jueves, 28 de noviembre de 2019

Dos sonetos, Garcilaso-Lorca


Garcilaso de la Vega, Soneto XXIII

En tanto que de rosa y azucena,
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza de su costumbre.
Federico García Lorca, Adán

Árbol de sangre riega la mañana
por donde gime la recién parida.
Su voz deja cristales en la herida
y un gráfico de hueso en la ventana.

Mientras la luz que viene fija y gana
blancas metas de fábula que olvida
el tumulto de venas en la huida
hacia el turbio frescor de la manzana.

Adán sueña en la fiebre de arcilla
un niño que se acerca galopando
por el doble latir de su mejilla.

Pero otro Adán oscuro está soñando
neutra luna de piedra sin semilla
donde el niño de luz se irá quemando.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Siendo viejo

Harto estoy de mirar y no ver nada
que no sean los golpes del traidor,
de tener cerca el dedo acusador,
que se mete en los ojos, de pasada.

Por eso y por lo mucho que me callo
prefiero ser el tonto de la clase,
o el primer Jesucristo que se pase
sin tener que esperar que cante el gallo.

Seguiré siendo el mismo que fui ayer
a pesar de que aticen mi criterio,
solo debo debo vivir , no hay más misterio,
y a los necios dejar de responder.

Que ya soy para juegos algo viejo
no me van a vencer si no les dejo.

Ramon Bonachi

martes, 26 de noviembre de 2019

Tengo celos...

Tengo celos de esa lluvia
que moja tu cuerpo hermoso
y de esa brillante tela
tan negra como tus ojos...

Tengo celos de esa noche
que rodea tanta hermosura
y en las estrellas rutilantes
que acompañan a la luna...

Yo tengo celos de todo
porque mis manos te extrañan
y por que tus besos no tengo
plantados sobre mi boca.
Si aunque fueran dos minutos
pudiera poder besarte
los convertiría en suspiros
desde España hasta tu calle.

Aunque mis celos me enferman
cuando en tus brazos no tengo
la esencia pura del alma
del sueño que llevo dentro.

Son celos de puro amor
del sentimiento que tengo
de querer abrazar tu cuerpo
y que se detenga el tiempo...

Autor:  
Para ti crayolita


lunes, 25 de noviembre de 2019

Canción amarga, Julia de Burgos


Nada turba mi ser, pero estoy triste.
Algo lento de sombra me golpea,
aunque casi detrás de esta agonía,
he tenido en mi mano las estrellas.

Debe ser la caricia de lo inútil,
la tristeza sin fin de ser poeta,
de cantar y cantar, sin que se rompa
la tragedia sin par de la existencia.
Ser y no querer ser? esa es la divisa,
la batalla que agota toda espera,
encontrarse, ya el alma moribunda,
que en el mísero cuerpo aún quedan fuerzas.

¡Perdóname, oh amor, si no te nombro!
Fuera de tu canción soy ala seca.
La muerte y yo dormimos juntamente?
Cantarte a ti, tan sólo, me despierta.

















Julia Constancia Burgos García​ (17 de febrero de 1914 - 6 de julio de 1953), conocida como Julia de Burgos, nacida en Carolina, Puerto Rico es considerada por muchos críticos como la más excelsa poetisa nacida en Puerto Rico.1​ Fue también partidaria de la independencia de la isla. Sus padres fueron Consuelo García y Juan de Burgos. Para saber más pulse aquí.

viernes, 22 de noviembre de 2019

No me preguntes porqué te quiero,


No me preguntes porqué te quiero,
Si en serio quieres saber
Yo sólo sé que te quiero,
porque es hermoso querer.

Aunque si pienso en lo hermoso
Que fue haberte conocido
Y aún más, en ese beso,
Tan breve como escondido,
Quizás pueda responderte
dos cosas a un mismo tiempo…
Te quiero por tu destreza
Para ensamblarme a tus sueños
Y por tu fresca osadía,
Al haber robado un beso…

Pero sigues preguntando
Y yo debo contestar:
¡Te quiero porque te quiero!
¿Importa una cosa más?

de la web

jueves, 21 de noviembre de 2019

Dos Palabras, poema de amor

Deja que me plante frente a tu ventana
para que florezca mi amor
y mis raíces crezcan por todo el universo.

