Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.

Poema novelado de Alvaro J. Marquez

Este poema esta escrito por Alvaro y entregado por capítulos en Poemas del alma. Gracias amigo

Poema 1.- ¿CREES QUE NO LO SÉ?

"El amor sale triunfante, según tu inteligencia, como ves. 
Sobrevive a una decisión brillante y sucumbe ante la estupidez".
¿Crees que no lo sé? Estás sufriendo...
y te da miedo ver aquellas fotografías
en las que salíamos ambos sonriendo,
cuando nuestras horas eran hermosas,
cuando eran muy tuyas todas mis cosas
y tus cosas eran absolutamente mías.

Sé que te cuesta seguramente dormirte
y que te haces preguntas acerca de mí.
Quieres saber si he vuelto a escribirte,
si yo en estas noches te he recordado
y si todavía me siento así, enamorado,
como sabes que siempre lo estuve de ti.

¿Crees que no lo sé? Buscas sustituto,
alguien que llene tus espacios vacíos.
No eres buena actriz, en lo absoluto...
Es algo que sabemos muy bien nosotros,
que ya no puedes compartir con otros
sentimientos que para siempre serán míos.

¿Te hace muy feliz que llueva, cierto?
Sé que te molestas cuando va a escampar,
es que para mí eres como un libro abierto,
quieres decirles a todos que sí ha llovido
y al ver tu cara mojada no sepan que ha sido
que simplemente no has dejado de llorar.

¿Crees que no lo sé? ¡Todavía me amas!
Y no quieres que por nada yo me entere
que ardes indefensa y presa en las llamas
de una pasión que en tu piel aún perdura,
que aquel recuerdo de nuestra aventura
en tu mente y en tu alma nunca muere.

Quieres convencerme que eso que sentías
un día sin más explicaciones murió, se fue,
sabes bien que no creo en esas tonterías,
que a la verdad de ambos por nada le huyo,
no hace falta que niegues cosas que intuyo
y menos que me reveles cosas que ya yo sé.
*♥**o*****o**♥*

Poema 2.- MENDIGO
"En medio de lluvias y sumidos en alcohol, el cielo perdió y yo también perdí.
 El cielo porque amaneció sin sol y yo que amanecí sin ti".

No lo sabes, pero hoy te tenía justo al frente
y me di cuenta de que no me reconociste...
Claro, yo ahora debo verme muy diferente,
por eso no reaccionaste, ni el saludo me diste.

Cuando pasabas te tendí tembloroso mi mano
y rápidamente miraste en tu pecho la alhaja...
Yo me sentí como aquél que pide pan en vano
y todos cuidan que no se robe ni la migaja.

La barba crecida me hizo lucir muy distinto,
sin duda eso debe ser lo que más te asustó;
igual me extrañó que ni siquiera por instinto
algo en ti te dijera que ese extraño era yo.

Pasaste por donde estaba y seguiste de largo
y unos metros más allá volteaste a verme,
pensé pues que me saludarías y sin embargo,
tan sólo tus malos ojos pudiste ofrecerme.

Me pregunté “¿tan rápido me olvidó ella?,
Creo que ya ni en sus sueños me nombra”.
Ya lo ves, tú sigues siendo igual de bella
y en cambio yo, ya no soy ni mi sombra.

En la mano que te extendí llevaba un anillo,
ése igual al tuyo que sabes que siempre usé,
bello y con un significativo y especial brillo
y no me extraña si acaso creíste que lo robé.

Leías muy atenta poemas de José Ángel Buesa,
sabes que te conozco más de lo que crees.
Quisiera saber si leer los míos aún te interesa
o si es que ya no sientes nada cuando los lees.

Después de un rato pasaste frente a mí otra vez,
pero ahora para mi pesar ibas muy acompañada,
te veías algo aburrida o quizá eso sea al revés
y resulte pues, que estabas de él muy enamorada.

A mí que te amaré con el alma mientras pueda,
que siempre he amado tanto tu ser, tu esencia,
me pusiste en mi mano de pronto una moneda,
digo que habrá sido para calmar tu conciencia.

Te acercaste y generosa me ofreciste de comer,
ahí comprobé que no me reconociste, lo sabía,
porque de no ser así entonces has debido saber
que era hambre de ti lo que realmente tenía.

