lunes, 21 de mayo de 2018

Extinguido el rinoceronte blanco.

Este hermoso animal llamado Sudán, último en su especie, murió y se considera extinto... también otras especies entre las que se incluyen el rinoceronte de Sumatra, el rinoceronte negro, el leopardo del Amur, el elefante africano de bosque y el orangután de Borneo...y los humanos somos los únicos culpable de esa masacre...

El rinoceronte fué perseguido y asesinado por esa codicia que sólo los animales humanos son capaces de hacer gala cuando hay dinero por medio y bajo la influencia de aquellos que mantienen los bulos de que sus cuernos son afrodisíacos, como podemos ser tan imbéciles como para perseguir a una especie por una supuesta cualidad inexistente y tremendamente peligrosa...

El leopardo del Amur se extinguió por la caza indiscriminada para alimentar la industria peletera y aumentar el ego de las señoras...El elefante africano de bosque lo extinguimos por la caza masiva para el comercio del marfil de sus hermosos colmillos y el orangután de Borneo, era cazado solo para cortarle las manos para utilizarlo como ceniceros en esos despachos de la elite, lo malo es que le cortaban las manos y el resto lo descartaban, ¿habrá algo más malvado que eso?.

No hay en la tierra ningún ser más malvado que el hombre, los animales, sobre todo depredadores, matan para comer y eso lo sabemos, pero el ser humano es el único que mata por placer en sus cacería y la mayoría de las veces solo por deporte o dinero. 

Estamo en plena sexta extinción masiva desde hace millones de años cuando se extinguieron los dinosaurios, pero esas extinciones fueron por causas naturales por diferentes catástrofes naturales y esos animales extintos vivieron muchos millones de años, los antecesores del hombre apenas tienen 15.000 años, pero ha sido como una epidemia que poco a poco exterminó a miles de especies, no me cabe duda de que somos la especie más peligrosa y sobre todo creo que vamos a estar muy poco tiempo sobre la tierra y nos lo merecemos...

Poemas Carlos Pellicer Cámara

Recinto  XVIII
   
¿Dónde pondré el oído que no escuche mi propia voz llamarte?
¿Y dónde no escuchar este silencio
que te aleja espaciosamente triste?

Yo camino las horas presenciadas
por los dos, en nosotros.
Sé del fruto maduro de las voces
en campos de setiembre.

Sé de la noche esbelta y tan desnuda
que nuestros cuerpos eran uno solo.
Sé del silencio ante la gente oscura,
de callar este amor que es de otro modo.

Mientras llueve la ausencia yo liberto
la esclavitud de carne y sola el alma
cuelga en los aires su águila amorosa
que las nubes pacíficas igualan.
Recinto XX

Amor, toma mi vida, pues soy tuyo
desde ayer más que ayer y más que siempre.
La voz tendida hacia tus voces mueve
los instantes de flor a hacerse fruto.

Ya el aire nuevo su cantar se puso,
ya caminos por ágil intemperie
con la desnuda invitación nos tiende
las manos del encuentro que ambas juro.

Amor, toma mi vida y dame el ansia
tuya, de ti y eterna; ven y cambia
mi voz que pasa, en corazón sin tiempo.

Manos de ayer, de hoy y de mañana
libren a la cadena de los sueños
de herrumbre realidad que, mucha, mata.

























Carlos Pellicer Cámara (San Juan Bautista (hoy Villahermosa), Tabasco, México; 16 de enero de 1897 - Ciudad de México; 16 de febrero de 1977) fue un escritor, poeta, museógrafo y político mexicano...Para saber más pulse aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...