Deja que me hunda en el mar de tu mirada
para nadar hasta el abismo claro de tus ojos
y ahogarme en tus caricias.

Deja que te bese con el alma
para robarte en un suspiro
la pasión de tu encendida llama.

Deja que te cante con mi voz
para que escuches la proclama de mi amor
y el susurrar de mis palabras a tu oído.

Deja que te diga dos palabras,
tan claras como el día,
dos palabras, la esencia de mi vida:
¡Te amo!...Desconozco autor

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Sonetos de Quevedo


Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida, que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido, que nos da cuidado,
un cobarde, con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo,
enfermedad que crece si es curada.

Éste es el niño Amor, éste es tu abismo:
mirad cuál amistad tendrá con nada,
el que en todo es contrario de sí mismo.
Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.





















De precoz inteligencia,​ lo llevaron al Colegio Imperial y entre 1596 y 1600 estudió lenguas clásicas, francés, italiano, filosofía, física, matemáticas y teología en la Universidad de Alcalá, sin llegar a ordenarse. El 4 de octubre de 1599 no se presentó a recoger su título de bachiller, tal vez porque viajó a Sevilla y a Osuna en compañía de don Pedro Téllez Girón, futuro duque de Osuna; no lo hizo sino hasta el 1 de junio de 1600. Para saber más pulse aquí.

martes, 19 de noviembre de 2019

Cuantas veces...

Cuantas veces vida mía
en la noche andaba solitario
en este puente de noche y de día
pensando que estaba entre tus brazos.

Caminaba despacio, no quería
que el puente terminara de repente
o que la noche se convirtiera en día
sin tenerte en mis brazos dulcemente.
Pensaba que la luna me seguía
para acompañar mis pasos soñadores
y yo en esos sueños me dormía
mientras cantaban hermosos ruiseñores.

Y el puente se iluminaba de repente
cuando el día venció a la noche oscura
y un beso sentí sobre mi frente
inundandome de toda tu dulzura...









lunes, 18 de noviembre de 2019

Poesia del siglo de oro, Gongora


Ya besando unas manos cristalinas,
ya anudándome a un blanco y liso cuello,
ya esparciendo por él aquel cabello
que Amor sacó entre el oro de sus minas,

ya quebrando en aquellas perlas finas
palabras dulces mil sin merecello,
ya cogiendo de cada labio bello
purpúreas rosas sin temor de espinas,

estaba, oh claro Sol invidïoso,
cuando tu luz, hiriéndome los ojos,
mató mi gloria, y acabó mi suerte.

Si el cielo ya no es menos poderoso,
por que no den los tuyos más enojos,
rayos, como a tu hijo, te den muerte.
Con diferencia tal, con gracia tanta
aquel ruiseñor llora, que sospecho
que tiene otros cien mil dentro del pecho,
que alternan su dolor por su garganta;

y aun creo que el espíritu levanta,
como en información de su derecho,
a escribir del cuñado el atroz hecho
en las hojas de aquella verde planta.

Ponga, pues, fin a las querellas que usa,
pues ni quejarse ni mudar estanza
por pico ni por pluma se le veda;

y llore solo aquel que su Medusa
en piedra convirtió, por que no pueda
ni publicar su mal ni hacer mudanza.

domingo, 17 de noviembre de 2019

Si alguien llama a tu puerta, García Márquez

Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en tu tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida de armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa desangra el día

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.

Gabriel García Márquez (Aracataca, Colombia, 1928) es la figura más representativa  de lo que se ha venido a llamar el «realismo mágico» hispanoamericano. Aún antes de escribir Cien años de soledad (novela ya publicada por El Mundo en la colección Millenium donde recrea la geografía imaginaria de Macondo, un lugar aislado del mundo en el que realidad y mito se confunden, era ya autor de un conjunto de obras que tienen directa relación con esta narración. Otras obras memorables son:

El coronel no tiene quien le escriba, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera y otras...

viernes, 15 de noviembre de 2019

Solo gracias

Gracias por todos los momentos
que hemos compartido
momentos llenos de sentimientos
y pensamientos compartidos,
sueños y anhelos,
secretos, risas y lágrimas,
y sobre todo, amistad.
Cada preciado segundo quedará atesorado
eternamente en mi corazón.