Me fui, sentí que mi esperanza allí terminaba
y que cada uno cumplía ya un distinto papel.
Jamás sabré si al menos algo te perturbaba
el modo de mirarte del hombre del anillo aquel.
*♥**o*****o**♥*

Poema 3.-FELICIDADES NOVIA
"Siempre el amor fue esperanza cierta, pero a veces el camino se le cerró
 y algunos dejaron su puerta abierta, pero nunca tú… pero nunca yo…".

Estaba allí, muy hermosa frente al altar,
era justo la hora de las eternas promesas,
donde sólo de emoción es permitido llorar,
viviendo el que suponía el mejor de sus días,
mostrando sólo el color de sus alegrías
y ocultando el cielo gris de sus tristezas.

Yo estaba en la entrada observando callado
porque observar era todo lo que podía hacer,
en su ceremonia no estaba como invitado,
podría decir que ni siquiera como amigo,
me sentía sólo como un silencioso testigo
de algunas cosas que estaban por suceder.

En algún momento sé que notó mi presencia,
muy nerviosa como todas las novias se le veía,
tenía que dejar ante los asistentes la evidencia
de que era muy feliz... feliz a más no poder
y que supieran todos que a ella como mujer,
le había llegado al fin el que era su gran día.

De sus ojos salían lágrimas, lógico me pareció,
que lloren las novias siempre ha estado de moda,
pero sé que el sacerdote que oficiaba no preguntó
si era sólo por la emoción que ella lloraba tanto,
tal vez ella una excusa dio para justificar el llanto
y no permitir que aquéllo le arruinara su boda.

Terminó la ceremonia, vino el beso, todos aplaudían
y ella y su muy feliz esposo se confundían en abrazos,
“que sean muy felices” y cosas parecidas les decían,
es cierto... era ése el día más importante de su vida,
él convencido de su amor y ella quizá convencida
de dar vestida de blanco, el más triste de sus pasos.

Sé bien que lo hizo como una desesperada solución,
tratando de olvidarme se buscó pues, un sustituto,
para su fortuna ningún invitado escuchó su corazón
porque sin duda habría sido toda una contrariedad,
a él a leguas se le podía notar mucho su felicidad
y ella en cambio, con nada podía disimular su luto.

Afuera de la iglesia, a muy poca distancia la vi salir,
entre aplausos y sonrisas y miradas muy emotivas,
hay momentos que algunos no quisiéramos vivir
porque es como caernos sin remedio a un abismo,
me di vuelta y ya resignado me dije a mí mismo
“ése es el destino Álvaro, aunque lo esquivas”.

Subieron en su auto los “dichosos” recién casados
y yo aún con tanta gente creí escuchar tu voz...
Volteé de nuevo y te vi mirar muy ansiosa a los lados
y llegué a creer que quizá entonces te preguntabas
si estuve allí tan sólo para ver cómo te casabas
o fue que acudí a la iglesia para decirte adiós.
*♥**o*****o**♥*

Poema 4.- ¿Y AHORA?...
"Siendo ajena deseándote viví y por ser pecado contuve mi pasión.
 Ahora pienso en Dios y pienso en ti. ¿A quién le pido perdón?".

¿Y ahora?, ¿qué sorpresas nos tiene el destino?
¿Podrás decirme un día cómo seguirás tu camino?
Es que ambos siempre lo anduvimos muy juntos.
El amor con todo y su belleza, su gran sabiduría,
al final me parece que en verdad mucho no sabía
acerca de ciertos y muy determinados asuntos.

Me pregunto cómo habrá sido tu primera noche
¿no sentiste en ti misma algo así como un reproche
por compartir tu cama con alguien que no es?
¿Ni por un momento me habrás estado extrañando?
¿No sentiste cuando él deseoso te estaba besando,
que en tu vida en ese instante todo estaba al revés?

Él no tendrá nunca mi manera de subirte la falda
ni besará como lo hice yo los lunares de tu espalda
ni identificará a ojos cerrados el olor de tu piel...
Aún debes recordar nuestro primer beso muy bien
y aunque ahora ustedes se besen mucho también,
sé que ninguno de esos besos será como aquél.

¿Estarás preparada para hacer el amor y fingir?
Es muy probable que a veces le tengas que decir
que lo idolatras y él seguro te dirá que te ama...
Imagino que de algún modo eso te preocupa,
porque tendrás que confesarle un día que ocupa
un espacio que no le corresponde en tu cama.

Quisiste dar este paso, muy bien... ¿y ahora?
¿Qué le responderás cuando él note que llora
tu corazón y en sus latidos no dice su nombre?
Creo que los días que pasarán serán escasos,
para que se dé cuenta que estando en sus brazos,
estarás ansiosa añorando los brazos de otro hombre.

