viernes, 2 de marzo de 2018

A un sueño...

 Varia imaginación que, en mil intentos, 
A pesar gastas de tu triste dueño 
La dulce munición del blando sueño, 
Alimentando vanos pensamientos,

Pues traes los espíritus atentos 
Sólo a representarme el grave ceño 
Del rostro dulcemente zahareño 
Gloriosa suspensión de mis tormentos,

El sueño, autor de representaciones, 
En su teatro, sobre el viento armado, 
Sombras suele vestir de bulto bello.

Síguele; mostraráte el rostro amado, 
Y engañarán un rato tus pasiones 
Dos bienes, que serán dormir y vello.
Aunque a rocas de fe ligada vea 
Con lazos de oro la hermosa nave 
Mientras en calma humilde, en paz süave 
Sereno el mar la vista lisonjea;

Y aunque el céfiro esté porque le crea. 
Tasando el viento que en las velas cabe, 
Y el fin dichoso del camino grave 
En el aspecto celestial se lea,

He visto blanqueando las arenas 
De tantos nunca sepultados huesos, 
Que el mar de Amor tuvieron por seguro,

Que dél no fío, si sus flujos gruesos 
Con el timón o con la voz no enfrenas, 
Oh dulce Arión, oh sabio Palinuro.
























Góngora no dejó de escribir perfectos sonetos sobre todo tipo de temas (amorosos, satíricos, morales, filosóficos, religiosos, de circunstancias, polémicos, laudatorios, funerarios), auténticos objetos verbales autónomos por su intrínseca calidad estética y donde el poeta cordobés explora distintas posibilidades expresivas del estilo que está forjando o llega a presagiar obras venideras, como el famoso. Descaminado, enfermo, peregrino...Para saber mas pulse aquí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...