Gracias por dedicarme tiempo
tiempo para demostrar tu preocupación por mí,
tiempo para escuchar mis problemas
y ayudarme a buscarles solución, y sobre todo,
tiempo para sonreir y mostrarme tu afecto.

Gracias por ser lo que eres
una persona maravillosa.
Pude contar contigo
cuando necesitaba en quien confiar
y pedir consejo.
Gracias a ti comencé a conocerme
e incluso a apreciar lo que soy.

¿Cómo podré expresarte
todo el amor que te tengo?
Muchas gracias por tu amor. Feliz fin de semana

jueves, 14 de noviembre de 2019

Este ejército que ves...


Este ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que el adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira como procede.

Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho
que el pecho adorna al vestido.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.

Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.
























Pedro Calderón de la Barca (Madrid, 17 de enero de 1600 25 de mayo de 1681) fue un escritor español, caballero de la Orden de Santiago, conocido fundamentalmente por ser uno de los más insignes literatos barrocos del Siglo de Oro, en especial por su teatro. Para saber mas pulse aquí.

martes, 12 de noviembre de 2019

No todas las prisiones son iguales


No todas las prisiones son visuales,
algunas ni siquiera tienen rejas,
la mía esta forjada de inmortales
momentos cuando en ellos te reflejas.

No tengo escapatoria ni la quiero,
prefiero ser culpable, y condenado
a vivir en tu espacio, prisionero,
sin nada mas que amor de lado a lado.

Y aunque soy invisible en una esfera
donde a nadie le importa lo que digo,
escribo por si acaso en cada acera
tu nombre junto al mío, mientras sigo
andando por las calles solitarias
y mudas de una noche, que parece
buscar todas las luces necesarias
para alumbrar tu nombre si oscurece.
Me muevo paso a paso y protegido
por una procesión blanca de estrellas,
seguido de un silencio repetido
que me acompaña y juega con mis huellas.

Cuando llego a mi oscura habitación
se rompe todo aquello que me invento,
sus paredes me roban la ilusión
y te borran de nuevo de mi cuento.

No todas las prisiones son iguales
algunas ni siquiera son reales.



 en 

Mirame al abrazarte...


Hay una canción de fondo, "Amada mía"
y tu me mira a los ojos, los tuyos pura alegría,
en medio de ese baile, tú tiemblas y mis brazos
como arropándote, te estrechan sobre mi pecho
mientras tus labios que arden, se posan sobre
mis labios, que de fuego se deshacen...

La canción sigue sonando y entre temblores sostengo
mis piernas que apena responde, de tanto que estoy sintiendo.

Ya mis suspiros se escapan, los tuyos siguen a los míos,
mientras mis ojos parecen, desbordarse como un río.

Es tanta la alegria mi amor, que lloro de felicidad
también porque la canción termina y yo no puedo dejar
que tus brazos se separen y no me vuelvas a abrazar.

Nunca dejes de mirarme
quédate siempre en mi pecho 
que por siempre voy a amarte
aunque se hundan los cielos...

Autor:  

domingo, 10 de noviembre de 2019

No es fácil en un blog...



No es fácil en un blog de poemas llegar al millón de páginas visitadas, pero he superado esas visitas gracias a mi constancia y al cuidado que le he puesto siempre a la estética visual y a la selección de bellas imágenes que acompañan cada entrada...

Hago esta reflexión, porque me siento orgulloso del logro conseguido que no esperaba, sabiendo desde el principio que jamás lo iba a monetizar porque lo único que quería era transmitir mi pasión que es la poesía y las reflexiones con las que transmito mis sentimientos...

