jueves, 19 de abril de 2018

Juventud perdida...

Quién perfora tu corazón de agujas,
quién lanza la bala cretina
en tu plato vacío de ternuras
y a cada segundo te asesina.

Tus ojos recién al mundo abrías
y en el pecho materno seco,
ya presentías el ácido, 
que el pozo de la vida te traía.

Quién quitó tan tempranamente
las campanillas azules de tu risa,
quien tu carne pincha inclemente
y a pesadillas sublimes te convida...
Oh impúber niño drogado,
víctima de un mundo errado errante,
con tus ojos de vidrios apagados
cabalgas esta nave de bacantes.

Que pronto te dieron el pasaporte
para entrar en el mundo del infierno
joven que impotente te entregaste
a ese aguja que te mata desde dentro.

Oh pequeño Ángel caído, 
quién sobre tu tumba dejará 
flores negras de pétalos podridos
cuando al fin llegue tu libertad...
















Reflexiones sobre la honestidad.


SINCERIDAD: No solo para con los demás, sino para con uno mismo Esto es una tarea compleja, pues el ser humano se pierde en autoengaños, en excusas, en patrones predeterminados y llega, “en el mejor de los casos” sin saberlo, a engañar a otros.. pues, él, también es victima de esa “falsa” verdad.

AUTOCONOCIMIENTO: Esta sinceridad “absoluta” precisa de un inagotable autoconocimiento, disposición para saber quién es uno, de que material ético estamos hechos. Implica a su vez, experiencia, haber errado, haber aprendido del camino en la vida, propósito de seguir aprendiendo, siempre mirando más hacia el interior que hacia los demás.

HUMILDAD Y FLEXIBILIDAD DE PENSAMIENTO: Este autoconocimiento, sólo se consigue con humildad, pues indagar en nuestras propias faltas, para poder mejorar, requiere el esfuerzo de la autocrítica, aceptar que nos somos “tan buenos”, que no siempre llevamos “la razón”, para después saber perdonarnos y con esto, aprenderemos también a perdonar las faltas ajenas, a entender de sus errores, porque en su día también fueron los nuestros, y porque somos conscientes de nuestra facilidad para errar no solo en el pasado, sino en el futuro, en fin, aprendemos a RESPETAR.
Flexibilidad para cambiar el pensamiento “erróneo”: lo que ayer creíamos como verdad “absoluta”, hoy, ya no nos sirve...”
(Para saber valorar y respetar, uno antes tuvo que aprender de sus fracasos y de sus pérdidas...)

ALTO NIVEL DE ÉTICA: Si señores, la mejor de las éticas, nuevos paradigmas y la ética no se aprende, se nace con ella.
Podemos adquirir formación religiosa, educación, sistemas morales (todos trucos para desenvolvernos en la sociedad) pero la ética es interior, nace con nosotros, es individual, propia, única.
Para mi, decir “Qué ética tiene esa persona!!” es igual a decir: “Qué clase tiene!!”

Por ultimo, un Honesto, no puede sentir vergüenza en la vida, si frustración, pero eso es parte del camino. Ser Honesto es un propósito, un compromiso con la vida, una meta, LA META

Oswaldo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...