¿Recuerdas aquel anillo que me viste con miedo?
Apostaría mi vida a que llevas el tuyo en tu dedo
y sé bien que para nada ¡para nada! te lo quitas.
El amor en ocasiones tiene estas cosas tan locas,
pues las razones para usar el de tu boda son pocas
y en cambio para usar el nuestro, son infinitas.

Me sentaré a esperar a que pases y cuando te vea,
tal vez te detengas a pedirme que por favor te crea
y hasta sonreirás para hacerme creer que eres feliz
y si todo lo que he pensado no sucede muy pronto,
sabré entonces que contigo me gradué de tonto
y tú sin ninguna duda, te graduaste de actriz.
*♥**o*****o**♥*

Poema 5.- SECRETOS A GRITOS
"Nuestra historia después de terminarla, me ha provocado escribirla.
Triste tal vez por recordarla,, nunca arrepentido de vivirla".

Señora, deseo ahora hablar urgente con usted,
aunque sé que no somos mucho de hablarnos,
tal vez sienta que será como hablarle a la pared,
pero fíjese usted que justamente en este día, hoy,
tan necesitado de hablarle me siento que estoy
asumiendo el riesgo de volver a disgustarnos.

Hoy estaba haciendo un ejercicio de memoria
sobre algo que vivimos usted y yo algún día
y me vino de pronto a mis recuerdos la historia
cuando en un lugar donde suelen verse amigos,
la gente inadvertida y yo fuimos reales testigos
de algunas cosas que usted, acompañada hacía.

Su acompañante no era, lo sabemos, su marido,
para ser sincero usted se veía a su lado mayor,
pero esa diferencia de edad no había impedido
que se abrazaran y besaran de esa forma tan loca,
parecía que se intercambiaban de boca a boca
cualquier prejuicio de esos que tiene el amor.

Recuerdo que me contó, -ser sincera fue su virtud-
que en todos los amores que por su vida pasaron,
había un factor muy común que era la juventud;
su relación con este mozo tiene sus emociones
y tal vez hasta le canta pero ojo... esas canciones
son las mismas que a su hija tanto le gustaron.

Yo en verdad creí mi hermosa y elegante señora
que ese desliz suyo con él había llegado a su fin,
pero vea que estuve sacando conclusiones y ahora
hay algo aquí que me molesta mucho, soy sincero...
y es que al parecer su acompañante es jardinero
y tiene flores juntas que no deben estar en su jardin.

Es el mismo individuo que vi con su hija caminar,
que yo no dudo que muchísimas cosas le prometa.
El mismo que dijo que sí con ella frente a un altar.
Prefería ser discreto pero la verdad lo debo decir,
hay determinadas cosas que no se pueden concebir
en la vida de una señora como usted, que se respeta.

No me opongo a que haga lo que quiera con su vida,
es usted muy dueña de tejer como quiera sus redes,
pero hay algo muy importante que omite o que olvida,
que su hija, esa mujer que es honesta y que es bella,
no puede escribir una supuesta historia de amor de ella
si aún no se ha terminado la que escriben ustedes.

El pecado está allí y sabemos que es muy grave,
un secreto a gritos que entre usted y yo quedó...
pero aunque nadie opina porque nadie lo sabe
y aunque ahora mi propia opinión nada resuelva,
yo le pido a usted que recapacite y nos devuelva
esa hermosa oportunidad de amor que nos robó.
*♥**o*****o**♥*

Poema 6.- RUMORES
"A mi canario que te amo le dije yo y él feliz me pidió alpiste. 
Ayer supe que el tuyo de tristeza murió, ¿qué fue lo que le dijiste?".

Sin buscarlos me llegan rumores de ti,
sin duda ya lo nuestro es todo un caso,
dicen que guardas las fotos que te di
y ronda la idea de un posible embarazo.

No sé cuántos meses llevas de casada,
es que ahora hay tanto de ti que no sé,
pero sabes, hay cierta duda asomada
acerca de quién es el padre de ese bebé.

Claro que eso no es nada confirmado,
no creas que averiguo, que me interesa,
sucede que es casi siempre hacia tu lado
por donde tiende a inclinarse mi tristeza.

¿Sabes? El canario que compramos un día,
creo que te extraña, ya no come ni canta,
él era el símbolo real de nuestra alegría
y ahora la nostalgia por ti ya no la aguanta.