Con el tiempo me he atrevido a escribir algunas novelas cortas que se pueden leer en este blog, incluso me he adentrado en el humor con mi blog de humor, la religión con el blog, Dioses y Religiones, sociedad con mi blog, Todas las mujeres son iguales. Una autobiografía bastante dramática como lo ha sido mi vida, Caminando hacia el abismo y otras que podeis ver en el indice de todos mis blog que hay en el sidebar de la derecha... 

Confieso que el principal motivo de escribir esto, es daros las gracias a todos por haberme seguido durante este largo tiempo y habéis sido el motor y el aliciente diario para seguir adelante y no tirar la toalla en el camino, motivandome para mejorar día a día.

No se porque, la mayoría de visitantes son de Estados Unidos, seguido por Rusia, dos países con lenguas muy diferentes a la española, para mi siempre ha sido un misterio, pero gracias infinitas.

viernes, 8 de noviembre de 2019

Atrévete este fin de semana...

Atrévete este fin de semana
a abandonarte en mis brazos
y entrégame todas tus ganas
y deja mi cuerpo, echo pedazos.

Que me muera entre suspiros
y entre suspiros resucite
mientras me besas los labios
y toda mi piel se agite...
¿Qué podemos hacer mejor?
cuando nuestros cuerpos agitados
pierde la noción del tiempo
sin que pensemos en pecados.

Pues qué pecado puede haber
cuando el corazón se agita
por motivos de ese querer
que a mi alma resucita.


Feliz fin de semana crayolita





jueves, 7 de noviembre de 2019

¡Ah de la vida!» … ¿Nadie me responde?

¡Ah de la vida!» … ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde,
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto;
soy un fue, y un será y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.


Durante su vida estudiantil, escribió en castellano algunos opúsculos burlescos, desvergonzados y de mal gusto, de los que luego negaría pero que entonces le hicieron muy popular a través de copias manuscritas que terminaron por abrumar a su autor, quien se vio obligado a denunciarlas a la Inquisición no ya para impedir que se difundieran, sino para evitar también que se hicieran ricos a su costa los impresores que empezaron a llevarlas a letra impresa. Para saber mas pulse aquí.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Desmayarse, atreverse, estar furioso,

Desmayarse, atreverse, estar furioso, 
áspero, tierno, liberal, esquivo, 
alentado, mortal, difunto, vivo, 
leal, traidor, cobarde y animoso; 

No hallar fuera del bien centro y reposo, 
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, 
enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, 
ofendido, receloso; 

Huir el rostro al claro desengaño, 
beber veneno por licor suave, 
olvidar el provecho, amar el daño; 

Creer que un cielo en un infierno cabe, 
dar la vida y el alma a un desengaño; 
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Destino de Rosario – Castellanos
Pulse aquí para ver más

martes, 5 de noviembre de 2019

Esclava mía, de Pablo Neruda


Esclava mía, témeme. Ámame. Esclava mía!
Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo,
y en él despunta mi alma como una estrella fría.

Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
Eres lo que está dentro de mí y está lejano.

Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que está lejos.
Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.

El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

Pablo Neruda, seudónimo y posterior nombre legal​ de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto (Parral, 12 de julio de 1904-Santiago de Chile, 23 de septiembre de 1973), fue un poeta chileno, considerado entre los más destacados e influyentes artistas de su siglo; «el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma», según Gabriel García. Para saber mas pulse aquí.

lunes, 4 de noviembre de 2019

A este león que llevo dentro...

Duro es el corazón, si el desengaño toca,
y firme se mantiene por más que sople el viento
a pesar que a escondidas llore, nunca se nota,
así es mi corazón, si late descontento.

En cambio si el amor se cuela por la boca
este se abre camino, mostrando un sentimiento
que funde sin reparos a la mas terca roca
con un fuego infernal que sale de su aliento.

Duro y tierno a la vez, sencillo y orgulloso;
así es mi corazón, un león que suspira
y que llega a ofrecer todo lo que respira.

Mas este sin saber peca de rencoroso
no perdona ni olvida por más que el tiempo sume
pero a decir verdad, de eso nunca presume.

Ramon Bonachi