,
a riesgo de ver negra la tinta de su velo
y no ver mas la velas de una vida a su lado.

Ella impasible cose, sobre el mojado suelo
de un muelle que perfuma los besos que han llegado;
y a la espera de alzar al viento su pañuelo.

Poema y fotografía :
Ramon Bonachi

viernes, 6 de marzo de 2020

El drama de la mujer en cifras...

El día de la mujer, del niño, del padre o el anciano, a mi me hace pensar en el refrán de "A dios rogando y con el mazo dando", pues año tras año parece que no cambia nada y nuestro comportamiento siempre es el mismo. El día que de verdad cambiemos, no será necesario dedicar un día especial porque todos serán sus días...Feliz día mujer...

El Día Internacional de la Mujer no debería ser cada 8 de marzo, debería ser todos los días. No debería ser un acontecimiento reseñado por todos los medios, compartido en todas las redes y motivo de muchísimo ruido en todos los ámbitos solo un 8 de marzo. Deberíamos estar presentes todos los días, porque cada hora, cada minuto, cada segundo una mujer o una niña necesita ser rescatada. Mucho se ha hecho, mucho hemos avanzado, pero mucho hay por hacer. Remitámonos a algunas cifras:

1 de cada 3 mujeres en el mundo sufre violencia física o sexual, principalmente a manos de un compañero sentimental (ONU Mujeres)
Las niñas entre 5 y 14 años dedican un 40% más de tiempo – 160 millones de horas más- que los niños de su edad, a realizar tareas domésticas no remuneradas (UNICEF, Informe “Sacar partido al poder que la información tiene para las niñas: balance y previsiones para 2030’)
30,9 millones de niñas sin escolarizar (Unesco)

La boda menos pensada, Stephanie Sinclair
Más de 700 millones de las mujeres actualmente casadas en todo el mundo contrajeron matrimonio cuando todavía eran niñas. Y, de ellas, 250 millones no habían cumplido los 15 años al momento de casarse (UNICEF)

En América Latina, casi 1 de cada 5 niñas son casadas antes de cumplir los 18
En la Unión Europea, los empleados masculinos ganan de media un 24.1 por ciento más que ellas. (Glassdoor)
La brecha salarial de género será equitativa en 170 años (Foro Económico Mundial)
Los hombres tienen una jornada laboral promedio de siete horas 47 minutos, con una hora y media no remunerada. En el caso de las mujeres, tienen días laborales de ocho horas y 39 minutos promedio, con cuatro horas 47 minutos no remuneradas (Foro Económico Mundial)
Las mujeres sólo ocupan el 20% de los escaños parlamentarios, el 18% son Ministras o Secretarias de Estado y 47% de los países tienen a mujeres como líderes de Estado (Foro Económico Mundial)
Se estima que ya más del 55% de los migrantes que llegan a las costas griegas buscando protección internacional son mujeres y niños.
Según la Agencia de la ONU para los Refugiados, de las 1.015.078 personas que se estima que llegaron a Europa a lo largo de 2015, el 17% eran mujeres y el 25% niños (y niñas). En lo que va de 2016, el porcentaje ha subido y las mujeres ya rondan el 20%, y los menores el 36%. En España, el 39% de los solicitantes de asilo el año pasado fueron mujeres, la cifra más alta de los últimos años, según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Más información, en este enlace

Foto de Anna Surinyach
Ulrike Lunacek, eurodiputada austríaca del grupo de los Verdes, ha resaltado la situación de vulnerabilidad y riesgo añadido a la que se enfrentan las mujeres. “Cuando hablamos de refugiados, tendemos a pensar solo en los hombres por una cuestión del lenguaje”, recordaba en Bruselas la semana pasada.
«No solo es la guerra lo que empuja a miles de mujeres de todo el mundo a huir de sus hogares. Son los 125 millones de casos de mutilación genital femenina registrados por la OMS en 29 países de todo el mundo, son los 15 millones de niñas menores de 18 años que cada año se ven forzadas a contraer matrimonio, son los 150 millones de niñas en el mundo que han sufrido algún tipo de violencia sexual, son los atentados contra adolescentes que solo quieren estudiar, son los ataques con ácido a mujeres por el mero hecho de serlo». Ulrike Lunacek...Fuente Voces visibles.

miércoles, 4 de marzo de 2020

De la vida es sueño, mi preferida...


Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Pedro Calderón de la Barca (Madrid, 17 de enero de 1600 25 de mayo de 1681) fue un escritor español, caballero de la Orden de Santiago, conocido fundamentalmente por ser uno de los más insignes literatos barrocos del Siglo de Oro, en especial por su teatro..El padre fray Felipe de la Gándara escribió "De los Calderones de Sotillo, en la jurisdicción de Reinosa" Para saber más pulse aquí.

martes, 3 de marzo de 2020

Cuando estoy contigo...

Te confieso que no se donde se queda mi madurez cuando estoy contigo, por que cuando te miro a los ojos mis años y mis experiencias desaparecen, mis recuerdos se borran para llenarse de ese presente en que vuelvo a la niñez de nuevo para vivir contigo una experiencia nueva y única...