Es ése otro rumor, es que hay tantos rumores,
alguien que me jura que hace poco te visitó,
que le hablaste muchísimo de tus amores
y que entre esos recuerdos no estuve yo.

Te dio miedo decirlo, eso es lo que se percibe,
pues hasta del canario que te llevaste me contó,
cómo es la vida, al menos el mío todavía vive
y podría jurar que intuyo por qué el tuyo murió.

Las plantas las buenas vibraciones pueden sentir,
lo positivo que les llega ellas lo pueden captar.
Mi canario vive aún porque a veces me ve sonreír,
el tuyo se murió pues tal vez sólo te ha visto llorar.

Yo aquí pensando como tonto en nuestros pajaritos
y tú así, tal cual como un pájaro pensando en volar,
tratando de poner entre nosotros kilómetros infinitos
o tal vez la llegada de un hijo que me quieres ocultar.

Si pones mar entre nosotros mi actitud sólo será una,
me iré a la playa a preguntarle por ti a la noche silente
y tal vez quiera contarme de ti todo lo que sabe la luna
o logre de tanto insistir, que el mar indeciso me cuente.
*♥**o*****o**♥*

Poema 7.- ENTRE LA FALSEDAD Y EL PECADO
"No hay poeta que te evoque mejor, que el que habla de tu luz y de tu sombra.
Se refiere a ti si habla de amor y si habla de pecar también te nombra".

No sé bien qué tal tendrás tu puntería
pero es muy fácil saber cuál es tu blanco,
de tu inteligencia en verdad no dudaría
pero debo decirte y en esto soy sincero,
que es obvio que te importa más el dinero
que ella y su madre tienen en el banco.

Imagino que a ella le dirás cosas tiernas,
cosas que quiere oír de ella, de su belleza;
a su madre le pedirás que abra las piernas,
pues para esta señora tan carente de honor,
a veces los piropos o las palabras de amor
son cosas de un ayer que ya no le interesa.

Eres admirable, te da tiempo para las dos
y hoy haces de la conquista tu mejor arte;
perdona el sacrilegio, te me pareces a Dios,
haciendo milagros para poder estar con ellas,
a una quizá se lo hagas bajo las estrellas
y a la otra... se lo harás en cualquier parte.

¿Cómo haces cuando una a la otra visita?
¿Dónde ocultas la cara para que no te vean?
A la señora imagino que la llamas suegrita
y a ella en la intimidad ¿cómo la llamarás?
Y sobre todo ¿qué nueva mentira les dirás
logrando que increíblemente, ambas te crean?

Esos escotes atrevidos que suele usar tu suegra
son muy fuertes, ni siquiera su hija así los usa.
A tu esposa le gusta mucho la ropa íntima negra,
a mí muchísimo me atraía ¿a ti logrará atraerte?
¿O te excita más disfrutar del pecado y la suerte
de la cual por cierto, sabes que esa señora abusa?

Por ahí de un embarazo también me contaron
y me hicieron pensar al aclararme unos puntos.
Es que al parecer desde que ustedes se casaron
tienen muy escondida una tremenda realidad.
Ella se niega a compartir contigo su intimidad
y aunque lo calles, no están durmiendo juntos.

Así que de ese hijo ¿que podrías hoy decirme?
Tendrías que alegar algo que no deje una duda.
Si te preguntara ahora tendrías que mentirme,
pero claro, has sido un mentiroso toda tu vida.
Te voy a sugerir que aproveches de verla vestida,
pues algo me dice que nunca la verás desnuda.
*♥**o*****o**♥*

Poema 8.- LOS CAMINOS DE LA INFAMIA
"La vida nos suele castigar y hacernos llorar si no hemos llorado.
 A unos por no saber amar, a otros por amar demasiado".

Es viernes, un día para muchos de diversión,
el aburrimiento a veces saliendo se remedia,
la noche puede terminar en gran celebración
o por vueltas de la vida, en alguna tragedia.

Elvira, la señora que no sabe qué es el honor
y que a aceptar su madurez no está dispuesta,
está eligiendo de su amplio vestuario lo mejor
porque esta noche con su amante tiene fiesta.

Llegará tarde y cansado su confiado marido,
confiado pues la infidelidad de ella no detecta,
el aniversario de ellos se le perdió en el olvido
y eso para los planes de ella, es excusa perfecta.

Le dirá a gritos que a casa de su madre se irá
y como en otras ocasiones ya le ha sucedido,
él esposo simplemente la palabra le tomará
mirará un rato la TV y se quedará dormido.

