viernes, 9 de febrero de 2018

Creando monstruos sexuales...

Hoy me he levantado con esta monstruosa noticia: La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha confirmado la expulsión inicial, como medida cautelar, de hasta cuatro menores de 1º y 2º de ESO, con edades comprendidas entre los 12 y los 14 años, por una supuesta violación a un compañero de nueve años...

Hasta que no se produce una sentencia en firme, se habla siempre de una presunta o supuesta violación, pero si ya los forenses que examinaron a este niño certificaron las lesiones producidas por las penetraciones forzadas a las que fue sometido, de que presunta violación hablamos, si ya está confirmada por los médicos...

Yo no concibo que estos hechos se produzcan, pero son tan cotidianos, que no podemos dejar de admitir que algo muy grave le está pasando a nuestra sociedad. La juventud se nos está yendo de las manos por nuestra falta de previsión en los mecanismos que tenemos que implementar de una manera inmediata, para evitar que nuestros niños se conviertan en unos monstruos depredadores.

La cantidad de hechos que se están produciendo en la actualidad es alarmante, la semana pasada se produjo una violación dentro de un cuartel del ejército, pero no hay una sola semana en la que no tengamos noticias de casos similares que se publican en las redes sociales por grupos de antisociales que se jactan de las barbaridades que hacen. Que educación está teniendo esta nueva sociedad que demuestran tanta falta de empatía y respeto por los demás...

No es casualidad, que a unos años de la proliferación de los teléfonos inteligentes que nos permiten publicar al instante mensajes y videos de nuestras aventuras, este tipo de comportamiento está creciendo de forma exponencial. Esos niños que se criaron ya con los primeros teléfonos, han aprendido de manera negativa su otra función que traspasa todo los límites legales sintiéndose animados a cometer delitos para compartirlos en sus redes sociales...

Los legisladores y educadores tienen que poner coto a esta situación, tenemos una tecnología al alcance de menores, que no están preparados para utilizarla de una manera prudente y somos los mayores a nivel social y familiar los que tenemos que empezar a educar desde jóvenes a los futuros posibles delincuentes...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...