martes, 6 de septiembre de 2016

Después de...

En el punto que separa
el cuerpo del pensamiento
y la dama negra viene
a llevarnos mar adentro.

En el umbral de la gloria
o del infierno incierto,
cuando enmudece la lengua
y se nos seca el aliento.

Cuando los ojos no miran
aunque estén del todo abiertos.
Cuando nuestro corazón no responde
ni a los impulsos más lentos.

A mí, me gustaría estar
con los sentidos abiertos
y volver de esa luz
para expresar lo que siento.

C.Román
(© Derechos Reservados)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...