viernes, 3 de agosto de 2012

Lluvia bendita..Bendita lluvia...


Qué día... Aquel día nublado,
cuando en el cuarto de un hotel
me adueñé de ti haciéndote mi esclavo.  

iQué tarde! Aquella tarde,
cuando el viento levantó sus alas
arrancando hojas y meciendo ramas.

Te desnudaste, me desnudé
y afuera se dejó venir la lluvia
al mismo tiempo que mis ganas por hacerte mío.
 
Te dejaste caer sobre la cama
como las hojas en el pasto
y te besé ...te besé el sur de tu cuerpo
hasta llegar al norte de tus cabellos,
mis senos recorrieron el país entero
y mi lengua humedeció cada centímetro
de tu piel árida y desertica.  

iOh! Qué tarde, aquella tarde
afuera llovía y el agua nos empapaba
bajo un techo, cuatro paredes
y una puerta cerrada.

Anita Silva

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...