Se que eso es producto de mi deseo, el que tu seas el amor con el que me hice adulto sin dejar de ser niño y cada sueño y pensamiento me lleva por ese sendero maravilloso del amor, tu amor, ese estado
del alma que se vive de forma tan especial cuando se ama con los cinco sentidos y desaparecen los años para empezar a vivir de nuevo acumulando días de felicidad y sonrisas, esas sonrisas tuyas que son parte fundamental del alimento con que la vida me enriquece a diario.

Unas veces, eres la mujer llena de pasión que altera todo mi universo, otras eres esa amiga del colegio que jamás tuve y que me cuenta todos los secretos haciéndome participe de los más profundos pensamientos con los que te aferras a la vida y me compartes. Otras eres como ese gurú que jamás visité pero que tienes todas las respuestas a las dudas que me atenazan...

El amor es una de las palabras más difícil de definir, al ser un sentimiento, puede haber tantas definiciones como los diferentes seres que lo sienten, en mi caso he tenido que escribirte muchos poemas y alguna reflexión para transmitirte que es y cómo siento mi amor por ti, para decírtelo con una imagen escojo esta que me hace sentir la belleza del amor, la pureza en la comunión de nuestros cuerpos y la forma en que te siento y te miro, 
al estar contigo...

lunes, 2 de marzo de 2020

Narcisista...

Si miras solo el ombligo
de las líneas de tu mano
perderás todo lo bueno
que tienen otros humanos.

Es como si en el bosque miras
solo el árbol de delante
perdiendo durante la vida
los reflejos más brillantes.
Deja que te llegue hermano
la luz que emiten otros ojos
y se desdibuje en tu mano
ese perfil peligroso.

Del narcisismo no vivas
que es engañar a los demás
y a ti te engañas en vida
sin que te puedas perdonar...

Autor:  

viernes, 28 de febrero de 2020

Grietas, El pájaro triste, sonetos

Grietas

Hay grietas invadiendo mi tejado,
no puedo hacerles frente ¡ya no puedo!
Son muchas y me siento acorralado.

La lluvia se introduce con denuedo
por las blancas paredes de mi casa,
tantas gotas se mezclan con mi miedo.

El tic tac del reloj, calla y fracasa,
se han dormido las horas, mientras pido
más tiempo, mas el tiempo se retrasa.

Aunque siga en la casa, ya me he ido,
por las grietas se va todo el color
de los claros de luna que he vivido.

No queda ni el recuerdo del amor,
en esta mente muerta, que es la mía,
solo queda un oscuro corredor
vacío de memoria y compañía.


(El pájaro triste) Alegoría

A ti vuelvo, sabiendo que destiño,
mi carcasa de pájaro se aloja
en cada rama vieja, en cada hoja,
en cada tallo verde que escudriño.

Soy un pájaro azul, sin más cariño,
que el mismo que de todo me despoja,
el miedo a la verdad llega y me arroja
al nido de la fe, del viejo niño.

Soy el pájaro azul, mi pensamiento,
no quiere separarse de tu lado,
al fin siente lo mismo que yo siento.

Perdido, por las alas que me has dado,
regreso a ti a calmarte el sufrimiento
y a que calmes tu el mío acumulado.

Fotografía y poema :Ramón Bonachí.

miércoles, 26 de febrero de 2020

Por amor...

Yo seré canto de alondra
cuando tus cantos no suenen
por que te pongan coronas
de espina sobre tus sienes.

Seré gota de rocío
que caigan como un maná
en esos ojos tan bellos
y que dejen de llorar.

Seré la plena alegría
que en ese pecho habita
que me tengas vida mía
cuando tu me necesitas.
Seré capitán y timonel
navegando en mansos ríos
cuando tu vida se agite
y agitada sientas frío...

Seré la promesa viva
que alivie todas tus penas
para cuando tu estés herida
liberarte de cadenas...

Y seré rosas sin espinas
que cubra tus sueños hermosos
para que nunca pierdas
la alegría de tus ojos...

Recuerdos crayolita
Autor:  

martes, 25 de febrero de 2020

Los sonetos, Lágrimas


¿Por qué en mis ojos se transluce el llanto
si no me aferro más a tus recuerdos
que dan a mis sentidos desacuerdos
pa no olvidarte, aunque me duela tanto?

¿Y por qué no a tu sombra me adelanto
—a pesar de ir con ambos pies izquierdos—,
con tal de proponerte mil acuerdos
para verte otra vez bajo mi manto?
.
Y aunque llegase a hundir los continentes,
siento llamas, por dentro, aún latentes
que me calcinan hasta el mismo ego…

Mas debo, porque de esto me deshaga,
hoy vivir y contar que amor es fuego…
¡que sólo con las lágrimas se apaga!

Osfelip Bazant
Aunque escurra la arena de mis versos
sean rumores o parezcan leños
y rocen con las piedras en los suelos
aún así de nuevo haré un soneto.

Aunque rudeza den a lo que invento
malogren lo que escribo o lo que creo:
¡Penen mis poemas, toquen como eco
que yo de nuevo nuevo haré un soneto!

Aunque me eleve leve en el viento
y suba hacia las nubes de lo incierto
más aún de nuevo haré un soneto.

Aunque porque con viejas manos tiento
según me calmen dándome veneno:
¡pero de nuevo haré un soneto!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...