miércoles, 13 de diciembre de 2017

Nana de Navidad de Poemas del alma. José Luis

Mi Niño, duerme que duerme
sobre el perfume de un nardo,
su Madre le canta nanas,
con las estrellas mirando.

La luna brilla de envidia,
por no poder abrazarlo,
y estrecharle entre su pecho,
de color blanco y estaño.

El Niño duerme que duerme,
su Madre sigue cantando,
con un querube que viene,
de los cielos escapado.

Mi niño sigue durmiendo,
con sus ojitos cerrados,
mientras los pastores llegan,
con sus quesos en la mano..
Las ventanas de los cielos,
sus visillos no han cerrado,
para que salga la luna,
y las estrellas bailando,
con farolillos chinescos,
con zampoñas y charangos.

Mi Niño sigue durmiendo,
su Madre le está arrullando.

El Niño sigue durmiendo,
Su Madre le está velando,
y por las dunas de Oriente,
camellos vienen trotando.

La palmera se arrodilla,
para tenerle en sus brazos.
La noche se hace de fuego,
“pa” que bailen los gitanos.
La luna se pintó su cara,
de color blanco y estaño.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...