Con Laura su hija, el embarazo ya avanza...
son pocos meses, pero ya mucho se le nota.
Ella en su casa ese mismo viernes descansa,
pero su tranquilidad muy pronto será rota.

Miguel el gigoló, hombre de ideal muy machista,
acostumbrado a que lo aguanten, lo mantengan,
furioso personaje que no acepta puntos de vista
que no sean tan sólo aquellos que le convengan.

Piensa también Miguel en sus planes para salir,
Laura no desea quedarse sola, pero no importa,
cree él que para lo mucho que se va a divertir,
la noche de pronto puede resultarle muy corta.

Ella insiste, en casa de su madre quiere quedarse,
los maltratos empiezan a aparecer en su destino,
ante un hombre que para nada puede resignarse
a no ser el padre del bebé que viene en camino.

Miguel grita, la empuja, grita de nuevo, amenaza,
en ese hogar muy borracho muchas veces aparece.
Enfurecido dice que es él quien manda en la casa
y que todo lo que hay en ella sólo a él le pertenece.

La noche ha llegado, Elvira se maquilla, se viste,
su esposo se durmió con una película de guerra,
Laura en su habitación medita, se siente muy triste,
Miguel sale, da un portazo y bajo llave la encierra.

Unos amigos de Miguel los están esperando
y hacen unas mezclas de alcohol peligrosas,
para Elvira y Miguel la noche está empezando,
pero se presiente que van a suceder cosas...
*♥**o*****o**♥*

Poema 9.- EL OCASO DE ELVIRA
"La experiencia es la única luz que sólo alumbra cuando quema".

Un gran penthouse, un lujoso apartamento,
hay música a muy alto volumen sonando,
en una noche bien fresca, de mucho viento,
hombres y mujeres jóvenes hablan afuera,
Elvira hace su llegada y de cierta manera,
siente que ahí todos la estaban esperando.

Lo primero que hace Miguel es presentarla,
les pide a todos que volteen y dice “ella es”,
hombres y mujeres, todos voltean a mirarla,
Elvira es una mujer recia, despampanante
y esa noche se sentía sexy y muy elegante
y se creía la vedette de la cabeza a los pies.

Ya tenía su trago en mano, sin saber qué bebía,
allí todos eran jóvenes, había juventud total,
Elvira notó que a pesar de lo bien que se veía,
comparándose con la ropa que usaban los demás,
se veía mayor, no era eso lo que quería, es más...
empezaba a molestarle eso de sentirse tan formal.

A medida que iba bebiendo más alegre se sentía,
ahora habían unas luces de colores alucinantes,
maquillajes extraños, peinados que no conocía,
un collar de perlas hermoso adornaba su cuello
y en uno de sus dedos reluciendo muy bello
un costosísimo y vistoso anillo de brillantes.

Avanzaba la noche y los tragos que se tomaba,
se sentía rara y tenía unas dudas no resueltas,
Miguel por su lado aparte muy poco la miraba,
a pesar de que era para él esa noche su belleza,
Elvira tambaleando ya sentía que en su cabeza
todo se movía incesante dándole mil vueltas.

Oscuridad a medias, luz a medias, confusión,
siente que la empujan, escucha unas carcajadas,
ya no tiene control alguno de aquella situación,
siente manos que rozan, que arañan su piel,
no tiene la menor idea del paradero de Miguel
y pierde ya la conciencia de las horas pasadas.

Amanece y en el apartamento el caos impera,
un aire muy enrarecido es lo que allí se respira,
botellas rotas, rastros de peleas adentro y afuera,
Miguel borracho yace inconciente en un sofá,
no hay collar de perlas y el anillo ya no está...
y en el suelo inconciente... Elvira.
*♥**o*****o**♥*

Poema 10.-  TU SERAS PARA SIEMPRE
"Puedo hablar de vida y de muerte, porque ambas cosas ya las conocí.
Morir es vivir sin verte y la vida es vivir por ti".
(Laura en sus horas de encierro)

Tú serás para siempre un hijo del amor,
el hijo tan bendito producto de un error
de esta mujer que te ama y no es perfecta;
eres luz que ahora logro que se concentre,
cuando algún movimiento en mi vientre
derivado de tu gran vitalidad se detecta.

