miércoles, 2 de abril de 2008

Déjame entrar en tu corazón.


Déjame navegar en tu sonrisa,
Decir que me perdí buscando un beso
Dos canciones al sur de tu mejilla,
Donde naufragan todos los recuerdos.

Déjame escribir la luz en tus ojos,
Comprender el mundo desde ahí adentro
Si, buscándome, una lágrima robo,
Y esconder mejor aún tus secretos.

Déjame anidar en tus catedrales,
Escuchar las campanas de tu pecho
De rodillas frente a todos mis males,
Y repetir en tu nada mi credo.
Déjame volar entre tus palabras,
Saber a dónde se las lleva el viento
Cuando las condena a ser olvidadas,
Para saber también de dónde vengo.

Déjame saciar mi sed con tu aroma,
Acercar el delirio a tus inciensos
Sin dejarme conmover por tu ropa
Y lo que detrás de ella es un misterio.

Déjame contemplar tus mil paisajes,
Caminar con la mirada tu cuerpo,
Tus cumbres, tus penumbras y tus valles,
Y dormir en la orilla de tus sueños.

Déjame entrar en tu corazón.
Rubén Cañón

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...