miércoles, 11 de julio de 2018

Sepelio y Amor sádico. Sonetos

Sepelio

Mirándote en lectura sugerente,
llegué al epílogo de mis quimeras;
tus ojos de palomas mensajeras
volvían de los astros, dulcemente...

Tenía que decirte las postreras
palabras, y callé espantosamente;
tenía que llorar mis primaveras,
y sonreí, feroz e indiferente.

La luna, que también calla su pena,
me comprendió como una hermana buena,
Ni una inquietud, ni un ademán, ni un modo,

un beso helado, una palabra helada.
Un beso, una palabra, eso fue todo,
todo pasó sin que pasase nada.
Amor sádico.

Ya no te amaba, sin dejar por eso
de amar la sombra de tu amor distante.
Ya no te amaba, y sin embargo el beso
de la repulsa nos unió un instante.

Agrio placer y bárbaro embeleso
crispó mi faz, me demudó el semblante.
Ya no te amaba, y me turbé, no obstante,
como una virgen en un bosque espeso.

Y ya perdida para siempre, al verte
anochecer en el eterno luto,
mudo el amor, el corazón inerte,

huraño, atroz, inexorable, hirsuto,
Jamás viví como en aquella muerte,
nunca te amé como en aquel minuto.

























Julio Herrera y Reissig (Montevideo, 9 de enero de 1875, 18 de marzo de 19102​) fue un poeta, dramaturgo y ensayista uruguayo iniciado en el romanticismo tardío y líder de la vanguardia modernista en la literatura uruguaya...Para saber más pulse aquí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...