Tú serás para siempre un hijo de mi verdad,
ésa que hallé en mis momentos de soledad
y parecía hasta que de mí quería esconderse,
eres un feliz suceso que mi vida transformas,
el hijo de un amor que adoptó tantas formas
que tal vez por eso ya no podía reconocerse.

Serás siempre antes y después de mi historia,
el punto desde el cual sé bien que mi memoria
para recordar va a elegir como su único inicio;
sabrás que te esperé y que te amé y que sufrí
pues al fin y al cabo este amor que te ofrecí,
nunca estuvo exento de cualquier sacrificio.

Tú serás siempre hijo de la virtud, de la pureza,
porque aunque en mi vida hubo mucha tristeza,
fue puro y virtuoso todo aquello que por ti sentí;
pues has sido, hoy eres y toda la vida vas a ser,
lo más limpio y sin dudas lo que vino a encender
la luz de la gran experiencia que ahora arde en mí.

Sé que tú serás para siempre la más dulce huella,
el capítulo en el cual mi vida se volvió muy bella,
dejando bien atrás tantas páginas amargas, tristes,
porque es tanta la alegría y es tanta la emoción,
que parece que todo cambiara por pisar un botón
por la sensación maravillosa de saber que existes.

Tú serás para siempre mi más hermosa experiencia
porque desde que te concebí ha estado tu presencia
dándole un sentido a mis noches y color a mis días,
esperanza que llena mi mundo de cosas tan buenas
que alguna vez creí que eran para mi vida ajenas...
y ahora comprendo que siempre fueron muy mías.

Tú serás y ahora que te siento tanto lo decreto,
un sentimiento lleno de valor, de mucho respeto
para el papel de madre que la vida me asigna
y como te dije antes, hijo de mi más grande amor
y podrás acusarme quizá de cometer algún error,
pero nunca nadie de mí te dirá que fui indigna.
*♥**o*****o**♥*

Poema 11.- EL DÍA DE LA VERDAD
"La pasión que se va borra sonrisas y lágrimas tristes ruedan 
y en el fuego en que debían quedar cenizas,  ya ni las cenizas quedan".

Amanece y ahora en la mente de Elvira
se cae a pedazos el velo de la mentira
que como persona, como mujer, ha sido.
En su mente sólo hay un gran reproche
por lo terrible que resultó ser una noche
que de ningún modo quedará en el olvido.

Discutió brevemente con su amante, Miguel,
pero ya le pareció tan decepcionante su papel
que decidió darse vuelta y a su casa volver.
No le importaban nada las cosas que perdió,
pero haber perdido su dignidad tanto lo lamentó
que supo que era lo único que no debió perder.

Ya en el camino a su casa Elvira reflexionaba,
la vida ahora inmisericorde se le presentaba
y poco o nada a su favor ella tenía que decir.
A su fiel esposo que al llegar le iba a tocar ver,
tenía Elvira ahora muchas disculpas que ofrecer,
demasiados perdones en su vida que pedir.

Muchas faltas, muchas culpas por confesar
a su esposo, a su madre o al pie de un altar
y admitir con lágrimas que ella es culpable.
Y a su hija... ¡su hija! ¿Cómo enfrentar eso?
Representaba para Elvira un terrible proceso
tener que confesar ese día lo inconfesable.

Miguel ya está de regreso en el apartamento,
Laura lo mira con inevitable resentimiento
pero no hace preguntas, permanece callada.
Miguel aún bajo efectos de lo que consumió,
le pregunta si acaso ella esa noche lo extrañó
pero que sea como sea la mantendrá encerrada.

Le quita el celular con violencia de las manos
y grita que sus pedidos de auxilio son vanos
porque en ese apartamento él es quien gobierna.
Muy amenazador la mira y se quita la correa
y pide a ella que lo tome en serio, que le crea
y golpea con la correa a Laura en la pierna.

Ella esquiva otros correazos y logra de ahí salir,
emprende carrera desesperada, él la va a seguir,
en un séptimo piso se desarrollan los hechos.
Mientras Elvira se siente la peor de las mujeres,
su esposo, su madre, le hablan de sus deberes
y ella ni se atreve a hablarles de sus derechos.

La está atormentando un único pensamiento,
cree que no hay espacio para el arrepentimiento
y que nadie, ni siquiera ella misma ya se respeta.
Se da vuelta de repente y con mucha decisión
entra muy apresurada y nerviosa en su habitación
y saca un arma que tenía oculta en una gaveta.

Por otro lado, baja Laura corriendo las escaleras,
algunos vecinos se asoman pero de todas maneras
ninguno atina a entender lo que allí está pasando.
Se oyen gritos, es Laura que corre desesperada
y ya no puede continuar, se siente muy cansada
y Miguel, correa en mano, la está alcanzando...
*♥**o*****o**♥*

Poema 12.- LA CAÍDA DE MIGUEL
"Si lo que digo del amor no se cree, por parecer un imposible hasta para el amor,
 o es un error del que lee, o es un sueño del escritor".

En un edificio, en el piso cinco del mismo,
una mujer embarazada ya no puede correr,
siente que su vida está por caer a un abismo
cuando las manos del hombre que la sigue
le grita que si acaso quiere que él la castigue,
que se prepare pues él ahora lo piensa hacer.

El ascensor se abre y alguien de allí avanza,
halla la puerta de la casa de Laura abierta,
quien grita en pisos de abajo aún no se cansa
y trae a Laura a la fuerza, tomada de los brazos,
se oye cómo poco a poco se acercan los pasos,
ningún vecino sabe qué sucede a ciencia cierta.

Llegan a la casa y Miguel con violencia la empuja,
teniéndola en el piso aún le grita, mucho la ofende,
le dice que es una loca, una indecente, una bruja
y amenaza con volver a golpearla muy enfurecido,
ya nada de lo que sale de su boca tiene un sentido
y sólo desahogar su frustración es lo que pretende.

Justo al momento de levantar su brazo derecho,
una figura surge a poca distancia frente a Miguel,
un disparo certero le hacen directo a su pecho
y otro disparo más seguido en la misma dirección,
pocos segundos después Laura veía con impresión
cómo caía a sus pies el cuerpo del hombre aquel.

Su madre, Elvira sostenía el arma muy temblorosa,
madre e hija intercambiaron miradas y se abrazaron,
en una situación tan difícil como ésa, tan peligrosa,
después de escuchar aquellas palabras tan rudas,
no era ése ahora el momento para aclarar las dudas
y todas las preguntas para otro momento se dejaron.

Elvira tiene cosas en su vida que ya no puede eludir,
confesiones de su historia que ya no puede aplazar,
palabras que ha dicho que nunca ha debido decir,
un camino que tomó y que fue muy equivocado,
el alma perturbada del más inconfesable pecado
y un sueño prohibido que jamás ha debido soñar.
*♥**o*****o**♥*

Poema 13.- ALUMBRAMIENTO
"Te quedas callada si te toco y noto en la mirada que me das,
que las palabras dicen poco, cuando tu silencio dice más".

Aquellos duros días de pesadilla ya pasaron,
a Elvira a algunos años presa la condenaron
aunque por los atenuantes bajaron su pena.
Sin embargo, para ella, ahora arrepentida,
tener recuerdos de tantos errores en su vida
será sin que le quepa duda, la peor condena.

Pasaron los meses y los dolores han llegado, 
Laura es llevada por su padre algo apurado
como suele a veces suceder en estos casos.
Los dolores para ella son ahora muy intensos,
pero en la misma medida sus deseos inmensos
por tener a la niña que nacerá en sus brazos.

Por el camino Laura por Elvira preguntaba,
es su madre y en esos momentos la necesitaba
y su padre le dijo que le darían algún permiso,
en vista obviamente de todas las circunstancias,
aparte de que Elvira había expresado las ansias
de reivindicarse con su hija por lo que le hizo.

Ya es el momento, le piden que aguante el dolor,
ella sabe bien que debe llenarse de mucho valor,
que está viviendo un momento crucial en su vida.
Quien por meses le ha estado dando pataditas,
quien le ha brindado tantas sensaciones infinitas
está ahora en cierto modo, preparando su salida.

El llanto de la linda bebita anuncia su llegada,
Laura siente mucho alivio y está muy sudada
pero ha valido la pena vivir esa experiencia...
Escucha en aquel momento las felicitaciones
y siente que son muchas más las bendiciones
por la recién llegada y maravillosa presencia.

Cuando ya pudo Laura recibir su primera visita,
conforme le dijo su padre, Elvira llegó a la cita
con expresión de que le traía algunas sorpresas.
Con lágrimas se tomaron de las manos las dos,
por unos momentos no se escuchó ninguna voz
pero dejaron muy atrás las páginas de tristezas.

Todo era emoción en esos mágicos instantes,
ya no había en Elvira nada de lo que era antes
y hasta el médico se emocionó como un chiquillo.
“Vine a lograr - dijo Elvira - darle fin a tus miedos”
y le mostró muy sonriente en uno de sus dedos 
un pequeño objeto con un muy especial brillo...
*♥**o*****o**♥*

Poema 14.- PARA SIEMPRE (Final)
Sabía que ibas a reconocer ese anillo por lo que él representa, porque en su brillo hay una historia, la tuya... la mía... nuestra historia amor. Lo que vivimos, lo que sufrimos, la que ahora nos tiene aquí juntos de nuevo y esta vez... para siempre.

Nada de lo que se logra en la vida es fácil y lo nuestro no iba a ser la excepción, te confieso que estaba ya resignado a aceptar lo que sucedía como designios inapelables del destino, pronto se presentó la esperanza pero me llegó como una luz en la persona de tu madre. La misma persona que tanto luchó por separarnos, que te vendió una imagen tan mala de mí, que no se cansaba de hablar de clases sociales, de dinero, de poder, de riqueza... ésa fue la misma mujer que me buscó, pero con otra expresión, otra esencia, ahora había hasta un brillo en su mirada, antes era una mujer oscura y ahora traía una luz en su alma...

¿Sabes? Nos compró otros canarios y me hizo prometerle que a éstos no los dejaríamos morir. Bueno, el mío vive aún pero ha estado muy apagadito. Cuando sepa que estás de nuevo en casa y conmigo y ahora con nuestra bebé, llámame exagerado, pero creo que ese canario será inmortal... como lo es todo lo que nos concierne, sobre todo nuestro amor. No te doy la bienvenida a mi vida simplemente porque tú jamás has salido de ella...

Yo no te reprocho nada porque no te busqué para hacerte reproches ni para perdonarte, porque para que haya perdón tendría que haber culpa y aquí ni tú ni yo somos culpables, simplemente el destino jugó sus cartas y en todo juego hay ganadores y perdedores. A nosotros parecía que nos tocaba perder pero mira, estamos juntos otra vez y ahora con nuestra hija. No quiero que mires a tu madre como alguien que salió perdiendo en todo esto, porque creo que el cambio que ha sufrido, la proyecta como ganadora en un futuro próximo. Es otra persona...

Hay algo que quedó pendiente entre nosotros. Cuando me viste como mendigo me ofreciste un plato de comida y yo tenía unos deseos inmensos de gritarte que mi apetito sólo era de ti, por lo tanto quiero que desde hoy me permitas comerte a besos, comerte toda, disfrutar de tu piel, volver a sentir tu aliento en mi rostro, tus manos en las mías, en fin... La vida nos está dando una segunda oportunidad, vamos a vivirla, honremos al amor... tu amor... mi amor... nuestro amor, hoy... y para siempre.

Autor EROS , Alvaro J. Marquez


6 comentarios :

Alvaro Marquez dijo...

Maravilloso trabajo hermano, muchas gracias, me encantó.
Alvar Marquez

Crystal dijo...

Excelente publicación Ángel, la celebro porque de esa manera podré leerla completa de vez en cuando.

Álvaro: Maravilloso trabajo, excelente como todo lo que haces. Espero impaciente la siguiente historia.

Abrazo a los dos...

Anónimo dijo...

Ya de por si, me enamoré del medigo de amor, y el resto que compagina toda esta historia, que llevó un trabajo impresionante de Alvaro, creo amigo que lo mejor que has hecho fue hacerlo novelado, continuo, así se aprecia realmente hasta donde puede llegar un gran poeta, con sus letras.Felicitaciones por la compaginación, y a Alvaro, mil felicitaciones otra vez por estos poemas, que guardo con mucho cariño beatriz

Ángel Reyes dijo...

Hola Alvaro, mi hermano como dices, es para mi un honor tener este maravilloso trabajo tuyo. Gracias a ti por permitirme publicarlo en este blog que es también de mis amigos. Un fuerte abrazo.

Ángel Reyes dijo...

Gracias Crystal y en un principio precisamente por eso quería tener todos los poemas juntos, pero pensé que otras personas les pasaría lo mismo y le pedí a Alvaro ponerlo en el blog.
Te dejo un abrazo y gracias a ti también por enriquecer este blog con tus hermosos poemas.

Ángel Reyes dijo...

Hola dulce Beatriz, me he llevado una linda sorpresa por tu comentario que es el primero tuyo en el blog y espero no sea el ultimo que quiero tenerte también por aquí cerquita dulce amiga. Te dejo un fuerte abrazo y muchas gracias.